El Puerto

La propuesta para la procesión de la Patrona desata la polémica

  • Los grupos socialista y de IU creen que la decisión de que la Corporación vaya bajo mazas es "retrógrada" y "caciquil"

Ampollas ha levantado el anuncio realizado estos días por el alcalde, Enrique Moresco, sobre la participación de la Corporación municipal bajo mazas en la procesión de la Patrona, la Virgen de los Milagros, que se celebra el próximo 8 de septiembre.

Los grupos municipal del PSOE y de Izquierda Unida han saltado ante esta propuesta que se debatirá en el pleno de esta tarde, pero que saldrá adelante gracias a la mayoría del equipo de gobierno.

Para el portavoz socialista, Ignacio García de Quirós, "el Partido Popular pretende utilizar políticamente la festividad de la Patrona para dividir a la Corporación entre buenos y malos, una actitud deplorable que hunde sus raíces en tiempos anteriores al Concilio de Trento". El portavoz del PSOE se pregunta "si al tomar esta decisión el Partido Popular ha pensado en el respeto hacia las personas de la propia Corporación que profesan otras religiones" y considera la actitud del equipo de gobierno "caciquil y retrógrada. Mostramos y reiteramos nuestro total desacuerdo con esta pretendida imposición", asegura García de Quirós, a quien le consta que la decisión "no ha sido instancias ni de la Iglesia ni de las hermandades, que son por naturaleza respetuosas con las libertades democráticas y las leyes de nuestro ordenamiento jurídico".

Por su parte el concejal Julio Acale, de Izquierda Unida, ha considerado la medida "una propuesta nostálgica y rancia de tiempos pasados de nacional-catolicismo que supone un claro paso atrás y una ofensa para muchos portuenses, creyentes y no creyentes, que tienen muy claro que las manifestaciones religiosas deben entenderse al margen de la presencia de las autoridades y, especialmente, de la presencia de la Corporación municipal".

Acale recuerda que "ya en tiempos del alcalde comunista Antonio Álvarez Herrera, se tomó el acuerdo de romper con esta costumbre franquista y que, actualmente, desde el más escrupuloso respeto que merecen las manifestaciones religiosas, Izquierda Unida entiende que las creencias religiosas pertenecen al ámbito exclusivamente privado por lo que cada cual individualmente hará lo que lo que le venga en gana, pero asistir la Corporación bajo mazas en la procesión de la Patrona es un despropósito que raya con el insulto a los ciudadanos".

Para IU, se trata de una "maniobra de distracción" del equipo de gobierno sobre los verdaderos problemas de la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios