Ferrán Caballero, profesor de Filosofía y escritor

"Los gobernantes no suelen ser los más nobles ciudadanos"

  • Si lo consigue, Susana Díaz habrá demostrado ser una gran maquiavélica. Y es un arte difícil".

Ferrán Caballero. Ferrán Caballero.

Ferrán Caballero. / D.S.

-¿Quién, de entre los nuestros, está a la altura de Maquiavelo?

-Pues creo que a su altura, realmente nadie. Tampoco se sabe muy bien en qué consiste el maquiavelismo, aunque en sí, por definición, los gobernantes ya tienen algo de maquiavélico para lograr el poder: no suelen ser los más nobles y honestos de los ciudadanos.

-Dedica Maquiavelo para el siglo XXI a Rajoy. Yo no sabría cómo tomármelo.

-Sí, pretendía hacerme el simpático, como un guiño al original. El Príncipe está escrito para Lorenzo de Medici y con una intención bastante clara. El príncipe no necesitaba los consejos de Maquiavelo. De hecho, Lorenzo de Medici no leyó El Príncipe y a Maquiavelo no le ayudó nada.

-Oh... big fail.

-Sí, a Maquiavelo lo habían exiliado y era seguramente de ideas republicanas, es curioso que pensara que le podía dar lecciones a un príncipe. Pero tenía gran interés en la política y quería seguir implicándose en la vida de Florencia. Ahora, los temas de Maquiavelo valen para cualquier régimen y época porque las dinámicas de poder son las mismas.

-Entonces, ¿por qué no aprendemos?

-Es que la historia no está escrita: Medici no tenía que leer a Maquiavelo para saber qué hacer, pero ni siquiera leyéndolo lo hubiera sabido. Tenemos los mismos vicios y nuestra capacidad para sobrellevarlos es escasa, así que caemos en los mismos problemas. Lo que dice Maquiavelo te sirve de cierta orientación, no más. Dice que el vicio no es malo, que el pecado en política es necesario. La mentira, el uso interesado de la información y otros males de nuestros políticos, como la corrupción, no son necesariamente vicios políticos. Sólo son condenables si no sirven a la causa pública.

-¿Es Trump maquiavélico?

-Es difícil pronunciarse. Seguramente, los más maquiavélicos sean quienes menos lo parecen. Trump es transparente, parece la antítesis de todo esto, ha dicho cosas que a otro le hubieran supuesto la ruina inmediata... Quién sabe lo que encontraremos en unos años.

-"¿Por qué el pueblo español, que había sido dominado por Franco, no se rebeló ante sus sucesores?". Interesante cuestión.

-Obedece a una de las lecciones más fuertes de Maquiavelo: los dirigentes supieron aprovechar la fuerza, el miedo y el poder que la población aún respiraba del régimen. Cuando se denuncia la Constitución del 78 porque se hizo en medio de ruido de sables, se olvida que muchas grandes cosas se fundamentan en algo miserable, por humano: el miedo: las diferencias que parecen radicales e insalvables se sortean porque los miedos compartidos posibilitan la unión. Claro, duran lo que dura el clima de temor.

-No hay mayor fortuna para un gobernante que la ocasión. ¿Quién la tiene ahora?

-Susana Díaz: sabe estar, o no, en cada ocasión propicia para conseguir el poder, y dando la seguridad de que el futuro es suyo. Si lo consigue, demostrará que es una gran maquiavélica. Es un arte difícil, ¿eh? Porque en general, en todas las cosas de la vida vamos a destiempo.

-Me deja helada su descripción de Ada Colau como persona "cruel, sin piedad, sin religión".

-Cruel de toda crueldad. En campaña dijo una cosa y la contraria, acusó de corrupción a socialistas con los que luego pactó, manejó informaciones... y el espectáculo que montó en la investidura. El podemismo ha jugado con la violencia desde el mismo lema de "el miedo ha cambiado de bando".

-Respuesta a una violencia estructural.

-Pero no sé si a eso habría que llamarlo violencia o injusticia. El juego que ellos hacen es como si el PP o las élites hubiesen aprovechado el miedo de los pobres para su interés particular, aunque hayan hecho también cosas criticables.

-No obstante, al gobernante "no debe preocuparle la reputación de cruel".

-Siempre que se vea permitido. Dos ejemplos, Obama y Hollande, que vieron cómo su popularidad aumentaba exponencialmente después de los atentados terroristas y tras matar a Bin Laden: es decir, siempre que la crueldad sirva a intereses de Estado y a ti te garanticen tu seguridad.

-Primer principio de la banalidad del mal...

-Pero efectivo: el gobernante se fortalece si es visto como alguien a quien temer, mientras no lo tema su país.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios