El Puerto

Un primer año de ajustes

  • La idoneidad de los nuevos horarios por el cambio de la Carrera Oficial marcará en años venideros posibles modificaciones o ampliaciones de los recorridos procesionales

El traslado de la Carrera Oficial a la plaza del Castillo ha supuesto una serie de modificaciones de gran calado en buena parte de los recorridos procesionales de las hermandades de la ciudad. Aunque las distintas juntas de gobierno y el Consejo Local de Hermandades han analizado con detalle la nueva situación para perfilar los horarios que se aprobaron el pasado lunes, su puesta en práctica deberá determinar la necesidad o no de ajustes o bien marcará la viabilidad de volver a recorridos tradicionales teniendo en cuenta que el paso obligado seguirá en el Castillo.

Algunos dirigentes de las hermandades consultados por este periódico han reconocido que para este año han optado por la prudencia. Se ha ido a lo seguro que es estar cuanto antes en Carrera Oficial (el Consejo, de hecho, había solicitado que se pase por este punto a una "hora prudencial) y, una vez se sepa el resultado, barajar si es posible en próximos años ampliar los itinerarios tanto de ida como de vuelta. Incluso, algunos capataces han advertido a sus cuadrillas de costaleros que este año "se andará más" que en años anteriores. Este año está claro, servirá para ajustar horarios y tomarle el pulso a las nuevas calles.

Pero para el ciudadano de a pie que sale a la calle durante esos días tendrá el privilegio de ver estampas nuevas, de volver a ver otras y, algunas, de no verlas. Esto último ocurrirá con el Barrio Alto, que ha sido uno de los principales 'damnificados' por el traslado de la Carrera Oficial a la plaza del Castillo. Hermandades que son emblema de esta parte de la ciudad han recortado recorrido por sus calles. Flagelación ni siquiera pasará por su barrio de la Vid y el Dolor no subirá hasta Yerba (tampoco pasará por su casa de hermandad). Hay otras que ya el año pasado, en previsión de lo que se barajaba que podía ocurrir en éste, ya se adaptaron a la plaza del Castillo (tal es el caso de Nazareno, Soledad y Resucitado). Sus modificaciones para este año han ido en la línea de acortar calle al no tener que llegar hasta Chanca.

Este año debe ser también de nuevas sincronizaciones entre las hermandades que coinciden en el día de salida. Así, el Domingo de Ramos, tras pasar por Carrera Oficial, la Flagelación deberá pasar por Santo Domingo para adentrarse en San Bartolomé lo antes posible. Esto es debido a que La Borriquita tiene que pasar por esta calle también pocos minutos después cuando vaya de regreso a su parroquia tras salir de la Prioral. Mientras, el Viernes Santo, cuando el palio de Consolación y Lágrimas esté en calle Palacios, la cruz de guía de La Soledad deberá estar revirando en Nevería hacia esta calle. Ambas harán el mismo recorrido de acceso a Carrera Oficial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios