España

CiU da por finalizada toda colaboración con el PP

  • La coalición nacionalista considera que el Ejecutivo se comporta con Cataluña "con prepotencia" y que el trato vejatorio marca un punto de inflexión en sus relaciones

Comentarios 1

CiU reiteró ayer su indignación con el trato que recibe por parte del Gobierno de Mariano Rajoy y dio por rota su colaboración con el PP en Madrid, lo que de entrada supondrá que el próximo jueves, en el Congreso, votará en contra de las nuevas medidas de ajuste anunciadas la semana pasada.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, admitió ayer que su Govern ha recibido ya la advertencia de una posible intervención de su economía. En declaraciones a RAC 1, Mas explicó que la advertencia de una hipotética intervención no se la han hecho llegar directamente a él pero sí dio a entender que la recibió el Departamento de Economía de la Generalitat, que dirige Andreu Mas-Colell.

Para Mas, ese aviso "es normal, porque Cataluña tenía un problema de desequilibrios importantes, que aún en parte se mantienen", por lo que Cataluña podría llegar a ser intervenida, "igual que puede ser intervenida España". "España no puede salir sola de ésta, necesita también de una ayuda europea, como de hecho se está planteando en muchos foros internacionales", señaló.

Tras la reunión de la comisión ejecutiva nacional de CiU, el secretario general de la federación nacionalista, Josep Antoni Duran Lleida, denunció que el Gobierno trata "con prepotencia" a Cataluña, sin tener en cuenta que en este inicio de legislatura CiU se ha avenido a apoyar "la mayoría" de sus reformas y medidas.

"Este trato que recibimos marca un punto de inflexión en la relación en Madrid entre CiU y el Gobierno del PP", advirtió Duran, que explicó que la gota que ha hecho colmar el vaso es la negativa a flexibilizar el objetivo de déficit autonómico, que incluso se ha visto endurecido.

El Gobierno de la Generalitat confiaba en que se escucharía su reclamación de conceder a las comunidades autónomas mayor margen para reducir el déficit, pero el portazo recibido en la reunión del pasado jueves en el Consejo de Política Fiscal y Financiera ha sido considerado por la coalición nacionalista como una "deslealtad e insolidaridad".

La actitud del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, fue según Duran "completamente irresponsable, impresentable e inconcebible", y "cierra el paso a una colaboración con el Gobierno del Estado". En opinión de Duran, "las cosas no pueden ser como hasta ahora".

Para empezar, CiU ya ha decidido que votará en contra del decreto de medidas de ajuste aprobado la semana pasada y que debe convalidar este jueves el Congreso.

Duran denunció el "desbarajuste" fiscal del Gobierno del PP, que dijo que no tocaría los sueldos de los funcionarios ni el IVA y que ahora toma medidas que "incrementan el malestar de la sociedad, sin ayudar a reactivar la economía ni el consumo, ni favorecer a los autónomos". Además, algunas de las medidas, como la de reducir el número de concejales municipales, son "populistas", representan un "atentado contra el autogobierno y la autonomía local" y no abordan, según Duran, la imprescindible reducción de la administración central.

En cuanto a la modificación de los horarios comerciales, aseguró de que "se pretende exportar al conjunto del Estado el modelo de la ciudad de Madrid", pero Cataluña "no aplicará la ley estatal, sino la ley catalana" sobre esta materia, aunque puede haber calles o zonas turísticas que sean la excepción.

En un momento en que el país necesitaría un pacto de Estado o un gobierno de concentración para hacer frente a la crisis, afirmó Duran, Rajoy hace "todo lo contrario" de lo que convendría, porque "no dialoga, no hace caso a las comunidades autónomas ni a la oposición". Por este motivo, la dirección de CiU pide al Govern que "estudie todos los instrumentos y medidas posibles para combatir legalmente esta actitud" del Ejecutivo.

Duran es consciente de que esta postura puede afectar a las relaciones entre el Govern de Artur Mas y el PPC que preside Alicia Sánchez-Camacho, pero a CiU eso "le da igual", aseguró.

Por otra parte Duran retó al PSC a sumarse al pacto fiscal en los próximos días para así sintonizar con el "amplio apoyo social" que, a su juicio, existe en torno a la necesidad de que Cataluña tenga un nuevo sistema de financiación en la línea del modelo vasco.

En la rueda de prensa posterior a la reunión de la Ejecutiva de CiU, explicó que no entiende cómo los socialistas vascos defienden el concierto para Euskadi y el PSC no es partidario de una financiación en la misma línea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios