XXIII Jornadas del Fino

Un vino singular y un patrimonio a proteger

  • Unas 250 personas se dan cita en las bodegas El Cortijo para participar en el debate sobre los 'Tesoros del Marco del Jerez' 

  • El Ateneo del Vino expresa su compromiso con la conservación del complejo bodeguero portuense de Campo de Guía

La apertura anoche de las Jornadas del Vino en Bodegas El Cortijo. La apertura anoche de las Jornadas del Vino en Bodegas El Cortijo.

La apertura anoche de las Jornadas del Vino en Bodegas El Cortijo. / (Andrés Mora)

Las bodegas El Cortijo, fueron el lugar elegido anoche por el Ateneo del Vino Fino para organizar las charlas y tertulias técnicas de las jornadas que cada año dedicada a este producto singular y al patrimonio histórico que existe en torno al vino en El Puerto y el Marco del jerez. En esta ocasión, las jornadas están dedicadas a las personas que buscan la singularidad en los vinos, es decir profesionales que se dedican como auténticos arqueólogos a buscar vinos de calidad en las bodegas, los embotellan, crean vinos singulares y posteriormente los sacan al mercado.  

Unas 250 personas abarrotaron anoche el salón de las Bodegas del grupo Los Portales, en El Puerto, para escuchar con atención a los expertos y a estos buscadores de tesoros, a dos destacados "marquistas", que se dedican a la búsqueda de estos preciados vinos, como son Antonio Barbadillo y Raúl Villabrille. La participación en estas XXIII Jornadas del Vino Fino es muy numerosa, un síntoma del interés cada vez mayor que despierta entre el público todo lo que rodea al mundo y a la cultura del vino. Entre el público, además, cada vez se puede ver más gente joven, en este caso sobre todo estudiantes pertenecientes al Ciclo Superior de Vitivinicultura del Instituto Santo Domingo. También se dan cita enólogos, técnicos, empresarios, profesionales de la industria vitivinícola y bodegueros, todos ellos unidos por el denominador común de ser "amigos del vino". El presidente del Ateneo del Vino, Francisco Javier Thuillier, lo explicaba manifestando que en estas jornadas "venimos a hablar del vino, que es una de la razones de la fundación del Ateneo". 

Por la mesa técnica de anoche, con el sugestivo título de 'Buscadores de Tesoros del Marco del Jerez',  pasaron Antonio Barbadillo (Sacristía AB), Raúl Villabrille (Balandro Vinos); Antonio Flores Pedregosa, enólogo de las bodegas González Byass; Armando Guerra Monge, de Bodegas Barbadillo; y César Saldaña Sánchez, director del Consejo Regulador del Jerez; actuando como moderador el director de RTVE en Cádiz, Javier Benítez Zúñiga

El público y los ponentes participantes en las jornadas. El público y los ponentes participantes en las jornadas.

El público y los ponentes participantes en las jornadas. / Andrés Mora

A lo largo de la noche, los ponentes compartieron con el auditorio sus amplios conocimientos en torno al mundo de la vitivinicultura, las singularidades de los distintos caldos de la zona, y las diferencias de la crianza biológica de vinos y manzanillas, incidiendo en las características que hacen diferentes a un vino de El Puerto, un vino de Jerez o una manzanilla de Sanlúcar. "La Manzanilla de Sanlúcar huele y sabe a mar, y el fino de El Puerto sabe a río. Cada una tiene sus características, y la manzanilla necesita un tiempo de crianza", subrayaron los ponentes. Tras el debate, se abrió un coloquio con la participación del público, donde se compartieron experiencias y anécdotas, y posteriormente los asistentes participaron en una degustación de vinos generosos de la tierra, de distintas bodegas, y de un aperitivo servido por el Restaurante Los Portales. También se procedió al nombramiento del presidente del Consejo Regulador, Beltrán Domecq Williams, como socio de honor del Ateneo del Vino de El Puerto.   

Las jornadas se cierran hoy sábado, con una visita a la Cooperativa Vitivinícola Albariza de Trebujena, y una cata de sus vinos dirigida por el técnico de la cooperativa Andrés Herrera Campos, con una comida.  

Estas jornadas marcan el ecuador de un mes de actividades en torno al Día Europeo del Enoturismo, que tuvo uno de sus días grandes el viernes 9, con la visita guiada al yacimiento fenicio de Doña Blanca para conocer la bodega más antigua de Occidente, conducida por el arqueólogo y catedrático de la UCA Diego Ruiz Mata.

El Ateneo del Vino, por mediación de su presidente Javier Thuillier, volvió a expresar anoche a este medio su compromiso con la conservación del patrimonio relacionado con la cultura del vino. Con respecto a la bodega de Doña Blanca, subrayó que "es un patrimonio de la humanidad, por lo que abogamos para que se ponga en valor. Es una pena que la bodega más antigua de Occidente esté tapada y no explotada, y que no se pueda visitar". Además, fiel al espíritu que llevó a la fundación del Ateneo del Vino hace más de veinte años, el presidente de la entidad manifestó que "no se puede permitir que se pierdan más cascos bodegueros", mostrándose optimista ante el anunciado traslado del Palacio de Justicia a una de las antiguas bodegas de Campo de Guía. 

Con respecto al tratamiento que el nuevo Plan Especial del Conjunto Histórico (Peprichye) otorgará a los cascos bodegueros y en especial a Campo de Guía, manifestó que "lo veremos cuando esté en exposición pública y veremos las alegaciones que hay que hacer". Recordó que el germen del Ateneo fue un proyecto de la constructora Prasa que amenazaba con destruir el conjunto de Campo de Guía. Y concluyó con la valoración de este patrimonio a proteger: "No hay en ninguna parte del mundo un polígono bodeguero como Campo de Guía. Esa visión que tuvieron nuestros antepasados de optimizar la industria bodeguera no se puede perder". 

   

  

        

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios