Alerta sanitaria Salud retira por listeriosis una morcilla elaborada y distribuida en la provincia de Cádiz

Suelo industrial

El juicio para la recuperación de los terrenos de la antigua Visteon se celebrará el 15 de abril

  • La Junta de Gobierno Local concedió el pasado 11 de marzo la licencia para la demolición de las naves

Una máquina excavadora, hace unos días trabajando en la demolición de las naves de la antigua Visteon.

Una máquina excavadora, hace unos días trabajando en la demolición de las naves de la antigua Visteon.

La Junta de Gobierno local aprobó el pasado 11 de marzo -con los votos de los concejales del PP, al no acudir ninguno de Ciudadanos a la sesión- conceder la licencia necesaria para el derribo de las naves de la antigua Visteon.

La antigua Plasticur se llama ahora AB Construcciones 2500 y es la empresa a la que se le ha concedido la licencia para la demolición de las naves. Al parecer el objetivo de esta demolición no es otro que vender los materiales aprovechables de las estructuras.

Fue en 2013 cuando se vendieron a Plasticur los terrenos del sector uno de la antigua Visteon, tras la marcha de la multinacional, por un importe de dos millones de euros El objetivo era  construir una gran fábrica que crearía en torno a un centenar de puestos de trabajo, compromiso que  nunca se cumplió. Así las cosas, se iniciaron primero conversaciones con la empresa y finalmente se decidió acudir a los tribunales para recuperar los terrenos, ante el incumplimiento del compromiso alcanzado en su día.

El juicio sobre este asunto se celebrará el próximo 15 de abril, y desde Impulsa confían en poder recuperar los terrenos para ponerlos de nuevo a la venta.

Ya el pasado año, con el objetivo de conseguir fondos para saldar la operación de recuperación de los terrenos,  el consejo de administración de Impulsa El Puerto decidió en la sesión celebrada en febrero de 2020 sacar a licitación la venta de  parte de estos terrenos,  quedando desierto el concurso público convocado.

El objetivo de Impulsa es que  se reconozca el derecho de la actual propiedad a recuperar de la empresa municipal  el 75% del precio de compra, es decir, 1,5 millones de euros; se reconocería también el derecho de Impulsa a aplicar las penalizaciones pactadas en el contrato por la no creación de puestos de trabajo, penalizaciones que suman un millón de euros; y se reconocería finalmente el derecho de Impulsa a cobrarse la deuda que Plasticur mantiene con ella a consecuencia del impago de los pagarés en su día librados para la compra de la maquinaria de Visteon, quedando pendiente también la deuda por los tributos locales que gravan la finca. En total la cantidad que Impulsa tendría que pagar a la actual propiedad para recuperar los terrenos ascendería a unos 50.000 euros, aproximadamente, según las estimaciones realizadas.

El Consejo de Administración de Impulsa inició en mayo de 2019 la reclamación por la vía civil ante los tribunales, presentando una  denuncia contra Plasticur por incumplir las condiciones por las que se hizo con dicho patrimonio, ya que entre otras cosas se comprometía a la creación de un centenar de empleos en cinco años, lo cual no se llevó a cabo. 

Además, el asunto de la venta de los terrenos de Visteon desde el punto de vista de las posibles irregularidades cometidas por el consejo de administración de Impulsa en 2013  llegaba en plena campaña electoral para las últimas municipales, en mayo de 2019, con la decisión de elevar a la Fiscalía Anticorrupción la venta de los terrenos a Plasticur adoptada por unanimidad de los entonces consejeros, entre los que se encontraban representantes políticos de varias formaciones además de la Asociación de Empresarios de El Puerto.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios