leopoldo fernández pujals. fundador de telepizza, presidente de jazztel

"En Telepizza los ejecutivos vestían igual que los pizzeros"

-¿Apuntando a las estrellas se llega a la luna?

-Con el título del libro quiero decir una frase que he aplicado toda mi vida: piensa en grande. Un objetivo grande, un plan grande; un objetivo pequeño, un plan pequeño. Si piensas en grande, vas a conseguir grandes cosas. Si piensas en pequeño, lograrás cosas pequeñas, no digo que sean buenas o malas.

-En su vida ha coleccionado países pequeños: Guatemala, Panamá, Bahamas. ¿Se está empequeñeciendo España?

-A España lo que le falta es un cambio de mentalidad y mejorar la formación, superar los hábitos de la mieditis y la excusitis. Un ejemplo: la palabra venta o vendedores se considera de bajo nivel; prefieren llamarse comerciales o gestores de cuentas. Con lo difícil que es saber vender.

-Dice en el libro que Vietnam le fue útil para su trabajo en Telepizza...

-Llegué a Vietnam en 1968. Estaba de coordinador de pedidos de materiales. Todo lo que he vivido he procurado sacarle provecho en el momento y aplicarlo en el futuro.

-¿Es verdad que lo primero que le preguntó a su mujer es que cuánto eran trece por trece?

-¿Y catorce por catorce?

-Franco, en su primer encuentro con el príncipe Juan Carlos, lo primero que le preguntó fue la lista de los reyes godos...

-Me suena Alarico. Se habla poco de ellos, pero el pelo rubio y los ojos azules de muchos españoles tiene que ver con los godos.

-¿Qué es más romántico, conocer a una mujer en una fiesta de oficiales (su primera mujer) o por un anuncio de periódico (la segunda)...

-En las mujeres siempre me fijo en su cara, ahí está el espejo de los ojos y la sonrisa. Otros les miran a las piernas, a los pechos o al trasero.

-Las últimas palabras de su libro son "una Cuba libre y soberano"...

-Es con lo que soñamos todos. Me enteré de la llegada del comunismo a la isla por un húngaro al que mi familia le tenía alquilado un piso. Me preguntan si volveré cuando muera Castro. Stalin murió en 1953 y el comunismo no se acabó allí hasta 1988.

-Se fue pero no perdió su acento...

-En Miami decían que tengo acento gallego, aquí que tengo acento cubano. Hay en mí un 25 por ciento de canario. Sabe que las carabelas salieron del sur de España, pero todas pasaban por las Canarias.

-Fernández Pujals. Un apellido castellano, otro catalán...

-Mi abuelo materno se apellidaba Pujols y Claret.

-Llega a España en 1981. ¿Vivió el susto del 23-F?

-¿Fue un susto? Susto el que pasó mi mujer un año antes cuando estábamos en Guatemala y tomaron la embajada española. Hubo 36 muertos. En esa época yo era norteamericano. Me hice de ese país en Hawaii, el estado más próximo a Vietnam.

-'El regreso', 'El cazador', 'La chaqueta metálica', 'Apocalypse Now'. ¿Cuál se aproxima más a lo que usted vivió en Vietnam?

-La chaqueta metálica. Las demás son mucho Hollywood y poco Vietnam.

-¿Cuándo dejó Cuba?

-No vuelvo desde la boda de mi prima Graziela. una vez me lo preguntó una pareja judía y les dije si ellos volverían a la Alemania de Hitler con Hitler vivo.

-¿Se puede influir sobre las personas y perder amigos, al revés de del libro de Dale Carnegie?

-Si se hace bien, no. Benjamín Franklin sale en los billetes de cien dólares porque fue el presidente más importante. Puso su firma a la Constitución, a la Declaración de Independencia, fue el primer embajador en el imperio francés, abrió la primera biblioteca de Filadelfia, inventó el pararrayos. Pero después se convirtió en dogmático, quiso corregirse e intentó copiar a Sócrates y Cristo, pero su orgullos fue más fuerte que su humildad.

-¿Se querellaron contra Telepizza los herederos de Vivaldi por la pizza cuatro estaciones?

-Nuestras pizzas, salvo la especial de la casa, no tenían nombre. Me chocaba que la pidieran sin queso.

-¿Se siente un exiliado?

-No, porque esa palabra tiene la doble connotación de persecución política y salir con una mano delante y otra detrás, y no es mi caso. Estoy fuera del país que me vio nacer.

-Telepizza y Jazztel. ¿Comida rápida y telecomuniciones tienen en común la velocidad?

-Pero las separa una diferencia brutal en inversión.

-¿Cómo consiguió meter dos marcas en el Ibex 35?

-Uniendo mi formación en ventas, me enseñó a estar al lado del cliente, no al lado de la fábrica, mi formación contable y financiera y mi formación militar.

-¿De que le valió la 'mili'?

-En el Ejército aprendes que la misión es lo más importante y que no valen las excusas.

-En su libro cita a Unamuno. ¿Qué autores lee?

-Me gusta leer las vidas de personas: Benjamin Franklin, Patton, MacArthur. He leído todos los libros de Peter Drucker, un sociólogo de las multinacionales.

-¿Drucker es para usted como Faulkner para los habitantes de la película 'Amanece que no es poco?

-Leo libros que me ayudan a ser mejor empresario y mejor persona. No me interesa leer cuentos de otros.

-Le ofrecen la presidencia de Jazztel cuando estaba jugando al golf...

-He jugado al golf con Severiano Ballesteros y con Sergio García, pero no me lo ofrecieron por jugar al golf. Estaba en España camino de los Juegos Olímpicos de Atenas.

-¿Qué pruebas vio?

-Fui a ver a Invasor, un caballo español de doma clásica montado por un jinete que consiguió medalla.

-Habla de Coca-Cola y Pepsi-Cola y dice que ser segundo es un consuelo...

-El número 3 tiene dificultades para sobrevivir.

-¿Es verdad que conoció a la que sería su mujer vestido de pizzero?

-En Telepizza conseguí que los ejecutivos vistieran igual que los pizzeros.

-¿Peligró su vida en Vietnam?

-Seriamente no. Me robaron mi rolex un día antes de partir. Debió ser la chica que me planchaba la ropa.

-¿Se siente autor de éxito?

-He comprado mil libros de tapa dura y le he mandado seiscientos a mi hijo Carlos para que los venda en su restaurante de tapas españolas de Miami. En diez años quiere abrir mil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios