Urbanismo

"Los vecinos de la Sierra no podemos permitir que tiren ni una casa más"

  • Los residentes del poblado portuense de la cima de San Cristóbal marchan hasta la ciudad y se manifiestan frente al área de Urbanismo para que pongan fin a los expedientes contra sus viviendas   

Los vecinos del poblado de la Sierra de San Cristóbal, por la Rotonda de los Toros, camino de El Puerto.

Los vecinos del poblado de la Sierra de San Cristóbal, por la Rotonda de los Toros, camino de El Puerto. / Andrés Mora Perles

"No podemos permitir que tiren ni una casa más. No podemos vivir asustados como vivimos. No podemos permitir que dejen a familias en la calle. Aquí las palabras se las lleva el viento. Ya estamos hartos de cartitas y de que vengan a echarnos cojones los policías de Urbanismo a nuestra casa. Queremos que nos den una solución". Con estas palabras y en medio de un clima de indignación concluía la manifestación convocada esta mañana frente al Área de Urbanismo de El Puerto de Santa María por los vecinos del poblado de la Sierra de San Cristóbal, que concluyó en la Plaza de Isaac Peral, frente al Ayuntamiento.

En la marcha participaron unas 120 personas, que habían salido del asentamiento situado en la cima de la Sierra sobre las 09:00 horas, para marchar por la antigua carretera N-IV hacia el casco urbano de la ciudad portuense. A pesar del buen ritmo que llevaban las columnas de la protesta y de contar con permiso de la subdelegación de Gobierno, los vecinos participantes han denunciado que la Policía Local que les ha acompañado durante la parte del trayecto que les correspondía estaba permitiendo el tránsito de vehículos, lo que ralentizaba el avance de los participantes en la manifestación obligándoles a realizar constantes paradas.

La marcha de protesta, encarando la entrada a El Puerto por la antigua N-IV. La marcha de protesta, encarando la entrada a El Puerto por la antigua N-IV.

La marcha de protesta, encarando la entrada a El Puerto por la antigua N-IV. / Andrés Mora Perles

De esta forma, a pesar de que la marcha reivindicativa tenía prevista entrar en la calle Sol sobre las 11:00 horas, el trayecto se alargó en el tiempo, llegando los manifestantes, unos 120 en total, a las puertas de la Concejalía de Urbanismo pasado el mediodía. Una vez allí, provistos de silbatos, bocinas, carteles y pancartas, hicieron oír sus reivindicaciones, que no son otras que el cese de los expedientes administrativos que se están cursando para que derriben sus viviendas y paguen una serie de sanciones, muchos de los cuales están llegando a los tribunales, especialmente a la Audiencias Provincial, y están derivando en sentencias severas, que conllevan multas e incluso penas de prisión. Y al hilo de esta primera reivindicación, la segunda de las peticiones del colectivo vecinal La Azada, pasa por la regularización del asentamiento, su legalización y su transformación en hábitat rural diseminado. 

Los vecinos basan sus peticiones en que los terrenos sobre los que se asientan gran parte de las viviendas pertenecen a la antigua cooperativa Virgen del Valle, a la que el Ayuntamiento de Jerez cedió en los años 70 unos suelos para la construcción de 74 casas, que no llegaron a edificarse y sobre los cuales se levanta el asentamiento. Pese a ello, ya ha se ha producido una demolición y hay siete sentencias que están recurridas por los afectados, que han contratado los servicios de un abogado para su defensa. "Se están produciendo condenas de demolición, prisión y sanción", han subrayado los vecinos, que han querido manifestar que hay en total 90 expedientes abiertos por Urbanismo donde se pide el derribo de las viviendas.

Los vecinos, frente a la Concejalía de Urbanismo. Los vecinos, frente a la Concejalía de Urbanismo.

Los vecinos, frente a la Concejalía de Urbanismo. / D. C.

La protesta ha contado con el apoyo de la Federación Local de Asociaciones de Vecinos, Flave, que se solidariza con la comunidad de La Azada. La presidenta de la Flave ha reclamado "que se busque una solución para las viviendas". Durante la concentración frente a Urbanismo, los manifestantes han coreado frases reivindicativas relacionadas con la concejala de Urbanismo, Danuxia Enciso. "Danuxia da la cara", "Danuxia, dimisión", además de otros llamando a la unidad de los residentes para evitar que se produzcan más derribos.

El asentamiento del poblado de la Sierra de San Cristóbal cuenta con servicios como un polideportivo, autobús escolar, recogida de basuras, agua corriente y electricidad, aunque hay también prestaciones insuficientes, como el alumbrado público o la falta de alcantarillado.   

Durante el tiempo que duró la protesta, los vecinos esperaban reunirse con un representante del equipo de gobierno, aunque el encuentro no fue en Urbanismo, produciéndose posteriormente en la puerta del Ayuntamiento de la Plaza de Isaac Peral, donde dicho representante informó a los vecinos que se está estudiando la propuesta presentada por los abogados del colectivo afectado para declarar el asentamiento de la Sierra como hábitat rural diseminado.

Por último, los participantes en la marcha regresaron en autobuses de vuelta a sus viviendas del poblado de la Sierra de San Cristóbal.   

  

 

 

   

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios