El Puerto

Los taxistas de Las Galeras no se trasladarán por ahora de parada

  • Puerto Taxi busca una solución a los múltiples incidentes entre usuarios que se producen en la noche

Los usuarios invaden la plaza de Las Galeras cada madrugada en busca de taxis para volver a casa. Los usuarios invaden la plaza de Las Galeras cada madrugada en busca de taxis para volver a casa.

Los usuarios invaden la plaza de Las Galeras cada madrugada en busca de taxis para volver a casa. / fernández hortelano

La falta de civismo desatada por unas copas de más entre los jóvenes o las ganas de llegar a casa para descansar tras una larga noche de fiesta deja huella en Las Galeras. La zona céntrica acoge cada madrugada colas repletas de jóvenes ansiosos por montarse en el taxi lo antes posible. Entre las 5 y las 8 de la mañana, coincidiendo con el cierre de los locales de ocio, los taxistas presencian disputas y percances que delatan la inseguridad de la parada y muestran su preocupación ante este hecho. "Los usuarios se pelean entre ellos, algunos intentan colarse, otros dan patadas a las puertas y se suben al capó de los coches", denuncia Francisco Javier, de la asociación Puerto Taxi.

Ante esta situación, que tiene lugar cada año durante el periodo vacacional, Puerto Taxi publicó un comunicado en su Facebook oficial este sábado, día 12, en el que planteaban un posible traslado a otras paradas de la ciudad "si no contamos con la presencia policial en la parada de taxi de Las Galeras a partir de las 05:00 de la madrugada", advirtió la asociación. Asimismo, se ha llevado a cabo una reunión con el Ayuntamiento con el fin de reforzar la vigilancia de la zona y velar para que los taxistas puedan realizar su jornada con tranquilidad. "La policía no está para organizar la cola y poner a la gente en fila", afirma Ángel M. González, concejal de Seguridad. Pese a plantear un posible desplazamiento de zona, los taxistas descartan su retirada a otras paradas por el momento. Cabe añadir que por la tarde la calma invade Las Galeras dado que los conductores se desplazan a las diversas playas para realizar servicios.

Entre las 5 y las 8 de la madrugada algunos usuarios dan patadas a las puertas de los taxis

A comienzos del verano el dispositivo policial se reforzó y en agosto se intensificó ante la creciente llegada de turistas a la ciudad. "El fin de semana pasado había seis vehículos policiales de madrugada, cuatro del CNP y dos de Policía Local, doce agentes", explica el concejal Ángel Mª. González.

Asimismo, se mantiene el permiso con el que, desde el año pasado, los taxistas pueden circular a partir de las 4:00 de la madrugada por la zona peatonal de la Bajamar. De esta forma, pueden evitar atravesar el tramo de la calle Micaela Aramburu donde se encuentra la discoteca Gold, en el que se producen numerosos conflictos relacionados con los usuarios de taxis.

En ocasiones, la policía abandona Las Galeras, ya que se requiere su presencia en otro asunto de gravedad. El concejal asegura además que si hay peleas los agentes actúan.

Actualmente, los taxistas intentan llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento para solventar la situación en cuanto a la falta de civismo de los usuarios que usan la parada los fines de semana.

Por último, Ángel M. González ha criticado que "a causa del Gobierno de España, de Alfonso Candón y Rajoy, no podemos aumentar el número de policías locales ni nacionales".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios