la crisis catalana

Plante de la cúpula judicial a Torrent por los "presos políticos"

  • "No era la idea, la has liado", aseguró la decana de los abogados al presidente del 'Parlament' por la referencia en un acto

Comentarios 2

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Jesús María Barrientos, y los fiscales jefes de Cataluña y de Barcelona, Francisco Bañeres y Concha Talón, abandonaron un acto mientras el presidente del Parlament, Roger Torrent, denunciaba la existencia de "presos políticos" en España. El presidente de la Cámara presidió ayer, junto a la cúpula judicial catalana y el ministro de Justicia, Rafael Catalá, el acto de celebración de la festividad de la abogacía de Barcelona, en la sede de la institución, una ceremonia en la que varios letrados exhibieron lazos amarillos en protesta por los políticos independentistas encarcelados.

En un duro discurso contra las "lesiones graves" de los derechos fundamentales en España, Torrent denunció la existencia de "presos políticos", momento en que Barrientos, Bañeres, Talón y el presidente de la Audiencia de Barcelona, Antonio Recio, se levantaron de sus asientos y abandonaron la sala. Mientras Barrientos, Bañeres y Recio regresaron tras el discurso, la fiscal provincial de Barcelona dejó el edificio que alberga la sede del colegio de abogados de Barcelona sin regresar a la sala y visiblemente enojada.

El incidente ocurrió cuando Torrent pronunciaba su discurso desde la mesa de presidencia del acto, donde estaba flanqueado por la decana del Colegio de Abogados de Barcelona, Maria Eugènia Gay, y el ministro de Justicia, Rafael Catalá -quien también intervino en la ceremonia-.También asistió el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo.

Torrent, que había llegado casi 20 minutos tarde al acto, centró toda su intervención en la denuncia del "contexto anómalo" actual, "no sólo por la situación política en Cataluña, con las instituciones de autogobierno intervenidas por el Estado, sino porque muy pocas veces el mundo jurídico ha sido de forma continuada el centro de atención pública".

Torrent alertó de las "lesiones graves de derechos políticos fundamentales cuando la voluntad de la ciudadanía en las urnas no se puede materializar porque el poder judicial está a las órdenes del poder" político. Y denunció la existencia de "presos políticos, acusados de rebeldía y sedición por delitos inexistentes", instante justo en el que la cúpula judicial abandonó la sala, además de algunos de los asistentes. Antes, Torrent había afirmado que "la ciudadanía y las instituciones observamos con preocupación la crisis que está sufriendo el Estado de Derecho".

Maria Eugènia Gay reprendió a Torrent y, entre susurros, le espetó: "No era la idea, la has liado; muchas gracias".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios