España

La actividad parlamentaria regresa con la incertidumbre de la investidura

  • La puesta en marcha del calendario de sesiones plenarias coincide con una semana clave en las negociaciones entre el PSOE y Unidas Podemos para evitar la convocatoria de elecciones

Pablo Casado, junto a la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, ayer en Benidorm (Alicante). Pablo Casado, junto a la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, ayer en Benidorm (Alicante).

Pablo Casado, junto a la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, ayer en Benidorm (Alicante). / ep

La actividad parlamentaria comienza esta semana en el Congreso y el Senado -con comparecencia incluida del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en la Cámara Baja- impregnada por la incertidumbre sobre una posible disolución de las Cortes en dos semanas para celebrar nuevas elecciones.

Y es que la puesta en marcha del calendario de sesiones plenarias de la XIII Legislatura coincide con una semana clave en las negociaciones entre el PSOE y Unidas Podemos para buscar un acuerdo que permita una investidura exitosa del líder socialista y evite la convocatoria electoral del 10 de noviembre.

La cuenta atrás hacia unos hipotéticos nuevos comicios concluye el día 23, cuando acaba el plazo que otorga la Constitución tras la sesión fallida de julio. De no fructificar las negociaciones, se disolverán las Cortes y se publicará el consiguiente decreto de convocatoria electoral.

Por eso se espera que las conversaciones entre dos partes que aún mantienen posiciones muy alejadas vayan a primera línea en los plenos del Parlamento, sobre todo en las sesiones de control y especialmente en la Cámara Baja, donde Sánchez tendrá oportunidad de enfrentarse al líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias.

Será el miércoles la jornada de mayor carga política debido a la comparecencia del presidente del Gobierno ante el Congreso para informar sobre los Consejos europeos celebrados en junio y también respecto a la crisis del Brexit.

Tras recabar esta información de Sánchez, la Cámara celebrará una sesión de control donde el presidente contestará a preguntas de muy similar contenido planteadas por los otros tres principales líderes políticos.

Desde el PP, Pablo Casado le pedirá una evaluación de la situación del país, mientras que Iglesias le instará a hacer "balance" del tiempo que lleva en funciones y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, le preguntará si cree que la situación política "responde a las necesidades de la sociedad española".

Habrá más preguntas a los ministros en funciones, y así el portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, llevará al pleno el "coste" de la "política de puertas abiertas de la inmigración ilegal en España".

Inés Arrimadas se estrenará en su nuevo papel como portavoz de Ciudadanos, preocupada por el "adoctrinamiento" mediante los libros de texto a los menores en Cataluña, pero no intervendrá en el control la portavoz del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, ya que la vicepresidenta Carmen Calvo no asistirá a este pleno. Su grupo formulará también una interpelación sobre la "concesión de indultos a los líderes separatistas".

En cuanto al Senado, que celebrará por vez primera un pleno de control a un Ejecutivo en funciones, no contará con Sánchez pero sí con sus ministros, encargados de responder a los senadores a partir de las 16:00 del martes.

Entre ellos se estrenará el nuevo portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto; pedirá al Ejecutivo socialista que aclare las medidas adoptadas "para mejorar la situación económica y social del país" mientras ha estado en funciones y también planteará una interpelación sobre el bloqueo a la financiación autonómica.

Habrá más preguntas de otros grupos sobre la financiación autonómica, la subida de desempleo y la crisis catalana; y en la víspera de la Diada del 11 de septiembre la portavoz de ERC, Mirella Cortès, defenderá una interpelación para reclamar "diálogo político" con Cataluña.

Y si la agenda del Senado se centrará casi exclusivamente en la sesión de control al Gobierno, en el Congreso habrá más actividad legislativa mañana por la tarde.

El pleno celebrará el debate de totalidad de la reforma del Estatuto de Autonomía de la Región de Murcia y también la toma en consideración de una proposición de ley del grupo socialista para regular la eutanasia.

Se discutirán además dos proposiciones no de ley, una firmada por el PP sobre financiación autonómica y otra de Ciudadanos referida a la "armonización" de los contenidos en España en las pruebas de acceso a la Universidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios