DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Actuación de la Guardia Civil ante la crisis del coronavirus

El general Santiago intenta aplacar la polémica: la lucha es contra los bulos, no contra la crítica política

Minuto de silencio este martes en la madrileña Puerta del sol por las víctimas de la pandemia. Minuto de silencio este martes en la madrileña Puerta del sol por las víctimas de la pandemia.

Minuto de silencio este martes en la madrileña Puerta del sol por las víctimas de la pandemia. / Joaquín Corchero (EP)

La lucha es contra los bulos, no contra la libertad de expresión; contra las mentiras que generan alarma, no contra la crítica política. La precisión es del Jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, el general José Manuel Santiago, que levantó el domingo una gran tormenta con unas desafortunadas declaraciones en rueda de prensa en Moncloa en la que vino a decir que el instituto armado hacía al Gobierno de Pedro Sánchez el trabajo (más que) sucio de acallar las críticas a su gestión de la pandemia.

"Por un lado, evitar el estrés social que producen estos bulos, y por otro, minimizar el clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno". Palabras textuales del general Santiago que soliviantaron a la oposición, particularmente a Vox, que llegó a hablar de "golpe de estado del Gobierno a la Constitución". Un hueso que, por muchas explicaciones que puedan recibir ante tamaña literalidad, no va a soltar la derecha, ni la ultramontana ni el PP.

Desmentidos estériles

Los ministros del Interior y Defensa salieron de inmediato al rescate del alto mando de la Benemérita, bajo el argumento del "lapsus" el primero, Fernando Grande-Marlaska; y el de que bajo el estado de alarma la libertad de expresión sigue intacta, "las críticas son asumibles y el derecho a la crítica es bien recibido", la segunda, Margarita Robles. Una figura ésta, por cierto, que despierta un reconocimiento tan amplio que en la rueda de prensa del domingo fue preguntada sobre la posibilidad de que pudiera dirigir un Gobierno de concentración. "Tranquilidad", reclamó ella.

Incluso la Guardia Civil tuvo que emitir un comunicado el mismo domingo en descargo de su lealtad por encima de todas a la libertad de expresión y en defensa del buen nombre de su alto mando.

Sin embargo, el Mando de Operaciones de la Guardia Civil remitió por correo electrónico hace una semana una instrucción a las diferentes comandancias para instar a sus unidades a identificar noticias falsas y bulos "susceptibles de provocar estrés social y desafección a instituciones del Gobierno", según ha informado este martes el diario Abc.

El gran protagonista del desaguisado ha salido este martes a la palestra con su telúrica intervención del domingo como trasfondo, remarcando que el de los bulos "es un asunto muy serio que no solo afecta a España, sino al resto de países del mundo".

Santiago ha precisado que los efectivos que "monitorizan" las redes sociales tratan de identificar bulos y desinformaciones "de origen incierto" que puedan generar desconfianza y alarma en la población y no una crítica política.

La otra plaga: la infodemia

La pandemia ha alumbrado un nuevo fenómeno: la llamada infodemia: el contagio de noticias falsas relacionadas con esta crisis. Bolsas de cadáveres apiladas en un supuesto hospital español, el falso Boletín Oficial del Estado con un calendario de flexibilización del confinamiento o los remedios caseros para curar el virus son buenos ejemplos del reguero de bulos que circulan por las redes.

El Gobierno es blanco de muchos de esos ataques. El PSOE ha pedido a la Fiscalía General del Estado que investigue a Vox por la difusión de bulos en redes sociales durante los meses de enero y abril.

El partido en el gobierno considera que la intención de la formación de Santiago Abascal no es otra que "crear una sensación en la ciudadanía de inseguridad, miedo y desconfianza, alterando para ello la ya afectada tranquilidad de los ciudadanos", todo ello aprovechando el contexto de crisis sanitaria generada por el coronavirus.

Ponen como ejemplo la "manipulación torticera" de una foto que "siembra falsamente" la Gran Vía de Madrid de féretros.

Unidas Podemos abrió la veda contra los bulos de Vox y su entorno el 2 de abril con una denuncia contra quienes difundieron un vídeo de un camionero con cajas en un almacén, donde aseguraba que en ellas había material sanitario que iba a ser transportado a Francia y no a España porque aquí el Gobierno "no paga". Todo falso: las cajas contenían folios.

Vox va a aprovechar el Pleno de control al Gobierno de este miércoles en el Congreso -justo cuando el Ejecutivo de coalición PSOE-Unidas Podemos cumple sus primeros cien días- para pedirle cuentas por sus medidas destinadas a detectar bulos y campañas de desinformación en las redes sociales y forzará una votación al respecto más adelante.

Apunta al ministro del Interior, puesto que lo que demanda es que el Ejecutivo explique todas "las medidas que está ejecutando con afectación de derechos y libertades fundamentales" pero, con especial atención, a las anunciadas por su ministerio "para controlar la libre circulación de información y opinión en las redes sociales".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios