14-D

30 años de la Huelga General contra Felipe González

  • La huelga, convocada por CCOO y UGT y que movilizó al 90% de la población activa, supuso uno de los golpes más duros dados a un Gobierno en la historia de la democracia española

Una imagen de la Huelga General de 1988 contra el Gobierno de Felipe González Una imagen de la Huelga General de 1988 contra el Gobierno de Felipe González

Una imagen de la Huelga General de 1988 contra el Gobierno de Felipe González / Efe

Comentarios 1

Este viernes se cumplen 30 años del 14-D, la huelga general de 24 horas que paralizó el país, secundada por más de ocho millones de trabajadores que se manifestaron en contra de la política económica del Ejecutivo presidido por Felipe González.

Entre otras cosas exigían la retirada del plan de empleo juvenil que incluía un contrato especial con un salario más bajo para jóvenes de hasta 25 años como solución al desempleo juvenil.

La huelga, convocada por CCOO y UGT y que movilizó al 90% de la población activa, supuso uno de los golpes más duros dados a un Gobierno en la historia de la democracia española, lo que le obligó a hacer una oferta de negociación en el Parlamento una semana después.

A las 00:00 horas del 14 de diciembre, y a pesar de haberse garantizado que la programación iba a continuar con normalidad, las pantallas de televisión se tornaron negras, los técnicos y trabajadores del repetidor de Navacerrada de Madrid cortaron la señal y la sensación de que la huelga iba en serio se podía oler en el ambiente.

Este "apagón" fue muy clarificador para Elisa García, redactora de la Agencia Colpisa por aquel entonces, cuyo testimonio recoge UGT en un comunicado, en el que cuenta que "cuando por la noche estaba viendo el telediario y se cortó la emisión, supe, como tantos trabajadores y trabajadoras, que la huelga iba a ser un éxito”.

La movilización generó una fractura entre UGT y el PSOE, cuyos miembros históricamente militaban en ambas organizaciones, como era el caso del líder del sindicato, Nicolás Redondo, que abandonó su escaño de diputado por el PSOE al considerar los Presupuestos del Estado "poco expansivos".

El éxito hizo no solo que el Gobierno tuviera que dar marcha atrás en sus medidas y presentar esa oferta de negociación, sino que además supuso un coste para la economía del país de alrededor de 400.000 millones de pesetas (2.404 millones de euros), con un Felipe González que sufría su primer gran revés y se veía obligado a reconocer el "éxito político" de la huelga y el "duro golpe" que suponía.

"Hablar de los motivos que llevaron a la convocatoria de la huelga general tiene básicamente que ver con un problema que hoy también está presente en nuestra sociedad: el reparto de la riqueza", pues "en aquel momento, la economía en nuestro país crecía, pero la renta de los trabajadores y trabajadoras no", explica el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, en la nota del sindicato.

El resultado de la movilización "sentó las bases de la unidad de acción entre las grandes centrales sindicales, ayudó a definir el modelo sindical, consolidó la posición de los sindicatos en España y puso los pilares del actual Estado de bienestar", añade UGT.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios