Dietmar Janetzko. Profesor de Informática Económica de Colonia Business School

"Me preguntan qué hay que hacer para trabajar en agencias de noticias falsas"

"Me preguntan qué hay que hacer para trabajar en agencias de noticias falsas" "Me preguntan qué hay que hacer para trabajar en agencias de noticias falsas"

"Me preguntan qué hay que hacer para trabajar en agencias de noticias falsas"

-los medios tradicionales estamos perdiendo la batalla con respecto a otros nuevos medios que no se rigen, necesariamente, por abanderar la verdad. Es todo esto de lo que se habla de la posverdad.

-Hay datos preocupantes. En Alemania, donde la prensa independiente todavía goza de crédito, un 53% de la población piensa que los medios tradicionales son independientes de presiones económicas y políticas. En España ese dato desciende hasta el 24%.

Los 'socialbots' son una cadena de montaje de mentiras generadas de forma industrial"

-Hubo un momento en que pensamos que internet traería la democratización de la comunicación.

-Pudo creerse en sus orígenes. Era la participación democrática, la voz del pueblo y ahora resulta que es un enorme pozo de noticias falsas. Tras atravesar varias fases, hemos llegado a los socialbots, que es una manipulación industrializada, un ecosistema de robots que distribuyen confusión de manera mecánica.

-Es lo que la CIA detectó en la campaña de Donald Trump.

-El papel de los socialbots en la campaña de las elecciones americanas o en el Brexit fue evidente y ahora hay elecciones en países claves como Francia o Alemania, donde habría que estar muy alerta con el funcionamiento de esos mensajes cuyo objetivo es confundir y pueden influir en los resultados. Putin, por ejemplo, siempre le ha prestado mucha atención a estas actividades que realizan los llamados trolls y que incluyen comentarios en los periódicos tuits en las tertulias de las campañas electorales... No son personajes aislados, sino gente preparada para emitir ese tipo de mensajes.

-Rusia está a la vanguardia en el uso de este tipo de mecanismos.

-No sé si está a la cabeza, pero es indudable que Rusia es muy activa en la creación de esos socialbots. Se pudo ver en la invasión de Crimea, donde los ataques iban precedidos de mensajes inundando las redes ucranianas de trolls.

-¿No es lo mismo el troll que el socialbot?

-No, el socialbot es un paso más allá. El troll físicamente existe. Los socialbots son una cadena de montaje de mentiras, se producen industrialmente.

-Las noticias falsas en internet funcionan, tienen éxito, como siempre lo han tenido los bulos.

-Yo tengo una experiencia con mis estudiantes. Les explico cómo funciona el mecanismo de los socialbots, cómo existen auténticas agencias de noticias falsas. A mí me parece algo espantoso, empresas que se dedican como único objetivo a difundir noticias falsas y obtienen buenos resultados. Pero los estudiantes, lejos de escandalizarse, me dicen que qué hay que hacer para trabajar en esos sitios.

-¿Cómo hemos llegado a eso?

-Si Facebook sacara una división que se llamara fakebook sería el mayor éxito de la historia. Esa mezcla de información y entretenimiento hipnotiza. Realmente, no existe un deseo de conocer la verdad, existe un deseo de entretenerse con la información.

-Para los que vivimos de contar lo que pasa, lo que realmente pasa, los que nos dedicamos a ese producto, nos estamos tambaleando por esta ola de verdades alternativas.

-La prensa tiene que ser muy activa en la batalla contra este tipo de mentiras. No debe ignorarlas; debe denunciarlas. Porque la prensa se ha visto doblemente afectada. Internet ha socavado sus bases económicas y ahora se atenta contra su credibilidad mezclando todas esas noticias falsas en la aldea global.

-También es un arma del terrorismo islámico.

-Sin duda, buena parte del crecimiento del Estado Islámico se ha debido al uso de las nuevas tecnologías para difundir sus mensajes, incluyendo en esos mensajes, claro, la mentira como propaganda.

-¿Se puede hacer algo contra esto?

-Algo se está haciendo. Se pueden alcanzar acuerdos con tuiteros para establecer sistemas de honeypots que permiten detectar los ataques antes de que se introduzcan y saber en muchos casos de dónde vienen.

-China también le ha puesto coto, pero por las bravas.

-Lo que hace China es alcanzar acuerdos con grandes corporaciones como Google implementando reglas del juego concretas. Estas grandes corporaciones no tienen más remedio quen asumir estas normas. No es lo deseable, pero Facebook, por ejemplo, no se creó para albergar organizaciones criminales y éstas usan esta red para sus fines. Hay que intentar combatirlo.

-Pero se puede caer en la censura.

-De eso se acusó a Alemania cuando planteó un Centro de Defensa contra la Desinformación cuya función era combatir los ataques de noticias falsas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios