Entre leones

Menacho pesca en Madrid

  • Mayor Oreja declara que la sentencia del TC sobre Bildu es fruto de un pacto entre el Gobierno y ETA. Guerra apuesta por un triunfo PSOE-IU en Sevilla. El PNV votará en contra de la reprobación de Chaves

Bildu

Pasada la medianoche del viernes, el Tribunal Constitucional (TC) rectificó al Tribunal Supremo (TS) y dictó una sentencia que permitirá finalmente a Bildu concurrir a las elecciones del próximo 22 de mayo. En una Sala del TC marcada por la mayoría progresista -siete de los once magistrados eran de esa tendencia-, Manuel Aragón Reyes, que ya discrepó con la misma a propósito del Estatut, se desmarcó de nuevo y posibilitó que las diferencias finales fueran mínimas: seis contra cinco a favor de las tesis de la izquierda abertzale. El Gobierno, que en teoría sufría un varapalo al haber defendido la vinculación de esta formación con Batasuna-ETA, acató y expresó su "absoluto respeto" al dictamen del TC a través del Ministerio de Justicia. El PSOE se manifestó en la misma línea, con una especie de satisfacción contenida. El PP, por su parte, se mostró respetuoso con la decisión pero lamentó "profundamente que las pruebas que convencieron al TS de que Bildu es una estrategia diseñada por ETA no haya convencido a una exigua mayoría del TC". Y agregó que "era una mala noticia, pero no definitiva". Los populares propusieron volver a impugnar las listas si surgían nuevos datos. El PNV, que amenazó al Gobierno con retirarle su apoyo en el Congreso, acogió la sentencia como un éxito propio. La mayoría de los réditos electorales, desde luego, parece que serán para ellos. CiU, ERC, IU, ICV, entre otras formaciones, celebraron la decisión del Alto tribunal. Un día después, el ex ministro del Interior en el primer Gobierno de José María Aznar, Jaime Mayor Oreja, se salió de nuevo del tiesto al declarar a la cadena Copeque la sentencia del TC era fruto de un pacto entre el Gobierno y ETA.

CIS

La entrada de Bildu en la disputa electoral se conoció poco después de que comenzara oficialmente la campaña, con Mariano Rajoy en Sevilla y Rodríguez Zapatero en el Palacio de la Moncloa, y horas después de que el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) hiciera público un sondeo electoral con cierto tufillo movilizador. La debacle socialista que alumbra, con la posible pérdida de Castilla-La Mancha, Extremadura, Baleares, Barcelona y Sevilla, facilitará muy mucho el discurso de no dar la batalla por perdida que articuló en el arranque el vicesecretario general del PSOE, José Blanco. Por cierto, Alfonso Guerra se mostró convencido, con los datos del CIS en las manos, de que los socialistas e IU sumarán los 17 concejales que necesitan para reeditar un gobierno de coalición en la capital sevillana.

Andalucía

Que el PP pondrá toda la carne en el asador en Andalucía, de eso no cabe ningún tipo de duda. Rajoy abrió campaña en Sevilla capital y la cerrará en Jerez, la única ciudad de más de 100.000 habitantes en la que el PSOE logró hace cuatro años la mayoría absoluta. Para Rajoy, y también para Javier Arenas, líder de los populares andaluces, las elecciones del 22 de mayo son unas auténticas primarias de cara a los comicios de 2012.

Reprobación

El visto bueno del TC a Bildu tendrá también una incidencia inmediata en la posición que adoptará el PNV esta semana en el Pleno del Congreso de los Diputados que debatirá y votará la proposición no de ley del PP por la que solicita la reprobación del vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial y Administración Pública, Manuel Chaves. El PNV, que parecía instalado en la abstención por las últimas diferencias con el Gobierno, votará posiblemente en contra. Aunque la iniciativa no prosperará -CiU ya ha dicho que no es partidario de reprobaciones particulares-, las supuestas intermediaciones de su hijo Iván en los aledaños de la Junta de Andalucía no gustan un pelo en una parte de la bancada socialista. Eso sí, nadie duda de la honestidad personal de Chaves a estas alturas.

Libro

El libro Las cloacas de la Transición, del veterano y prestigioso periodista Luis Díez (Santa Eulalia de Luna, León, 1955), está ya en las librerías. En él, Díez, profesor de Periodismo en la Universidad Camilo José Cela y colaborador de varios medios, pone de relieve "las zonas oscuras y siniestras de la Transición".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios