A la espera de unas instalaciones definitivas

Las protectoras, descontentas con la ubicación del centro provisional de protección animal

  • Los vecinos de El Tejar han presentado alegaciones y ya sufren molestias

  • Las instalaciones actuales no cumplen los requisitos de bienestar animal

Uno de los perros alojados en el centro de protección animal. Uno de los perros alojados en el centro de protección animal.

Uno de los perros alojados en el centro de protección animal.

Comentarios 1

Las protectoras y asociaciones Uprocanes, Gatos del Puerto, Dog Planet y La Mirada de Gaia han presentado alegaciones a la ubicación del centro de protección animal en una nave del polígono Las Salinas, en concreto en la calle Francisco Cossi Ochoa. 

En un comunicado remitido a los medios de comunicación, estas entidades destacan que "al  parecer se han metido más de 40 perros en dicha nave, cuyas obras de adaptación están a la espera de ejecución,  desconociéndose el número de gatos" y lamentan  que los animales se hayan introducido en la antigua nave de parques y jardines "antes de hacerse las obras de acondicionamiento". Esto ha provocado también las quejas de los vecinos de la barriada de El  Tejar, que escuchan ladridos continuos desde sus hogares.

Los vecinos de la cercana barriada de El Tejar se quejan de los continuos ladridos de los perros

Otras alegaciones presentadas por las asociaciones hablan de que se podrían estar incumpliendo las leyes de bienestar animal, ya que en una nave los animales carecerían del espacio necesario para cubrir sus necesidades etológicas, de luz natural, de esparcimiento diario, con una limpieza dificultosa  y cúmulos de olores, altos grados de estrés, ladridos que reverberarían en el techo, privación de descanso, aparición de enfermedades y peleas con drásticos resultados. Además, al tratarse de una nave con poco espacio para efectuar diferenciaciones por alas, sería imposible aislar un brote de alguna enfermedad, sobre todo si ésta se transmite por vía aérea.

Las protectoras quieren evitar "que se repita el fiasco del centro que se estaba construyendo en Las Viñas, ya que a través de los vecinos de El Tejar se están recibiendo quejas por los ladridos de los perros allí estabulados, sin tener en cuenta que pared con pared tienen una manufactura de alimentos congelados así como otras naves colindantes dedicadas al proceso y venta de alimentos y a la hostelería, como la venta La Vega o el restaurante Aponiente".

Las distintas asociaciones animalistas apelan al sentido común, y señalan que "en estas condiciones ni se velará por el bienestar animal ni tampoco por el bienestar de los seres humanos", e insisten en ubicar el centro de protección animal "en un lugar apto para ello y construido de forma que se aseguren el descanso y el bienestar tanto para los animales como para las personas".

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios