Entrevistas

"¿De qué velo hablamos? Hay mujeres que lo usan para ligar"

-El debate sobre el uso del velo islámico en las aulas vuelve con fuerza.

-Los políticos lo tienen crudo. Es imposible legislar a gusto de todos, pero es hora de ponerse a ello.

-Otros países lo están haciendo, como Francia.

-Sí, pero lo primero que hay que distinguir es de qué tipo de velo estamos hablando. No es lo mismo un burka que un hiyab. Además, el velo es algo inherente al islam, pues se usaba siglos antes de que apareciera Mahoma.

-Hay desconocimiento general en torno al islam.

-Sí y es una religión de gran importancia mundial. Se confunde lo árabe con lo musulmán. En Indonesia hay 200 millones de musulmanes, con rasgos orientales. Y en Europa hay ya más de 13 millones: hay que contar con ellos, hay intereses en juego.

-Por ejemplo...

-Los comerciales. Los turcos tienen un gran peso en la economía de Alemania y paquistaníes e hindúes son importantes compradores de productos británicos. En España ya hay un colectivo grande de marroquíes.

-¿Hay un marco legal en la UE que regule la polémica?

-A nivel de la UE no, pero sí hay recomendaciones a favor de que se permita su uso en los centros escolares. El Tribunal Europeo de los Derechos Humanos sólo aconseja que se deje libertad, aunque no se enfrentó al Gobierno turco cuando impedían su uso en las universidades.

-¿Se impedía en Turquía? Es un país musulmán...

-En 2008 se derogó la ley, pero todavía se pueden ver espejos en las puertas de algunas facultades para que las estudiantes se quiten el velo al entrar. El primer ministro, Erdogan, integrista, tuvo que llevar a su hija a un colegio privado para que pudiera ir con velo a la escuela.

-El problema es que se pueden crear guetos ¿no?

-En Francia e Inglaterra se pueden observar con facilidad, hay colegios donde casi la totalidad del alumnado proviene de la inmigración.

-¿Qué ocurre en el resto de Europa?

-En Francia se dio el primer caso polémico en 1987 en Creil y en 2004 se legisló prohibiendo el uso del velo en la escuela pública, muy laica. En Alemania hubo problemas con una profesora a la que le obligaron a quitarse el velo, ganó en la Corte Suprema porque no se había legislado antes y ya hay ocho Estados que prohíben el uso del velo. Existe una clara tendencia restrictiva en los países de la UE, esta misma semana se ha prohibido el uso público del velo integral en Bélgica. En Reino Unido cada centro tiene libertad para hacer lo que quiera.

-Igual que en España.

-En teoría, la LOCE (2002) dice que los centros tienen autoridad para decidir, pero al final hay que ceñirse a los límites fijados por el Gobierno autonómico.

-Y ya van varios años de desencuentros entre partidos.

-Se han dicho auténticas barbaridades. Éste es un tema con muchas aristas. ¿De qué tipo de velo hablamos?

-¿Cuántos hay?

-Muchísimos. Entre ellos, el velo tradicional, que no tiene nada que ver con la religión. Se usa como distintivo del estatus social o estado civil. O el velo que denomino por comodidad, el que usan mujeres que no pueden asearse a diario y que cubren su cabello. También está el embellecedor, que vemos en chicas jóvenes que no lo usan para ir a rezar a la mezquita, sino para ligar. O el seductor, el que se ponen las musulmanas de familias conservadoras, que se arreglan y van tapadas para demostrar a los hombres que son religiosas y que se pueden fiar de ellas como futuras esposas.

-Y también está el impuesto.

-El burka. Podrían matar a una mujer que lo lleve y a la que obliguemos a quitárselo.

-Otras mujeres van tapadas en sociedades occidentales.

-Hay un velo de opción personal. Mujeres integristas con varias carreras e idiomas que lo usan de forma combativa, para reivindicar su religión y su posición. Y el transgresor, usado por mujeres muy preparadas que, para que ningún ultraconservador tache su reputación, usan el velo para protegerse de agresiones sexistas y éste les da libertad para salir y conquistar espacio público.

-O sea que le velo no siempre discrimina, como dice el discurso más feminista.

-Conozco a feministas con velo. Yo no lucharía contra el uso del velo, se puede usar por muchas y distintas razones por la misma mujer en diferentes momentos del día, pero sí estoy en contra de su imposición.

-¿Y cómo se hace eso?

-Educando a los más jóvenes. ¿Queremos que se integren? Pues lo primero es no ir en contra de sus costumbres; eso no es integración es asimilación. No seamos demagógicos usando sólo una parte de la verdad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios