Miguel ruiz montÁñez Gerente de la Empresa Malagueña de Transportes y novelista

"Hay mucha gente brillante atada a trabajos mediocres"

"Hay mucha gente brillante atada a trabajos mediocres" "Hay mucha gente brillante atada a trabajos mediocres"

"Hay mucha gente brillante atada a trabajos mediocres" / javier albiñana

-¿Es más difícil dirigir una empresa de transporte público con 1.000 empleados o escribir un best-seller?

-Las dos cosas. En mi último libro, Objetivo la luna, he conjuntado las dos facetas porque es un libro de empresa, de vida y de gestión personal.

Los buenos profesionales siempre van a tener sitio en Reino Unido y EEUU pese al 'Brexit' y Trump"

-¿Se considera una persona afortunada por conseguir las dos cosas?

-Tengo mucha suerte porque me han traducido mis anteriores novelas a más de 14 idiomas. No puedo pedir más de la literatura porque para mí fue una sorpresa.

-¿Cómo empezó?

-Siempre he sido un gran lector. Con 40 años pensé en escribir algo y tuve la suerte de escribir La tumba de Colón, en un año en el que era el quinto centenario de su muerte y se investigaba si estaba enterrado o no en Sevilla. Esa novela gustó mucho. Estaba en el sitio adecuado en el momento adecuado.

-Cuando escribió la novela en su casa no le conocía nadie. ¿Cómo consiguió que se convirtiera en uno de los libros más vendidos?

-Busqué en internet cómo vender un libro y vi que era necesario tener un agente literario porque la mayoría de editoriales ni leen los manuscritos que les mandan. Sin embargo, las agencias son capaces de encontrar aquella editorial que encaja con el estilo de novela que has hecho. Tuve la suerte de entrar en la agencia Kerrigan. Le mandé a Antonia Kerrigan un viernes La tumba de Colón y el lunes no solo se lo había leído sino que en menos de 10 días tenía un contrato firmado para una primera tirada de 50.000 ejemplares con el grupo Z. Se vendieron más de 200.000 ejemplares.

-Vaya subida de adrenalina.

-Imagínese. Eso me hizo escribir luego un segundo, un tercero y un cuarto libro. Recomiendo a los autores noveles que vayan a las agencias literarias.

-Y ahora salta al coaching. "Un libro que invita a vencer el miedo al cambio y a buscar el viento favorable de nuestra vida", reza la portada.

-Sí, esto parte de una conversación con Daniel Pastor, mi socio literario en este libro. Siempre hemos pensado que hay mucha gente brillante que está atada a un puesto de trabajo mediocre. De ahí parte esta fábula. El miedo al cambio hace que las personas no sean capaces de dar un salto y se jubilen en el mismo sitio. Este libro invita a soñar con un trabajo y una vida mejor. Por eso se llama Objetivo la luna. Lo más alto.

-¿Cuáles han sido las primeras reacciones de los lectores?

-Ha gustado mucho la teoría del H3, que dice que todo profesional tiene que hacer, tener humanidad y sentido del humor.

-El coaching se ha puesto de moda.

-Sí. Por eso este tipo de obra está pegando mucho porque son libros accesibles, que no tienen una literatura profunda. Si además reflexionas y te permite solucionar algún atolladero personal, mejor. Los libros de autoayuda y motivación personal están a la orden del día y yo tenía muchas ganas de tocar este palo.

-Se habla mucho del miedo al cambio, de no salir de la famosa zona de confort. ¿Es más difícil hacerlo en España que en otros sitios?

-El ser humano es tendente a la estabilidad, a no tocar las cosas cuando funcionan. Además hemos pasado una crisis económica muy mala, aunque ahora se ve una reactivación del mercado de trabajo y más ofertas. Ahora vuelve a haber personas que dicen que están bien en sus empresas, pero que se preguntan por qué no pueden intentar dar un salto de calidad.

-En España parece muchas veces que está mal visto cambiar de compañía.

-Totalmente de acuerdo y la gente acaba quedándose en su zona de confort. Pero hay que buscar elementos disruptivos para acabar con la monotonía laboral y personal, y encontrar un mundo mucho mejor. Yo lo he practicado en persona. Los americanos dicen que el profesional que está más de siete años en un puesto de trabajo jamás va a conseguir ser feliz porque al final te amodorras.

-¿Hay más individualismo?

-Un profesional tiene que ser individual en la gestión de su carrera, tener estrategia personal y crear una red de contactos. Pero en la empresa hay que trabajar en equipo y gestionar la inteligencia emocional del grupo.

-¿Hay individualismo de Estado con el Brexit o Trump? ¿Es un paso atrás?

-La gente buena siempre va a tener sitio en Reino Unido o Estados Unidos. Ningún país puede cerrar sus fronteras a los buenos profesionales.

-¿A pesar de Trump?

-A pesar de Trump, que la está liando.

-¿Qué tiene en mente para la próxima novela?

-Estoy en un proyecto sobre la relación de América Latina, España y EEUU, y espero tenerlo en 2018. Hay 30 países en Latinoamérica que hablan español y tenemos una relación de amor-odio con América Latina. Es un tema que me tiene enganchado.

-¿Meterá el muro de Trump por algún sitio?

-Creo que lo voy a poner.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios