El Puerto / Playas

“Los usuarios de La Puntilla se pueden bañar con absoluta tranquilidad”

  • El concejal de Medio Ambiente, Millán Alegre, afirma que las analíticas reflejan que el agua de dicha playa "es de calidad excelente"

Usuarios de La Puntilla, bañándose días atrás en la playa. Usuarios de La Puntilla, bañándose días atrás en la playa.

Usuarios de La Puntilla, bañándose días atrás en la playa. / Andrés Mora

El concejal Millán Alegre, ha manifestado que tras los avisos recibidos el pasado sábado, día 4, en el área de Medio Ambiente y el teléfono del agua de Apemsa comunicando la posible presencia de restos de heces en el agua de la Playa de El Aculadero, la empresa municipal de aguas trasladó a sus técnicos a la zona para revisar las infraestructuras de bombeo o alivio, "sin registrarse ninguna incidencia que pudiera estar relacionada con dichos avisos".

Tanto Apemsa como el servicio municipal de Medio Ambiente, añade, han realizado inspecciones visuales del tramo de costa en el que se localizaban los avisos “no detectándose manchas u olores, ni sólidos flotantes que pudieran ser indicio o evidencia de algún vertido de aguas fecales”. Protección Civil tampoco ha observado nada anormal, desde la embarcación del servicio de Salvamento, también alertada al respecto, "sólo lo que serían restos de algún alga o microalga".

Este proceso de vigilancia "se ha repetido varios días a lo largo de la semana, incidiendo también con inspecciones en la playa. Así, en condiciones de marea vaciante, se ha vuelto a examinar el litoral sin observarse ningún depósito o indicio de vertido fecal sobre la arena".

De forma paralela “se han remitido muestras de agua para su análisis, de la zona del espigón a la altura de El Castillito como de la Playa del Aculadero, cuyos resultados son concluyentes y los datos de la analítica son muy buenos y califican el agua de baño como de calidad excelente, tanto tras el estudio de los parámetros de Enterococos como E.Coli, según los criterios de clasificación de aguas de baño (RD 1374/2007), lo que demuestra fehacientemente que los usuarios de esta playa pueden bañarse con absoluta tranquilidad y garantía de que todo está correcto, y que como se sospechaba la posibilidad de que fueran manchas de microalgas, como ha ocurrido en otras ocasiones, cobra fuerza".

Por último, Millán Alegre lamenta “las voces alarmistas de colectivos y portavoces que deciden alarmar a los portuenses y visitantes, confundiéndolos con sus aseveraciones sin fundamento y sin pruebas de ningún tipo, sin esperar a que el equipo de gobierno realice su trabajo y verifique todos los parámetros para dar conclusiones contundentes y que no dejen resquicio a la duda; con una clara intencionalidad de dañar al gobierno local, sin pararse a reflexionar sobre lo que realmente provocan, intranquilidad entre los usuarios de las playas y un grave perjuicio para la ciudad y su imagen".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios