El Puerto

Los vecinos de José Antonio exigen que se respete el convenio firmado en 2009

  • La Junta les pide para acceder a Santa Clara unas cuotas mensuales que superan lo pactado en el documento Los herederos de propietarios tendrán que ser expropiados pero no hay dinero

Comentarios 4

Vecinos de la barriada de José Antonio ofrecieron ayer una rueda de prensa a pie de calle, junto a las nuevas viviendas que construye la Junta de Andalucía y que está previsto que ocupen a muy corto plazo, para principios del próximo año. En una improvisada sala de prensa habilitada bajo un toldo, los vecinos estuvieron acompañados por miembros del Foro Social Portuense.

La barriada de José Antonio Primo de Rivera es hoy por hoy el enclave más socialmente deteriorado de la ciudad, una situación que se arrastra desde hace muchos años y que tras largos años de luchas y reivindicaciones vecinales, desembocó en la firma de un convenio el pasado año 2009, entre los vecinos de la barriada y la Consejería de Vivienda de la Junta de Andalucía. En dicho convenio se establecía, entre otras cosas, la necesidad de un programa social para la recuperación de la zona (algo que los vecinos y el Foro Social aseguran que brilla por su ausencia) y se recogían además las condiciones mediante las que los vecinos con propiedad acreditada en José Antonio -muchas de las viviendas llevan años ocupadas ilegalmente- podrían acceder a uno de los nuevos pisos (125) que la Junta construye junto a la ermita de Santa Clara.

En dicho convenio -cuyo cumplimiento fue reivindicado ayer por los vecinos, ante la inminente conclusión de las obras de Santa Clara- se recoge el justiprecio pactado para los pisos de José Antonio (43.660,80 euros por vivienda) y se indica que en función de los metros de las nuevas viviendas de Santa Clara (las hay de dos o de tres dormitorios) los adjudicatarios tendrán que pagar la diferencia a través de cantidades mensuales durante un periodo de 25 años.

En el convenio se fija un precio de 1.212,80 euros por metro cuadrado para las nuevas viviendas, por lo que las de dos dormitorios costarían 68.256,38 euros y las de tres dormitorios ascenderían a 83.707,46 euros. Según el convenio, al dividir estas cifras entre 25 años, las cantidades resultantes se fijaban en 82 euros al mes para los pisos de dos dormitorios y 134 euros al mes para los de tres habitaciones. Ahora, los vecinos denuncian que la Junta, a través de la Consejería de Vivienda, pretende fijar estas cantidades mensuales en 188 euros para los pisos de dos dormitorios y en 212 euros para los de tres habitaciones, cantidades que consideran "inasumibles" teniendo en cuenta el nivel económico de los residentes de José Antonio, la mayoría de ellos pensionistas y otros con un trabajo precario.

Por otro lado, se plantea ahora un nuevo problema y es que aproximadamente una veintena de los legítimos propietarios de viviendas en José Antonio han fallecido, por lo que serán ahora sus herederos los que cobren el justiprecio fijado (ya que en este caso no se plantea el acceso a los pisos de Santa Clara), aunque ya la Consejería ha dicho que no tiene dinero para acometer estas expropiaciones.

El portavoz de los vecinos, José Antonio Oliva, recordaba ayer que las nuevas viviendas de la Junta son de régimen especial y se preguntaba para qué firma la Junta un convenio si después no lo quiere cumplir. Tanto los vecinos como el Foro Social se mostraron, además, preocupados por el futuro social de la zona, ya que como dijeron se está barajando el traslado a Santa Clara de una quincena de familias de José Antonio que no están normalizadas, por lo que todo el proyecto de regeneración social de la zona podría comenzar con mal pie.

En teoría, tras el paso de los vecinos de la barriada de José Antonio a Santa Clara, el resto de los pisos hasta completar los 125 que construye la Junta se adjudicarían a los demandantes inscritos en el Registro Municipal de Vivienda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios