Manuel Pimentel · Editor y exministro

“Rajoy quiere mandar de verdad y los otros se resisten”

  • Tiene alma de aventurero. Se hizo piloto mientras se titulaba como ingeniero y abogado y empezó a escribir su primera novela siendo ministro. Sevillano de nacimiento, vive con su mujer y su hija en la antigua casa de Machaquito, junto a Medina Azahara (Córdoba). A sus 46 años, ha combinado su afición por la espeleología, la caza mayor y la literatura con una intensa actividad empresarial y política. Dice que su mayor aventura ha sido Almuzara, que aspira a convertir en una gran editorial.

Fue un ministro de Trabajo muy valorado en el segundo Gobierno de Aznar, al que dejó plantado. Alejado de su antiguo partido y de la política, entiende que abandonen a Rajoy quienes no se sientan cómodos, aunque apuesta sin dudarlo por el liderazgo de éste.

Conoce bien el PP: haga un diagnóstico.

Rajoy intenta conquistar un liderazgo que hasta ahora no era suyo. Fue designado por Aznar y ahora tiene que ganarse su sitio.

Pues se lo ponen difícil.

Si uno conquista algo es porque otros lo pierden. Y en este caso hay quienes no se resignan.

¿Se trata de una guerra de poder?

Es un problema de liderazgo y equipos. El liderazgo real lo venía ostentando el entorno de Aznar. Cuando Rajoy quiere mandar de verdad, los otros se resisten.

¿Exageran quienes dicen que el PP se desintegra?

Creo que exageran, aunqueessorprendentelaevolución. Pero el PP cubre un espacio lo bastante homogéneo y no se desintegrará.

¿Hay sitio para todos?

En casi toda Europa ese espacio es igual de ancho. Además, nuestra ley electoral propicia los grandes grupos.

¿Usted en qué parte del espectro se sitúa?

Me considero de centro.

Si siguiera en el partido, ¿de qué lado estaría?

Como no estoy en el partido no se lo puedo decir. Visto desde fuera creo que es bue no que el PP rompa con la línea de la última legislatura.

¿Con la línea `dura'?

Prefiero una política que critique lo que se hace mal y apoye lo que se hace bien. Veo muchas cosas que me gustan, como la declaración conjunta contra el terrorismo.

Es decir, que se fía de Rajoy.

Tengo muy buena impresión personal de Rajoy.

¿Cree que aguantará el tipo?

Si quiere ser líder, de verdad, tiene que aguantar. Ir a su congreso e intentar ganarlo. Creo que es bueno que aguante y que lo gane.

¿Bueno para quién?

Bueno para el Partido Popular y para el país. Una vez que gane el congreso el liderazgo será suyo...

¿Y entonces...?

Se estabilizará el partido. Mi tesis es que, si aguanta, será el próximo presidente de España, porque a Zapatero lo veo muy perdido, lo veo mal.

¿En qué sentido?

Lo veo en un mundo irreal. Hay mucha gente muy preocupada por la crisis económica, mientras que Zapatero está en las medidas estéticas.

¿Se refiere a los golpes de efecto?

Esos golpes efectistas son válidos por un tiempo. Pero cuando la gente tiene problemas serios se produce un rechazo.

¿Incluso si no hay oposición?

Creo que, a poco que el PP lo haga bien, la gente va a darle una oportunidad.

¿Tiene `mono' del Ministerio de Trabajo?

Fue una experiencia maravillosa, que compartí con gente que aprecio. Descubrí una sociedad más rica y compleja de lo que imaginaba.

Ahora lo tendría más complicado...

Al actual titular de Trabajo, que es una persona competente, le quedan tiempos muy malos. El desempleo va a seguir aumentando durante un año.

Dijeron que mejorarían las cosas.

A la gente hay que decirle cuál es la realidad. Creo que el Gobierno ha hecho mal intentando ocultar la situación.

¿La crisis debilitará al empresariado andaluz?

Vamos a sufrir y algunos caerán. Pero las empresas y los tejidos empresariales se hacen en época de crisis.

Creía que era al revés.

En época de bonanza todo es alegría, se cometen errores. Las épocas de crisis, cuando se clarea el mercado, son tan importantes como las de bonanza. Sobreviven los más capacitados.

¿Ser editor aquí es una temeridad?

Ser editor es una temeridad en todo el mundo. Es un negocio hermoso, pero con un riesgo altísimo.

¿Se considera, ante todo, empresario?

Un editor tiene que ser empresario y poeta a partes iguales. Si es más empresario no se dedica al os libros. Ysi es más poeta,quiebra.

¿Los libros son más seguros que los pisos?

Los libros tienen la ventaja de que son anticíclicos. Cuando hay crisis se siguen vendiendo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios