julio de la rosa. Cantante, compositor y escritor

"Mi música es lo contrario de lo que soy"

El cantante , compositor y escritor, Julio de la Rosa. El cantante , compositor y escritor, Julio de la Rosa.

El cantante , compositor y escritor, Julio de la Rosa.

-Se quedó a las puertas del segundo Goya. ¿Con uno tiene ya suficiente?

-Los reconocimientos siempre se agradecen, pero lo de los premios es una lotería. La cosa es estar ahí y que te estén nominando junto a gente como Alberto Iglesias es mucho. Yo nunca he sido una persona de premios, es decir, que nunca los he perseguido, pero la alegría que le das a toda la gente que te quiere pues es inmensa. Sólo por eso merece la pena y por la posibilidad de seguir trabajando en lo que te gusta.

-¿Cómo se sintió en la gala?

-En esta última iba muy tranquilo porque sabía que no me lo iban a dar. Fui a pasar un buen rato y a verme con el resto del equipo de la película.

-Cantante, compositor y escritor, ¿se reinventa en cada nueva creación?

-Hombre, siempre intento meterme en algún agujero negro nuevo porque esto de la creación es innovar, y para encontrar nuevas maneras de sentirte vivo necesitas seguir explorando cosas dentro de ti con los instrumentos que manejas a tu alrededor y con las músicas que se pueden hacer, y hay tantas tan maravillosas. Es muy emocionante en cada proyecto, ya sea un disco propio o en una película, enfrentarte al folio en blanco con ganas y para ello es necesario tirarse a algún pozo para que de ahí salga algo interesante.

-De todas estas facetas, ¿en cuál se siente más a gusto?

-La posibilidad de poder compaginarlas es fantástico porque hacer sólo discos míos sería demasiado ombliguista. Es muy bonita la oportunidad que te da el cine para poder explorar, incluso más que las canciones que tienen un esqueleto que siempre estará ahí. Pero en las películas las posibilidades son infinitas a pesar de las limitaciones de la trama, y por ese sometimiento puedes escarbar y sacar cosas que no te permiten tus propios discos.

-El amor y las heridas son protagonistas en sus obras.

-En realidad, uno es lo contrario de lo que dice. Y precisamente, quizás por una hipersensibilidad a cierto tipo de comportamientos, cada vez que siento cosas que no me gustan necesito quitármelas de encima y para lograrlo las músico y desaparecen de mí. Así que eso que es ahora música y que está ahí fuera es precisamente lo contrario de lo que soy.

-Se marchó de su tierra hace muchos años. ¿Lo vio necesario para triunfar?

-Bueno, nunca he estado desencantado de la cultura de Andalucía, que es maravillosa, que es de lo mejor que hay en España y más allá. A nivel económico, para poder vivir del arte sí que he necesitado cargarme la mochila con la inscripción andaluza pero llevármela a otro lugar para poder sobrevivir de ella.

-Y porque las ayudas a la cultura están cortitas.

-Bueno, yo nunca he recibido ninguna de ninguna parte y tampoco las he pedido. Sí, me fui tras pasar por Sevilla, Granada, Nueva York, Manchester, Barcelona, entre otros sitios, y acabé en Madrid, que me acogió tanto a nivel cotidiano como laboral. Lo último que he hecho ha sido mudarme a una casa en el campo.

-Eso sí que le inspirará.

-Sí, sí, aquí te baja el biorritmo en diez minutos. Es una maravilla.

-¿Qué ha cambiado en usted desde que dejó su casa de Jerez con 18 años?

-Yo creo que la gente no cambia nunca y sigo siendo el mismo para bien o para mal. Lo único que he hecho es aprender un poquito y sigo siendo el mismo.

-Ahora se rodea de otro tipo de círculos.

-Me rodeo de todo tipo de personas en realidad. Sí es cierto que abarco más círculos de personajes de los que manejaba entonces. Mis amigos de siempre siguen siendo mis amigos.

-¿Cómo mantiene los pies en la tierra?

-En la medida de lo posible, aunque nunca he tenido mucho los pies en la tierra (risas). Precisamente por eso, para bien o para mal, hago lo que hago. Sí, es el eterno dilema, hasta dónde volar sin quemarte.

-¿En qué proyectos está inmerso?

-Ahora ando haciendo una nueva serie de Alberto Rodríguez de seis capítulos para Movistar Plus llamada La Peste, sobre la epidemia en la Sevilla del siglo XVI, que es bastante interesante. Y he producido el disco de mi chica, Helena Goch, que hará una gira en breve que le llevará a todas partes. También he trabajado para Las chicas del cable y he realizado un corto de promoción de Daniel Sánchez-Arévalo de yogures... He hecho tantas cosas que he perdido la cuenta. Y ando escribiendo algo parecido a una novelita.

-¿Y para cuándo disco propio?

Pues me dedicaré a ello cuando acabe La Peste, que hace mucho que no saco disco propio. Pero mi última obra ahora mismo es levantar mi casa (ríe). En este hogar campestre estoy muy a gusto. Por esta posibilidad de trabajar en casa me paso todo el día aquí y cuando necesito desconectar, pues abro la puerta y respiro sólo aire puro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios