El Puerto

"No vamos a permitir que se vuelva a quedar la basura en la calle sin recoger"

  • El Ayuntamiento activa un "gabinete de crisis" para reconducir el contrato de la limpieza pública

Una imagen de una de las reuniones mantenidas estos días con los trabajadores. Una imagen de una de las reuniones mantenidas estos días con los trabajadores.

Una imagen de una de las reuniones mantenidas estos días con los trabajadores.

La crisis abierta en los últimos días a cuenta de la falta de limpieza en la ciudad motivó ayer la comparecencia en rueda de prensa del alcalde, David de la Encina, y del concejal de Medio Ambiente, José Luis Bueno. Antes, a primera hora de la mañana, los responsables municipales se habían reunido con el comité de empresa de FCC, la concesionaria del servicio, con cuyos responsables de zona también ha estado al habla el Consistorio.

El alcalde comenzó su intervención reconociendo el "innegable" mal funcionamiento que ha presentado el servicio, centrándose sobre todo en el pasado fin de semana, cuando la basura de muchos de puntos de la ciudad se quedó sin recoger.

José Luis Bueno también calificó de "inaceptable e intolerable" lo ocurrido, y recordó que desde el pasado lunes se vienen manteniendo reuniones tanto con la empresa como los trabajadores y técnicos municipales para tratar de reconducir la situación.

Ayer mismo se celebraba una reunión a tres bandas en la que se dejó claro a la empresa que "no vamos a permitir que esta situación se vuelva a producir", aseguraba el alcalde. También recordó que por este servicio el Ayuntamiento paga más de un millón de euros cada mes, y además se está amortizando la deuda histórica que aún se mantiene con la empresa de limpieza. Así, el primer edil recordó que cuando este equipo de gobierno llegó al Ayuntamiento la deuda se cifraba e, 13,4 millones, mientras que día de hoy la deuda asciende a tres millones, habiéndose pagado el pasado 2017 a FCC una cantidad de 17,3 millones de euros.

Para evitar que se vuelvan a producir este tipo de incidencias en la recogida de basuras, para este fin de semana se ha activado un "gabinete de crisis" en el que tanto el alcalde como el concejal de Medio Ambiente, la empresa y el comité estarán atentos ante cualquier incidencia. "Al más mínimo aviso se van a tomar medidas", aseguró el alcalde, recordando que "los vecinos van a ser los mejores inspectores".

Los motivos que han llevado a esta desorganización en el servicio no se terminaron de explicar demasiado claramente, pero sí se reconoció que todo parte de la entrada en vigor del nuevo contrato, para cuya aplicación existe una negociación abierta, de carácter laboral, entre trabajadores y empresa. Estas negociaciones, no obstante, no deberían afectar al servicio, tal y como reconocieron los responsables municipales.

En cuanto a la nueva maquinaria, José Luis Bueno explicó que parte de ella ya está en uso, aunque otros vehículos están aún en proceso de matriculación. Estos días sí se empiezan a ver ya algunos triciclos eléctricos funcionando por la ciudad, aunque aún tímidamente.

Por su parte, desde la Federación Local de Asociaciones de vecinos (Flave) se hacían eco también de este problema y señalaban que "no podemos permitir que El Puerto sea una ciudad sucia y nada atractiva. Ciudadanía, equipo de gobierno y servicio de limpieza deben estar en la misma sintonía, coordinados y comprometidos, porque individualmente no se consigue llegar a ningún lugar", recuerdan.

Los vecinos quieren una ciudad limpia "y para ello la ciudadanía ha de ser consciente y cívica, utilizando contenedores y papeleras correctamente, sin ensuciar. Pero también el servicio de limpieza debe ser eficaz y eficiente, adaptándose a las necesidades del momento y del barrio que se trate", señalan. Desde la Federación anuncian que continuarán con las campañas de concienciación cívica en los barrios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios