España

Aznar prefiere que Rajoy defienda la unidad a que "diga que llueve"

  • El Gobierno y la dirección del PP dan la espalda al ex presidente en la presentación de su segundo volumen de memorias

El ex presidente del Gobierno José María Aznar afirmó ayer que se queda "más tranquilo" cuando escucha al presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, decir que "la unidad de España no es negociable, que no se va abrir un proceso de reforma constitucional", que cuando dice "hoy llueve mucho".

En una entrevista en Antena 3 con motivo de la presentación de la segunda parte de sus memorias, El compromiso del poder, Aznar aseguró que lo único que le preocupa de Rajoy "es que acierte, que tome decisiones y que tenga una idea clara de las cosas que hacer".

Antes de señalar que cree que Rajoy no duda sobre que la unidad de España no es negociable, afirmó que le desea al Gobierno el "éxito" porque de ello depende también "el éxito de España".

Preguntado por los atentados del 11-M de 2004 y que en su libro relata como el día más duro de su vida, Aznar aseguró que fueron unos hechos "muy planificados, ideados por una mente privilegiada y absolutamente diabólica", que era "muy cercana" y que conocía "muy bien la política" española.

Preguntado por si el Gobierno podía haber hecho más por evitar la anulación de la doctrina Parot, Aznar afirmó que "siempre se puede hacer más" pero precisó que el Gobierno "ha hecho lo que se puede". En cualquier caso, pidió que "la ley se aplique" y se haga "sin excepciones", al tiempo que comentó que cuando se intenta ganar la batalla contra ETA lo que no se puede después es "humillar de manera absolutamente inaceptable a las víctimas del terrorismo", de las que dijo que está "a su lado" mientras que "hay gente que no lo está".

Tampoco estuvo luego por la tarde a su lado la dirección del PP ni el Gobierno durante la presentación del libro. Ningún ministro ni ningún miembro de la cúpula del partido asistieron al acto de presentación en un hotel madrileño. Hace justo un año, cuando Aznar presentó el primer tomo de sus memorias, sí estuvieron presentes varios ministros e, incluso, el propio jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy. En esta ocasión, en representación del Gobierno acudió el secretario de Estado de Relaciones. También acudieron la presidenta del PP en Madrid, Esperanza Aguirre, y ex ministros de la etapa de Aznar como Eduardo Zaplana, Jaime Mayor Oreja, Isabel Tocino, José María Michavila, Ángel Acebes y Josep Piqué.

El ex presidente del Gobierno reivindicó su legado durante los ocho años que estuvo al frente del Ejecutivo, pidió sacar "lecciones" y recuperar la "gran ambición" de España. El ex presidente anima a "recuperar la historia de una gran ambición". "No estábamos en el Gobierno para que nos resbalasen las cosas, sino para resolverlas", apuntó Aznar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios