Noelia Vera. Podemos para todas

"Quizás asustemos a las élites pero no a la mayoría social"

"Quizás asustemos a las élites pero no a la mayoría social" "Quizás asustemos a las élites pero no a la mayoría social"

"Quizás asustemos a las élites pero no a la mayoría social"

-¿Vistalegre II es una refundación de Podemos?

-No exactamente. Crecimos de forma acelerada en una etapa electoral y ahora es momento de pararse para reorganizarnos y así conseguir ganar en 2020 a Rajoy.

-¿Ha cambiado mucho el partido?

-Los objetivos son los mismos: ganar en las instituciones, que Pablo Iglesias sea presidente, revertir las políticas de austeridad del PP y el PSOE. Ahora debatimos cuál es el mejor camino para conseguirlo.

-¿Las dos grandes corrientes ya existían y ahora son evidentes?

-Al principio se veían menos y con el paso del tiempo se han profundizado. Han influido las confluencias, la posición en los pactos de gobierno y nuestra relación con el PSOE. También hay discrepancias sobre nuestro papel en las instituciones. Nosotros defendemos que hay que encontrar una vía para coordinarlo con el trabajo en la calle.

-¿Qué pasaría si ganan los documentos del equipo de Errejón?

-Pablo Iglesias no ve coherente seguir llevando el timón si no salen sus documentos y su equipo. Es un ejercicio de coherencia política porque si no sería un secretario general de cartón. Si las líneas estratégicas que ganan son las de Errejón, él será la persona legitimada para encabezar el proyecto.

-¿Ha habido demasiada virulencia en el debate previo?

-Sin duda, pero se han llevado a los medios de debates que no deberían haber sido tan abiertos. Hemos caído en una política rosa que ha desanimado a todo el mundo. Tenemos debates pasionales muchas veces, pero a veces los medios los han situado como debates violentos y no es así.

-¿Qué tiene que hacer Podemos para convertirse en alternativa?

-Convencer de que somos la herramienta política más útil para que la gente recupere una dignidad que ha sido pisoteada en demasiadas ocasiones por las élites. Hemos conseguido muchas cosas en tres años, pero nos falta ganar.

-¿Y eso cómo se hace?

-Conjugando nuestro papel desde las instituciones de forma articulada con los movimientos sociales y la lucha en la calle. El Congreso tiene el riesgo de aislar a los que pasan mucho tiempo dentro.

-¿Esa oposición más ruidosa podría generar un rechazo?

-Creo que no. Cuando Iglesias frunce el ceño y se le ve esa cara de dolor es porque siente lo que dice. Cuando defiendes los derechos de la gente desde el corazón eso se nota. Además tenemos que ser nosotros mismos. Quizás asustemos a las élites y los adversarios políticos, pero no a la mayoría social

-¿Por qué no han asumido la propuesta de federalización de Podemos Andalucía?

-Es un debate que hay que tener de forma colectiva y no unilateral. Podemos ha sido demasiado madrileño y apostamos por descentralizarlo, pero directamente hacia los círculos de los municipios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios