Juicio del 'proces'

Trapero sobre la violencia el 20-S: algún botellazo, algún empujón y destrozos en coches de la Guardia Civil

  • El mayor de los Mossos declara que lanzaron una botella de agua a dos mossos a los que confundieron con agentes del Instituto Armado

  • Agrega que un grupo de personas se saltó el cordón de voluntarios y se puso delante de la Brigada Móvil 

El jefe de los Mossos d'Esquadra durante el 1-O, el mayor Josep Lluís Trapero (d), a su llegada este jueves al Tribunal Supremo este jueves. El jefe de los Mossos d'Esquadra durante el 1-O, el mayor Josep Lluís Trapero (d), a su llegada este jueves al Tribunal Supremo este jueves.

El jefe de los Mossos d'Esquadra durante el 1-O, el mayor Josep Lluís Trapero (d), a su llegada este jueves al Tribunal Supremo este jueves. / Juan Carlos Hiddalgo (EFE)

El mayor Josep Lluís Trapero ha declarado este jueves al ser preguntado en el juicio del procés por los "hechos violentos" el 20-S que ese día tuvo conocimiento del lanzamiento de alguna botella de agua a los mossos, "algún empujón" y "evidentemente" lo ocurrido con los coches de la Guardia Civil.

Trapero se ha pronunciado en esos términos en respuesta a las preguntas del secretario general y abogado de Vox, Javier Ortega Smith, sobre los incidentes que apreció en la jornada del registro de la Conselleria de Economía de la Generalitat.

El mayor, que siguió la jornada desde el centro de coordinación (CECOR), ha indicado que fue informado del lanzamiento de una botella de agua a dos agentes de mediación de los Mossos a los que confundieron con guardias civiles en las inmediaciones del teatro Coliseum.

También pudo apreciar desde la imagen tomada por el helicóptero que cuando los mossos montaron el cordón a través del que pretendían que saliera la comisión judicial, entre las 22 y las 22.30 horas, un grupo de personas, en la esquina de Gran Vía con la Rambla de Catalunya, se saltó el cordón de voluntarios y se puso delante de la Brigada Móvil (Brimo).

En ese momento se produjo "algún lanzamiento de alguna botella y algún empujón", ha admitido. Posteriormente, se contactó con los organizadores para que ayudaran a retirar a esas personas y así ocurrió.

"Y, evidentemente, lo de los coches", ha añadido en la única mención que ha hecho en la primera parte de su testifical al destrozo de los vehículos de la Guardia Civil aparcados frente al edificio.

Trapero ha explicado también que al tener la percepción de que la comisión judicial seguía trabajando y que iba a tardar más -lo que ha admitido que pudo responder a un "malentendido"- se desmontó ese cordón, que constituía lo que ha definido como una salida "segura" para la comisión judicial.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios