El Puerto

La nueva solería de Pagador evocará distintas etapas históricas de la ciudad

  • Los tramos de la calzada llevarán losa de tarifa, chinos, adoquines y placas de granito como homenaje a los pavimentos que han tenido las calles de El Puerto. La Plaza de España y Pagador tendrán tráfico restringido

La peatonalización de la calle Pagador será una especie de museo al aire libre para evocar los distintos pavimentos que han mostrado las calzadas de las calles portuenses a lo largo de los siglos. Los distintos tramos de la calle irán ensolados con losa de tarifa, chinos, adoquines y placas de granito, como reminiscencia histórica de los diferentes tipos de solería que han tenido las calles de El Puerto durante su devenir urbano. A la vez, se instalará también en el suelo (que quedará a un sólo nivel) una placa lineal de cobre a lo largo de la calle, en recuerdo de un intento que hubo en el siglo XVIII por parte del Consistorio de entonces de ampliar y hacer un trazado completamente rectilíneo de la calle, retranqueando algunas fachadas, lo que no pudo conseguir por falta de dinero. Estos aspectos fueron dados a conocer ayer por el alcalde Enrique Moresco durante una visita realizada a las obras de peatonalización de Pagador, en el que estuvo acompañado por el concejal de Comercio Francisco Aguilar y técnicos de la empresa que acomete la actuación, incluida en la quinta fase de Urbanismo Comercial. Las obras de peatonalización se realizan por tramos, actualmente se ejecutan los comprendidos entre las calles San Francisco y Federico Rubio y esta misma con Santo Domingo, donde se está retirando el adoquinado, que apenas se reutilizará. Se dejará para el final de la obra el tramo correspondiente a la Plaza de Toros con la calle San Francisco, que coincidirá con las obras en la Plaza de España, cuyo inicio está previsto el próximo día 15, después de la Festividad de la Patrona, una celebración religiosa para la que ya se está engalanando el entorno de La Prioral.

La actuación recoge también la instalación de saneamiento nuevo y alumbrado y tiene un plazo de ejecución de seis meses, aunque según anunció el alcalde se podría extender algo más, debido a las inclemencias meteorológicas del invierno y a la necesidad de coordinarla con otras obras, como la de la calle San Sebastián. Durante el tiempo que esté en obras la Plaza de España, la parada de autobús se trasladará a San Bartolomé (entre Santo Domingo y Palacios).

El coste de esta quinta fase de 'Urbanismo Comercial' asciende a 1.560.000 euros, de los cuales 940.000 son abonados por el Ayuntamiento y 611.000 por la Junta de Andalucía. Las obras son realizadas por la empresa Volconsa Construcción y Desarrollo, y se han ejecutado "de acuerdo con los vecinos y comerciantes". En el caso de la Plaza de España, señaló el alcalde, se ha coordinado el diseño y el uso futuro con el párroco de La Prioral, de tal forma que aunque el tráfico será restringido se permitirá el acceso de vehículos a la iglesia para bodas, funerales y otras ocasiones. En toda esta quinta fase el tráfico será restringido para servicios públicos, autobuses, taxis y residentes. Según manifestó el alcalde, esta fase de 'Urbanismo Comercial' es básica para el diseño del Plan de Movilidad, "ya que será el paso peatonal desde el aparcamiento de la Plaza de Toros a la Plaza de España, por lo que se ha puesto mucho mimo en el proyecto asesorado por Juan Suárez Ávila, ya que toca además un lugar importante como es el entorno de La Prioral", sensible desde el punto de vista histórico y arqueológico.

A estas obras le seguirá para el primer trimestre de 2010 la sexta fase de Urbanismo Comercial, que consistirá en la mejora de la calle Palacios, entre Larga y Micaela Aramburu, y un tramo de Jesús de los Milagros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios