El Puerto

La reapertura de Larga se salda con un caos de tráfico en Espíritu Santo

  • Un tramo de la calle ha cambiado de dirección, desconcertando a numerosos conductores

Una señal obliga a circular por Espíritu Santo en dirección a Albareda desde Larga. Una señal obliga a circular por Espíritu Santo en dirección a Albareda desde Larga.

Una señal obliga a circular por Espíritu Santo en dirección a Albareda desde Larga. / d.c.

La reapertura de la calle Larga al tráfico, hasta el cruce con Espíritu Santo -salvo para los residentes con garaje, que podrán seguir hasta la plaza de los Jazmines- se produjo ayer al fin, tal y como se había anunciado, aun que con una sorpresa añadida. Y es que el equipo de gobierno ha aprovechado esta reapertura para cambiar el sentido en un tramo de Espíritu Santo, desde Larga hasta Albareda, permitiendo el giro a la derecha, aunque después desde Albareda a Pozos Dulces vuelve a ser dirección prohibida.

Este cambio, que no se había anunciado el día anterior, sino ayer mismo como un hecho ya consumado, causó un cierto caos en la zona, con conductores que hacían caso omiso a las indicaciones y circuñaban, desconcertados, en ambos sentidos de la calle.

La concejala de Mantenimiento Urbano, Carmen Ojeda, explicó ayer que "se trata de una modificación que llevamos a cabo aprovechando las vacaciones escolares de Semana Santa, a fin de que los conductores se vayan acostumbrando en estos días de menos tráfico en esta zona donde se ubica el colegio Espíritu Santo". Esta modificación, según la edil, servirá también para dar respuesta a los próximos cambios que se vayan a producir en la zona con motivo de la obra de Pozos Dulces, que conlleva un plan de tráfico alternativo en la entrada y salida de la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios