España

La corrupción acaba con Unión Mallorquina

  • La tradicional 'bisagra' balear se disuelve y cambia de nombre para "romper con el pasado"

 El presidente de Baleares, Francesc Antich, alertó ayer sobre la necesidad de "esclarecer" los casos de corrupción que afectan a Unió Mallorquina (UM) con el objetivo de no abrir más la "brecha" que hay entre los ciudadanos y las instituciones. El ruego llegaba horas después de que UM decidiera disolverse e iniciar un nuevo proyecto político que se denominará Convergència per les Illes Balears con el objetivo de "romper clara y profundamente con el pasado" y pasar la página de los casos de corrupción que le afectan.

Así lo anunció el lunes el presidente de UM, Josep Melià, que dirigirá la nueva formación, según explicó él mismo en una rueda de prensa tras casi tres horas de reunión de la dirección del partido. 

 

De este modo se pone fin a un partido que cuenta con casi 30 años de existencia, que ha presidido casi en la totalidad de ese tiempo María Antonia Munar y que ha sido protagonista de la vida política balear al ser "bisagra" y pactar durante años con el PSOE o el PP para gobernar las instituciones baleares. 

 

El juez Francisco Pérez ha dictado prisión provisional eludible con una fianza de 300.000 euros para la exconcejal de UM del Ayuntamiento de Palma Cristina Cerdó y de 100.000 euros para su número dos en la Concejalía de Medio Ambiente, Paula Cortés. Además, los fiscales anticorrupción Pedro Horrach y Miguel Ángel Subirán han pedido una fianza de responsabilidad civil de 1,6 millones de euros a UM en el marco de la operación Picnic, que investiga una trama que contrataba a informadores medioambientales a través de entidades del Ayuntamiento de Palma y que presuntamente trabajaban en realidad para UM en la captación de votos y afiliados. 

 

Con las nuevas imputaciones, son 14 las personas presuntamente implicadas en el caso de supuesta malversación de fondos municipales en beneficio de UM, que formó parte de los gobiernos de Palma, del Consell de Mallorca y del Gobierno balear desde junio de 2007 hasta hace un año, cuando PSOE y Bloc decidieron romper los pactos por la sucesión de casos de presunta corrupción que afectaban a ese partido. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios