Precampaña del 28-A Rivera y Casado ponen en el foco los boicots para acorralar a Sánchez

  • Cs cree que la Fiscalía debe entrar de oficio por el suceso en Rentería

  • Podemos critica que "quieren incendiar el conflicto territorial"

Rivera, con motoristas cerca del puerto de la Cruz Verde de Madrid. Rivera, con motoristas cerca del puerto de la Cruz Verde de Madrid.

Rivera, con motoristas cerca del puerto de la Cruz Verde de Madrid. / Emilio Naranjo / Efe

Los incidentes del domingo en Rentería, donde cientos de personas trataron de boicotear un acto del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, han elevado la tensión de la campaña, con dirigentes y candidatos cruzándose reproches sobre la forma de abordar no sólo estos sucesos, sino también el debate nacionalista.

Rivera cree que la Fiscalía debería actuar de oficio e investigar los altercados porque según dijo algunos de los insultos y amenazas recibidos son constitutivos de delito. Para el líder de la formación naranja, lo que se vivió en Rentería es la consecuencia de 40 años de nacionalismo en el País Vasco y de haber "dado alas" a estos partidos. Por eso, afirmó, "no se puede gobernar de la mano de quienes provocan cosas así".

Los demás dirigentes, mientras, se situaron en posiciones muy distintas condenando –o no– los hechos. Pedro Sánchez, por ejemplo, no se pronunció aún sobre lo ocurrido en la localidad guipuzcoana, aunque sí lo hicieran el PSOE, en un mensaje de condena de los incidentes, y dirigentes como la vicepresidenta, Carmen Calvo, pidiendo respeto a la diversidad ideológica frente a los boicots en el País Vasco y Cataluña, y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, quien señaló que este tipo de circunstancias "será evaluable para el futuro" y añadió que "eso no quiere decir que no se adopten medidas suplementarias para el futuro una vez valorado lo que ha acontecido".

Que Sánchez no haya dicho nada fue aprovechado por el presidente del PP, Pablo Casado, quien criticó el "silencio cómplice" del candidato socialista con los violentos en esta campaña. Y le reclamó que diga si está "al lado de los partidos que jalean la violencia" o piensa adoptar "medidas contundentes para evitarlo". En la misma –y polémica– posición se mantuvo el responsable de Organización de Podemos, Pablo Echenique, quien el domingo acusó a Cs de acudir a Rentería a "incendiar la convivencia", y fue más allá al señalar que lo que quiere incendiar Rivera es "el conflicto territorial en España".

El líder de su partido, Pablo Iglesias, no quiso aludir directamente al incidente en su acto de Palma, pero sí lanzó un reproche a "algunos" que en esta campaña quieren hablar de ETA en lugar de hacer propuestas electorales.

El PNV arremete contra "los tres tenores de la derechona, quieren convertir Euskadi en un parque temático de la violencia”

Desde el PNV, su portavoz en el Congreso, Aitor Esteban, consideró que Vox, Ciudadanos y el entorno de la izquierda abertzale "han buscado la foto" de los incidentes en Euskadi, con "enfrentamientos con la Ertzaintza y violencia". "Han querido provocar una mala imagen de Euskadi; unos los buscaban y otros también porque, a veces, se retroalimentan", afirmó.El presidente de la formación nacionalista vasca, Andoni Ortuzar, criticó la "utilización rastrera" del sufrimiento de la sociedad vasca durante décadas de terrorismo que hacen "los tres tenores" de la "derechona" al convertir Euskadi en un "parque temático de la violencia".

Maite Pagazaurtundúa, eurodiputada de UPyD fichada por Cs como independiente para las europeas, reprochó a Podemos que acuse a la formación naranja de provocar. "Claro, provocando como las mujeres de minifalda. ¿Eso piensa Echenique’", contestó la eurodiputada, que lo instó a "mirar sus sesgos en lo que significa la libertad de los demás y la dignidad de los demás".

El cabeza de lista de ERC al Congreso, Gabriel Rufián, mostró su "condena" y llamó a todos los candidatos a "intentar rebajar el tono de crispación". No obstante, lamentó que "nadie se pregunte por qué pasa" esto y remarcó que hay quien promueve un "nivel de crispación que no ayuda" a normalizar la situación.

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, afirmó que los líderes del "trifachito" hablan constantemente de él y de la coalición abertzale porque son lo que impide su proyecto de una España "unida, grande y libre". Otegi señaló que Casado, Rivera y Abascal "hablan constantemente" de EH Bildu porque representa "aquello con lo que quieren terminar para que perdure su proyecto de la España unida, grande y libre".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios