Enfoque BBVA

"Ningún cliente vulnerable de BBVA se queda sin techo"

  • La entidad ha refinanciado desde el inicio de la crisis la hipoteca de 66.160 clientes y ha acordado la dación en pago de 11.680 viviendas.

Comentarios 0

Trabajamos para un futuro mejor para las personas, en su sentido más amplio. A la sociedad le debemos parte de nuestro negocio y esta premisa es primordial para nosotros", asegura Iria Hernández-Cañizares, responsable de Responsabilidad y Reputación Corporativa de BBVA España. Esta reflexión cobra especial importancia en un momento en el que los indicadores apuntan al alza y testimonian la salida de la larga crisis, permitiendo visualizar los resultados de los programas y herramientas que BBVA diseñó específicamente para minimizar los efectos de la debacle económica entre las personas con mayor riesgo. Entre ellas, figuran las iniciativas enmarcadas en la política social de vivienda, como ha sido la creación del Comité de Protección del Deudor Hipotecario (CPDH), que ha dado solución a más de 1.558 familias en situación de riesgo y ha permitido que, desde su creación en 2013, no se produzca ningún desahucio entre sus clientes en situación de vulnerabilidad social. Además, Iria Hernández-Cañizares explica que "BBVA  es quien ha analizado los casos de esos clientes y ha acordado soluciones concretas para cada uno de ellos, como son la refinanciación o la dación en pago. En el CPDH se han visto un total de 1.558 casos, que son de familias en riesgo de exclusión".

El Comité se ha validado como una efectiva herramienta, abordando también la problemática desde su raíz: la pérdida del empleo. "Sabemos que éste es el principal problema. De qué sirve dar una caña si no se enseña a pescar. Por ello nació el Plan BBVA -Adecco, que tiene como objetivo incorporar a los clientes que sean deudores hipotecarios en un plan de empleo que les permita reincorporarse en el mercado de trabajo y que contempla, además, ayudas económicas de hasta 400 euros al mes durante un plazo máximo de 24 meses".

En Andalucía, 419 familias se han beneficiado de estos itinerarios de empleo y más del 40% de los asistentes a los mismos ha encontrado trabajo, un porcentaje más alto que la media nacional (37%). Se trata de unos resultados contemplados en el Informe de Impacto Social de BBVA  en España en 2014, que la responsable de RSC califica de "satisfactorios, aunque nunca es mucho para nosotros", puntualiza. Es por ello que algunas de las iniciativas emprendidas en materia social tendrán continuidad. Es el caso del Comité de Protección del Deudor, que "seguirá exisitiendo mientras haya una sola familia que lo necesite", adelanta Hernández-Cañizares, quien observa una mejoría de la situación. "Cada vez detectamos menos casos de emergencia que requieran intervenciones extraordinarias y eso es un buen indicador. No nos hemos podido adelantar a la crisis, pero hemos sido ágiles y hemos permitido resolver muchas situaciones, aunque eso no significa que BBVA abandone el seguimiento de nuestros clientes, valorando parámetros financieros y sociales para abordar casos de riesgo y ofreciendo mecanismos de ayuda".

De las 1.558 familias ayudadas por el Comité, el 56% optó por la dación en pago de su vivienda, el 44% refinanció o condonó la hipoteca y el 39% accedió al alquiler social en la propia vivienda.

En cuanto a la contribución de BBVA al Fondo Social de Vivienda, han sido 900 los inmuebles aportados, 133 de ellos en Andalucía, atendiendo así al 100% de la demanda requerida a la entidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios