Luis Delgado | Director del Centro Común de Investigación de la Comisión Europea en Sevilla

"El cambio en Andalucía para crecer pasa por la innovación"

"El cambio en Andalucía para crecer pasa por la innovación" "El cambio en Andalucía para crecer pasa por la innovación"

"El cambio en Andalucía para crecer pasa por la innovación" / josé ángel garcía

Comentarios 3

Luis Delgado (1960, Burgos), ingeniero agrónomo y economista, es el director en funciones del Centro Común de Investigación de la Comisión Europea en Sevilla, conocido como JRC (Joint Research Center). Ha trabajado en medio mundo: África, Sudamérica, Bruselas y Roma hasta que recaló en Sevilla; su mujer es francesa y sus dos hijas nacieron en Italia y en Bélgica. Está contento de cómo lo ha sido acogido en Sevilla y Andalucía. Y agradece al alcalde Juan Espadas el serio interés mostrado en su centro y en que tenga una sede permanente.

-El centro de investigación que dirige en Sevilla es el más grande de la Comisión Europea en España, ¿a qué se dedican?

-Analizamos el impacto de políticas europeas y contribuimos a su desarrollo y aplicación. Trabajamos en políticas de energía y cambio climático, agricultura, política fiscal, economía digital e inteligencia artificial, política industrial, economía circular, política territorial e innovación y capital humano. Gestionamos conocimiento para el desarrollo y la aplicación de políticas comunitarias; la tecnoeconomía, el análisis social y el desarrollo de modelos económicos cuantitativos complejos.

"Trabajamos para tener una sede permanente en Sevilla, que se ha convertido en la cuarta de la Comisión"

-Todos son jóvenes científicos de primer nivel. Una joya en el World Trade Center de la Cartuja.

-Sevilla se ha convertido en la cuarta sede de la Comisión Europea. El centro llegó la ciudad en 1996-1997 y en los últimos diez a doce años ha tenido un crecimiento y reconocimiento más importante. Trabajamos juntos ingenieros, economistas, físicos, químicos y cada vez más gente con experiencia en ciencias sociales. La gran mayoría tiene un doctorado. Somos 380 personas y seremos 400, con edades de 30 a 40 años, de todas las nacionalidades europeas. Nuestro presupuesto es de 35 millones.

-Explique algunas actuaciones mas destacadas.

-Todas las emisiones de los sectores industriales se regulan desde aquí. Hay un proceso de legislación compleja de sectores industriales en el que trabajamos con la industria, estados miembros y ONG. Buscamos consenso en temas muy complejos, con implicaciones técnicas y económicas muy complicadas: plantas térmicas de generación, incineradoras, química, papel, acero. Todo ese proceso se desarrolla en Sevilla antes de que pase a la fase legislativa. También las etiquetas de productos y normas mínimas que deben cumplir.

-¿Y en cambio climático?

-Modelizamos alternativas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y vemos su impacto. Hacemos análisis económicos de alternativas de la política agraria común. Analizamos alternativas para establecer un impuesto común y consolidado a las empresas, área en la que la Comisión no había legislado. Cada vez tenemos más en cuenta y nos interesa más lo local: cómo afectan las políticas en sectores, regiones y capas de la población.

-¿El centro interviene en la realidad social y/o económica de Andalucía?

-Bueno, no es ése nuestro papel. Parte importante de nuestro trabajo es la aplicación y desarrollo de la política territorial y de innovación. Para eso hemos creado desde Sevilla las plataformas temáticas donde las regiones especializadas en un sector puedan trabajar con otras regiones. Es la base para la cooperación regional a nivel europeo. Y Andalucía es de las más activas de Europa en esta cooperación: participa en ocho o diez de estos equipos y es líder en cooperación regional en agricultura, edificios sostenibles y baterías eléctricas para automóviles.

-Pero sigue a la cola de Europa…

-Evidentemente, Andalucía no es una región muy avanzada en muchas cosas.No lo es en tecnología. Sin embargo, es puntera a nivel internacional en el sector agroalimentario, muy tecnificado y muy competitivo en los mercados mundiales. Toma inicativas para cooperar con otras regiones europeas en proyectos de interés común. Eso es positivo.

-¿Qué debe hacer Andalucía para crear empleo y crecer?

-Ese cambio pasa por la innovación, donde ha empezado a moverse recientemente, y ahí debe incidir. Desarrollar su propia estrategia de innovación: qué quiere hacer, dónde, qué tiene la región, cuál es su potencial, qué le permite crecer y con quién puede cooperar para eso. Y entender la situación del mercado europeo y mundial. Andalucía está muy integrada en los sectores del mundo global agroindustrial y aeronáutico, en otros no. Si se crean las condiciones, Andalucía tiene potencial para crecer, crear empleo y riqueza.

-Su centro acogió hace poco un congreso mundial de especialización inteligente

-Hay regiones o grupos de población que se están quedando atrás y nos importan. No es equivocado ligar el auge del populismo a esas zonas o grupos a los que la reciente crisis ecónomica y la transformación tecnológica pueden dejar atrás. La desigualdad tiene que corregirse, tomar medidas y reaccionar. La especialización inteligente es el proceso de cómo hacer políticas de innovación. Que las regiones o países desarrollen esa estrategia de especialización inteligente es lo que va a exigir Europa para dar fondos estructurales. En el congreso se habló de qué se está haciendo en Europa, cuándo funciona y cuándo no, y de su extensión a otros países.

-¿Cambian su sede actual en la Cartuja?

-Estamos trabajando en un proyecto para tener una sede permanente en Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios