Por la integración en los países subdesarrollados

Cuando la solidaridad traspasa fronteras

  • La ONG portuense 'Pequeña Nowina' sigue trabajando por la mejora de Sierra Leona

Reparto de arroz en el que Pequeña Nowina colaboró con 8.000 kilos durante y después de la epidemia de Ébola. Reparto de arroz  en el que Pequeña Nowina colaboró con 8.000 kilos durante y después de la epidemia de Ébola.

Reparto de arroz en el que Pequeña Nowina colaboró con 8.000 kilos durante y después de la epidemia de Ébola.

Aunque 4.600 kilómetros puedan parecer toda una odisea, no son tantos cuando hablamos de solidaridad. Esta es la distancia aproximada que nos separa de Sierra Leona, un país que aunque sea el más rico del mundo por sus recursos minerales, es considerado el segundo país más pobre en el que la gran mayoría de sus habitantes viven gracias a a la agricultura de subsistencia. Todo ello debido a la larga guerra civil que acabó hace apenas 15 años y el azote de la epidemia del Ébola, el cual arrasó con familias enteras dejando miles de huérfanos por todo el país.

Una gran distancia es la que separa a El Puerto de este país africano, pero ello no sirve de excusa para la ONG portuense 'Pequeña Nowina'. En concreto esta ONG se dedica a ayudar a la mujer y especialmente a las niñas en situación de debilidad y marginación en África, América Latina y España. En Sierra Leona es muy importante su ayuda junto con la de los misioneros que trabajan allí, puesto que al haber grandes desigualdades sociales, las mujeres y los niños son los primeros en perder varios derechos fundamentales como la enseñanza siendo sustituida, en muchos casos, por la explotación infantil.

En estos últimos años, 'Pequeña Nowina' ha colaborado en diferentes proyectos como una casa para médicos voluntarios, una escuela secundaria y una casa de maternidad.

Uno de los trabajos realizados durante este 2016 fue el envío de un contenedor que aportó el puerto de Cádiz gracias a la colaboración de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz, en el que además del mensaje de esperanza, se llenó de diferentes donaciones en las que han participado empresas importantes, entre ellas muchas de la ciudad. Además se contó con la colaboración de diferentes entidades como el colegio Grazalema, quienes hicieron una gran campaña de concienciación para recaudar fondos.

Dentro de este contenedor había kilos y kilos de comida, pizarras, ordenadores, material escolar, una incubadora, máquinas de coser para ayudar al empoderamiento de la mujer... y muchos otros materiales que ayudarán a la dinamización del desarrollo en la zona.

Desde 'Pequeña Nowina' siguen trabajando para que durante este año sea posible una escuela de cocina, la reconstrucción de varios centros educativos y en definitiva, que sus habitantes salgan adelante pese a las dificultades. Para ver todo lo conseguido por la ONG en estos últimos dos años, solo basta ir aFacebook y comprobar hasta donde llega la solidaridad .

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios