España

El 64% de los españoles creen que el PP debe desbloquear la investidura

Pedro Sánchez y Pablo Casado conversan en La Moncloa. Pedro Sánchez y Pablo Casado conversan en La Moncloa.

Pedro Sánchez y Pablo Casado conversan en La Moncloa. / Kiko Huesca / Efe

Comentarios 12

Casi tres meses después de las elecciones generales, el ganador de aquellos comicios, Pedro Sánchez, se enfrenta desde hoy al segundo proceso de investidura de su vida política. El primero, que resultó fallido, se remonta al invierno de 2016. El segundo –si se obvia la moción de censura, que es una investidura sui generis– tiene reminiscencias de aquellos tiempos convulsos que acabaron con Sánchez apartado del liderazgo de su partido y con Mariano Rajoy, de nuevo, en La Moncloa.

Abstención Abstención

Abstención / Dpto. de Infografía

El ex presidente gallego repitió en el cargo, tras una nueva convocatoria de elecciones, gracias a la abstención de los socialistas, por entonces la segunda fuerza política del país. El traumático Comité Federal del 1 de octubre de 2016 hizo posible el cambio de postura del PSOE y eso es justo lo que casi dos tercios de los españoles quieren que haga ahora el PP. Es una de las conclusiones que se pueden obtener de la encuesta de Clima Social elaborada por Metroscopia para este periódico en los días 11 y 12 de julio a partir de 1.251 entrevistas.

El estudio demoscópico revela que el 64% de los encuestados abogan por que sean los populares quienes desbloqueen la investidura de Pedro Sánchez con su abstención. Pablo Casado lidera un grupo parlamentario con 66 diputados, casi la mitad de los 123 socialistas. El equilibrio de fuerzas es más favorable ahora para el PSOE que para el PP en el otoño de 2016. Entonces, la primera fuerza aventajaba en 57 escaños –frente a los 50 actuales– y había una mayoría alternativa, aunque muy compleja, que se materializó finalmente en la moción de censura.

Pese a todo, una abstención del PP no garantiza la investidura de un Pedro Sánchez, que no ha cerrado aún un acuerdo con Pablo Iglesias, a pesar de que las negociaciones se reactivaron el viernes tras el paso al lado del líder morado y parece que pueden llegar a buen puerto.

El voto de Unidas Podemos todavía no está decidido, mientras que Ciudadanos no se mueve del no. En ese contexto resulta llamativo que algo más de la mitad de los votantes del partido naranja (52%) también están por la labor de que sean los populares quienes faciliten el segundo mandato del actual presidente en funciones. El problema es que sólo el 29% de los encuestados que recuerdan haber votado al PP quieren que sea su partido quien desbloquee el entuerto.

Los españoles no quieren volver a las urnas

Lo que está claro es que la mayoría de los españoles no quieren ir a una repetición de elecciones. El porcentaje se repite. El 64% prefiere a Sánchez en La Moncloa que volver a acudir a las urnas el 10 de noviembre, como está previsto si no hay solución. Atendiendo al recuerdo de voto, se repite la situación.

Investidura Investidura

Investidura / Dpto. de Infografía

Es lógico que la gran mayoría de simpatizantes de PSOE y Unidas Podemos estén satisfechos con un presidente socialista, pero el 54% de los que dicen votar a Ciudadanos están de acuerdo con esta salida a la crisis institucional, frente al 45% que quiere elecciones.

En el lado contrario se sitúan los encuestados que dicen haber votado al PP, de los que sólo un tercio prefiere a Sánchez en lugar de nuevos comicios, postura que entre los cercanos a Vox se reduce al 18%. Resulta llamativo conocer estos datos cuando las últimas encuestas no son halagüeñas para la formación de extrema derecha. Vox, junto con Ciudadanos y Unidas Podemos, serían los más perjudicados por una nueva convocatoria electoral en otoño. El bipartidismo sale reforzado del bloqueo.

España va camino de encadenar un lustro de incertidumbre política inaugurado por las elecciones generales de diciembre de 2015, aunque tras las andaluzas de marzo de ese año ya se atisbaba la complicación de un tablero político cada vez más alejado del bipartidismo. Y los ciudadanos culpan de esta nueva realidad a los políticos.

Sólo el 21% considera “normal” que la “mayor diversidad política” provoque procesos de investidura más largos y complicados. En eso hay casi consenso entre los votantes de los cinco grandes partidos, al igual que cuando afirman que el bloqueo es resultado “de la falta de esfuerzo e interés de los principales líderes para hacerse concesiones mutuas y llegar a acuerdos”. El 76% de los encuestados optan por este diagnóstico, un número que oscila entre el 71%, si el participante en el sondeo votó al PP, y el 81% si cogió la papeleta de Unidas Podemos

Metroscopia Metroscopia

Metroscopia / Dpto. de Infografía

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios