España

Cascos abre su etapa al frente del Foro Asturias apelando a la regeneración política

  • El ex vicepresidente del Gobierno lamenta que PSOE y PP hayan convertido Asturias "en una comunidad irrelevante".

El ex vicepresidente del Gobierno Francisco Álvarez-Cascos ha iniciado su nueva andadura política como presidente del Foro Asturias (FAC) apelando al reformismo y la regeneración política del Principado, una región convertida por el PSOE y el PP en los últimos años "en una comunidad irrelevante".

Tras recibir el apoyo de 3.035 de los 6.987 militantes con derecho a voto en el congreso fundacional del FAC, Álvarez-Cascos ha defendido que su nuevo proyecto político, tras 34 años de militancia en el PP, tiene "vocación aglomerante" frente a los nacionalismos y regionalismos "disolventes". A su juicio, doce años de gobierno del PSOE en Asturias y con un pacto tácito con el PP, que permite que unos "vivan estupendamente" y otros "no incomoden demasiado", han situado a Asturias "a la cola" de España en cuanto a su situación económica. Además, ha criticado los sucesivos retrasos del Gobierno en la ejecución de las principales infraestructuras de la región en las que, ha afirmado, "en serio, lo que se dice en serio" sólo se trabajó hasta 2004, fecha en la que cesó en sus responsabilidades como ministro de Fomento.

En cuanto al proceso que siguió a su salida del PP después de que las direcciones regional y nacional rechazaran la posibilidad de que encabezara la candidatura autonómica, Álvarez-Cascos ha reiterado que había ofrecido su disponibilidad "con exquisito respeto a las formas" para promover el cambio político que Asturias necesitaba. En este sentido, ha recordado que desde el primer momento advirtió de que no aceptaría la candidatura "sin el expreso y democrático respaldo de un congreso" y que en ningún caso habría asumido ese reto "como respuesta a la particular conveniencia de una persona o de un grupito de personas con apariencia de falsa unanimidad conformada en órganos sin legitimidad representativa".

A su juicio, y sin mencionarlos explícitamente, la "degradación" de las conductas de algunos dirigentes del PP no deben ser "del agrado de sus propias bases" por lo que la formación del Foro Asturias es la respuesta "imprescindible" para ofrecer un nuevo compromiso con los asturianos. Según Álvarez-Cascos, el ejemplo "más grave" de la "degradante entente" que mantienen PSOE y PP en Asturias es el hecho de que ni el Gobierno regional haya comparecido en el Parlamento ni la oposición lo haya exigido ante el presunto caso de corrupción que mantiene en prisión provisional a un ex consejero de Educación.

El presidente de Foro Asturias, aclamado de forma permanente por los más de tres mil asistentes al congreso, liderará una comisión directiva capaz "no sólo" de ganar congresos sino también elecciones dado que los grandes partidos "se han convertido en fines al servicio de sí mismos" y no de la sociedad a la que representan. En la dirección surgida de este congreso constituyente del FAC, integrada por 25 miembros -formada por 18 hombres y 7 mujeres- figuran varios ex dirigentes y responsables del PP que abandonaron esta formación tras la salida de Álvarez-Cascos, e incorpora como secretaria general a la abogada ovetense María Teresa Alonso Pérez, que hasta ahora no había participado en política.

Durante el congreso las enmiendas presentadas a los estatutos relativas a la limitación de mandatos a nivel interno y en las instituciones y a la celebración de congresos abiertos a la votación de toda la militancia avivaron el debate en la sesión. Así, se incorporaron dos propuestas relativas a la limitación de los mandatos de los cargos públicos y a la necesidad de articular un sistema de primarias para los procesos de designación de candidatos. Álvarez-Cascos descartó la posibilidad de promover un sistema de primarias similar al del PSOE y, tras cuestionar inicialmente la imposición estatutaria de una limitación de mandatos apelando a su largo currículum del que ha asegurado sentirse orgulloso, acabó defendiendo la limitación de mandatos como la mejor garantía de regeneración democrática en el seno de los partidos políticos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios