Costa Oeste

Los vecinos de El Ancla denuncian el abandono que sufren

  • Demandas una mayor atención en el mantenimiento urbano y en la seguridad de la zona

Una imagen del estado del acerado en la calle Bolardo, en la urbanización El Ancla. Una imagen del estado del acerado en la calle Bolardo, en la urbanización El Ancla.

Una imagen del estado del acerado en la calle Bolardo, en la urbanización El Ancla.

Los vecinos de la urbanización El Ancla han vuelto a denunciar "la desidia de nuestros politicos locales a pesar de las reiteradas ocasiones en hemos llamado a sus puertas a través de los distintos sistemas de contacto que tiene nuestro Ayuntamiento y los diferentes grupos políticos que lo conforman".

Los vecinos señalan que llevan casi dos años en los que las palmeras ni se podan ni se limpian, llenando todo el suelo de restos. Los demás arboles tampoco se podan desde hace dos años, con el consiguiente riesgo de caída de ramas sobre los coches estacionados y personas que caminan por la zona. Así mismo los alcorques están levantados, rompiendo las aceras en numerosas calles y existiendo grave riesgo de caídas de farolas, sobre todo en la calle Bolardo, al estar las mismas peligrosamente inclinadas por el levantamiento de las aceras. "Este hecho hizo que hace unos ocho meses acudiera al Ancla la concejala de Mantenimiento Urbano...y hasta hoy", lamentan.

También señalan que "las aceras están inundadas de todo tipo de restos de vegetales que van levantando los acerados. Los alcorques de los arboles parecen bosques ante la vegetación que tienen sin limpiar desde hace al menos siete u ocho meses", indican.

Otro problema es la iluminación que, después de casi un lustro,  han repuesto en parte de la urbanización. En este caso denuncian que "de la decena de farolas que hay solo han colocado rejillas antivándalos en una de ellas, estando las demás a disposición de todo cafre que se le antoje hacer una barrabasada. Del paseo Unzueta que transcurre paralelo a la playa hace ya unos cinco años que destrozaron el alumbrado y no han repuesto absolutamente nada", aseguran.

Por último, los vecinos insisten en el problema que padecen cada fin de semana, cuando numerosos jovenes acuden con sus motos y se dedican hacer carreras por las calles Rosa de los Vientos, Candelero y Bolardo. Las llamadas a Policía Local son constantes pero sin resultados. Reiteramos a concejales, grupos municipales, al propio alcalde y a la Policía que este hecho no solo supone una grave molestia para el descanso de los vecinos, sino también un serio riesgo para los jovenes", insisten. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios