El Puerto

La subida de la tasa del agua en un 1,5% se queda sin aprobar por segunda vez

  • El PSOE se quedó solo votando a favor de la sanción a la viceinterventora, mientras que la oposición y el grupo de Izquierda Unida defendieron la labor de la funcionaria municipal

La viceinterventora municipal, al fondo, durante la sesión del pleno de ayer en la que se debatió su expediente. La viceinterventora municipal, al fondo, durante la sesión del pleno de ayer en la que se debatió su expediente.

La viceinterventora municipal, al fondo, durante la sesión del pleno de ayer en la que se debatió su expediente. / andrés mora

El pleno municipal ordinario correspondiente al mes de noviembre, celebrado en la tarde de ayer, resultó un tanto atípico, sobre todo por el cariz de algunos de los asuntos que se abordaron en su orden del día y también porque se escenificó, una vez más, la brecha cada vez más evidente que se abre entre los dos grupos que conforman el bipartito. Es lo que ocurrió, por ejemplo, con el punto en el que se abordaba la propuesta de apercibimiento por una presunta falta leve a la viceinterventora municipal, tras la denuncia presentada el pasado mes de diciembre por la ex-concejala socialista Silvia Valera. La ex-edil había acusado a la funcionaria de haberle faltado al respeto tras la celebración de una Junta de Gobierno Local, dimitiendo además a los pocos días. Todos los grupos municipales cerraron filas en torno a la viceinterventora, defendiendo su profesionalidad y su difícil labor en el Ayuntamiento.

Es muy raro que un asunto disciplinario municipal se eleve al pleno, pero en este caso así lo exige la ley al tratarse de una funcionaria habilitada nacional.

Únicamente el PP votó en contra del respaldo al ecologista Juan Clavero

El concejal no adscrito, Carlos Coronado, justificó los hechos dentro de una discusión normal de las que se producen a menudo en el Ayuntamiento, Silvia Gómez (Ciudadanos) llegó a calificar de "soberbia" a la denunciante, Silvia Valera, y estimó que "el asunto se podía haber resuelto de otra forma", mientras que por parte de Levantemos Javier Botella calificó de "bullyng" la situación vivida por la alta funcionaria. Por parte del PP su portavoz, Germán Beardo, se preguntó "qué está pasando en el Ayuntamiento" y acusó al gobierno local de cargar las tintas contra los técnicos, mientras que el grupo municipal de Izquierda Unida también calificó los hechos de "acaloramiento", sin considerar necesario el apercibimiento. Así, el grupo socialista se quedó solo al votar al favor de la medida disciplinaria propuesta, todo ello con la viceinterventora presente en la sesión durante todo el debate.

Otro de los asuntos que se abordó en la sesión fue la propuesta para subir las tasas de agua y alcantarillado en un 1,5%, en función del IPC, asunto que ya venía rebotado de un pleno anterior y que esta vez volvió a quedarse sin aprobar, aunque esta vez con la abstención de Levantemos El Puerto y el voto en contra del resto de la oposición. Tampoco salieron adelante varias propuestas urbanísticas para la corrección de errores materiales del PGOU. Durante toda la sesión, entre el público se sentaron personas de diferentes colectivos que levantaron pancartas en contra de los desahucios y del problema de la vivienda. Sí se aprobó la propuesta que pedía la subida de las tarifas de taxi en un 1,5%, también en función del IPC.

En la sesión también se abordó la propuesta del equipo de gobierno en la que se solicitaba un apoyo público de la Corporación a la figura de Juan Clavero, tras la trampa de la que fue objeto hace unos meses en la Sierra de Cádiz. En este punto todos los grupos defendieron la figura del ecologista y su labor, expresándole su apoyo, salvo el Partido Popular que consideró que este asunto no era merecedor de pasar por el pleno municipal. El PP fue el único grupo que votó en contra de esta petición de apoyo, votando a favor el equipo de gobierno y Levantemos El Puerto y absteniéndose Ciudadanos y el concejal Carlos Coronado.

En la sesión intervino también el presidente de Amal Esperanza, Jesús Espinar, quien pidió al Ayuntamiento más agilidad en el pago de las subvenciones para no poner en peligro programas como el de Vacaciones en Paz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios