España

Sánchez e Iglesias escenifican el desencuentro

  • El choque frontal de Sánchez e Iglesias aboca a elecciones en noviembre salvo que arreglen sus diferencias en dos semanas.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias antes de la reunión. Pedro Sánchez y Pablo Iglesias antes de la reunión.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias antes de la reunión. / EFE

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha avisado al líder de Podemos, Pablo Iglesias, de que habrá nuevas elecciones, que serían el 10 de noviembre, si no logra ser investido el próximo 23 de julio, según han admitido fuentes del partido morado.

Durante casi dos horas en el Congreso, Sánchez e Iglesias han mantenido este martes su quinta entrevista desde las elecciones y a sólo una semana de que arranque el próximo 22 de julio la sesión de investidura. 

El candidato a la investidura y su socio preferente entraron a la cita con la misma posición defendida desde el principio: Sánchez apostando por el Gobierno monocolor y un acuerdo de cooperación con Podemos e Iglesias reclamando la coalición. Menos de dos horas después acababan con las posiciones enconadas y un tono menos amistoso que nunca.

Cruce de reproches

Nada más terminar el encuentro, Podemos aseguraba que Sánchez había advertido a Iglesias de que habrá elecciones si no apoyaba la investidura en julio, una intención que los socialistas negaron después, pese a admitir que no quieren otro intento tras el de este mes. "Constatamos que Sánchez no quiere negociar, sino que intenta imponer unilateralmente un Gobierno de partido único. No es sensato que el PSOE actúe como si tuviera mayoría absoluta cuando no la tiene", señalaron fuentes de Podemos.

Pero la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, compareció tras la reunión para acusar a Iglesias directamente de mentir, y reprocharle todas las "falsedades" que han dicho los dirigentes de Podemos en estas semanas. Según Lastra, no es cierto ni que Sánchez haya ofrecido a Iglesias ministerios, ni que le haya confesado que prefería pactar antes con Cs y el PP ni que su intención sea ir a elecciones en noviembre.

Visiblemente enfadada, la portavoz socialista acusó al líder de Podemos de ser desleal, de anteponer los nombres en el Consejo de Ministros a la política y de no tener intención de pactar. "No quiero pensar que el señor Iglesias esté buscando impedir, por segunda vez, que España tenga un Gobierno de izquierdas", dijo Lastra recordando las frustradas negociaciones de 2016, en las que Iglesias exigió ser vicepresidente de un Gobierno de Sánchez.

Iglesias exige la Vicepresidencia

Precisamente, los socialistas aseguraban ya por la tarde que el líder de Podemos volvió a exigir a Sánchez el segundo puesto del Ejecutivo. Y no es una exigencia que haya puesto sobre la mesa este martes, sino ya en la primera reunión entre ambos después de las elecciones, según fuentes del PSOE.

Una exigencia que negaron desde Podemos. "Es absolutamente falso, no se ha hablado de eso", señalaron desde la formación morada en esta jornada en la que ni Iglesias ni otro dirigente comparecieron ante la prensa para dar cuenta de la reunión.

A menos de dos semanas del debate de investidura, parece muy difícil que se reconduzca el diálogo entre socialistas y Podemos, aunque Lastra insistió en que por parte de Sánchez y los suyos seguirán intentándolo.

Casado remarcó el "no" a la investidura y Rivera declinó la reunión

Más tarde, el presidente del Gobierno en funciones se reunió con el líder del PP, Pablo Casado, a quien de nuevo pidió que no bloquee la investidura. Y otra vez el presidente popular le dijo que votarán "no". Aunque subrayó que quiere hacer "todo lo posible para que la situación política se desbloquee", pero eso, en su opinión, "es compatible" con mantener su negativa a la investidura.

Aunque ofreció a Sánchez 11 pactos de Estado que según ha dicho darían estabilidad a la legislatura, remarcó que el PP no puede facilitar la investidura por coherencia y responsabilidad, y porque "no sería bueno que España se quedara sin alternativa política".

"El primer pacto de Estado al que podríamos llegar podría ser precisamente que no bloquearan la investidura", respondió después Lastra, quien recordó a Casado que sin investidura no hay posibilidad de pactos de Estado.

No hubo reunión de Sánchez con Albert Rivera porque el líder de Cs volvió a rechazar la convocatoria, justificando su negativa porque no quiere participar en "más teatro" y porque el proyecto del líder socialista es "antagónico" al de la formación naranja. El PSOE lamentó que Cs no tenga problema en reunirse con Vox, como en la Asamblea de Madrid, y su líder no quisiera atender la invitación de Sánchez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios