España

Torra admite que el futuro de Cataluña debe basarse en el diálogo

  • El presidente de la Generalitat atacó al juez Llarena por inhabilitar a los políticos secesionistas

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, en el Hotel Principal en Edimburgo, junto a la ex consejera Clara Ponsati. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, en el Hotel Principal en Edimburgo, junto a la ex consejera Clara Ponsati.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, en el Hotel Principal en Edimburgo, junto a la ex consejera Clara Ponsati. / ROBERT PERRY / efe

En una jornada frenética de comparecencias, reuniones y declaraciones -a veces con fondo contradictorio-, el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, y la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, coincidieron en afirmar que el futuro de Cataluña pasa por encontrar "soluciones pacíficas y democráticas" que se basen "en el diálogo entre el Gobierno español y el catalán".

Este mensaje de consenso y apaciguamiento llegó justo después de que, en una rueda de prensa en Edimburgo junto a la ex consejera Clara Ponsatí, Torra no perdiera un segundo para intentar seguir socavando el nombre de España en el extranjero y no dudó en cargar contra la Justicia.

El dirigente catalán reconoce en Escocia la "compleja y difícil" situación política

La jornada desde Escocia según Torra contuvo no pocos mensajes contradictorios. Para empezar, el dirigente catalán criticó con dureza el mensaje remitido el día anterior a la Mesa del Parlament de Cataluña por el juez Llarena, que instruye la causa abierta por el proceso de independencia realizado por el Ejecutivo de Puigdemont.

El martes Llarena comunicó la suspensión del cargo público de los cinco diputados en prisión preventiva (Oriol Junqueras, Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva y Jordi Sànchez), así como del propio Puigdemont, huido a Alemania. Y, en tanto se producía la culminación del reagrupamiento a las cárceles catalanas de los nueve políticos independentistas presos, Torra declaró que no le negaría el acta a los diputados y atacaba a Llarena.

"Esta sentencia pretende suspender a diputados electos por el pueblo de Cataluña que está en la línea de las sentencias que nosotros no sólo no compartimos, sino que la consideramos indecente, ya que se pretende suspender de sus derechos y libertades a políticos que han sido elegidos democráticamente", afirmó Torra.

Torra, que recordó quien tomó posesión de su cargo reconociendo sólo "la soberanía del Parlamento de Cataluña", anunció que su grupo parlamentario, Junts per Catalunya, no pedirá a ninguno de sus diputados que abandone el acta "de ninguna de las maneras".

"Volvemos a ver cómo de nuevo la separación de poderes en España es un mito, por eso, en el fondo la lucha de Cataluña no es una lucha contra el Gobierno de España, es una lucha contra el conjunto de los poderes estatales", afirmó.

Las invectivas lanzadas por Torran Escocia no se entendería sin el lugar adonde fue a declararlas -el independentismo trata de seguir desprestigiando las instituciones de España para atraer simpatizantes a su causa- y si no fuera por el contexto de división que viven el secesionismo después de que tanto la antigua Convergencia como ERC intentan distanciarse de los atrevimientos antisistema de las CUP. Desde esta formación, de carácter contestatario y con rasgos anarquistas, están atacando a los otros dos partidos por tibieza y rendición ante el Estado.

Sin embargo, a Torra no le pesó volver a contradecirse a última hora de la tarde en un comunicado que firmó junto a la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon. En él se reconocía "la compleja y difícil situación política de Cataluña". Para ambos, la solución propia "del siglo XXI" respecto a "los conflictos vinculados con la autodeterminación" es "la vía de referéndum con las condiciones que acuerden las dos partes y con el reconocimiento internacional correspondiente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios