El Puerto

"Tenemos que pensar qué hacer para poner un plato de comida mañana"

  • La asociación Anydes manifiesta la "extrema situación de emergencia" en la que se encuentran por no disponer aún de la subvención municipal acordada mediante convenio

La asociación Anydes lleva 24 años realizando una gran labor por las personas que más lo necesita en El Puerto, aquellas que ya no tienen ningún otro refugio al que acudir. Se ocupan de dar alojamiento, comida y aseo a todos los transeúntes sin hogar o personas que están pasando dificultades económicas y que se ven en la calle de un día para otro, así como casos derivados desde el mismo área de Bienestar Social como pueden ser personas en riesgo de exclusión social, familias desahuciadas, personas mayores o víctimas de violencia de género. También acogen en su hogar a internos de prisión, ya que trabajan de manera directa con los centros penitenciarios para que los reclusos que obtengan un permiso de salida puedan llevarlo a cabo. Asimismo trabajan con los CTA (centros de tratamiento ambulatorio) para ayudar a personas drogodependientes o que necesitan tratamientos específicos.

Entre sus labores, además de ofrecerles una casa para vivir, comer y asearse durante el tiempo que necesiten o que las administraciones públicas lo permitan, también tienen a disposición de las personas acogidas diferentes talleres para ayudarles a desenvolverse en su día a día, adquirir nuevos conocimientos e incluso para que se despejen de la realidad que les rodea.

Anydes pide al Ayuntamiento más agilidad en el proceso administrativo

Desde 2009 esta asociación mantiene un convenio con el Ayuntamiento portuense por el cual perciben una subvención de 150.000 euros al año, un dinero que siempre se ha recibido como muy tarde en mayo o junio. Pero este año se está retrasando demasiado el pago de dicha subvención, que sirve para el pago de los trabajadores del centro, del mantenimiento del local, del agua, la luz, la comida, los enseres de aseo... En definitiva, para hacer que el servicio que ofrece la entidad sea de calidad para el más necesitado.

Este pago se efectúa una vez revisados todos los documentos del ejercicio anterior para constatar que el dinero abonado en ese año se ha empleado para lo que se firmó mediante convenio y que esta subvención municipal no se pisa con otras ayudas por parte de la Junta de Andalucía o de alguna entidad privada

Debido a este retraso en el pago de la subvención, según cuentan la presidenta, Mercedes Rivas; la trabajadora social, Susana Mendoza; y la responsable, Manoli Bautista, la asociación se enfrenta a una de las situaciones más difíciles vividas durante todos estos años. En estos siete meses han estado realizando sus gestiones con préstamos de particulares y con dinero de sus propios bolsillos y de los socios de dicha asociación. Sin embargo, ya se han agotado todos los recursos económicos que tenían hasta el momento y no saben si podrán seguir adelante ni un mes más.

"Tenemos que pensar constantemente qué hacer para poder poner un plato de comida mañana, ya que no tenemos dinero, hay trabajadores que llevan 3 meses sin recibir ni un duro, los proveedores no nos dejan fiadas más facturas... Estamos al límite y aún así, desde Bienestar Social siguen derivándonos a gente que necesita de nuestro servicio, pero sin tener nosotros recursos para poder atender a esas personas en condiciones", manifestaba Manoli Bautista a este medio.

Por parte de la asociación quieren recalcar que no se niegan a atender a las personas que se deriven de Bienestar Social, ya que cabe recordar que en su centro pueden residir entre 18 y 20 personas cada día, sin embargo, afirman no tener la seguridad para poder seguir realizando este servicio después del 15 de julio.

La asociación entiende que el Ayuntamiento tiene que hacer las gestiones oportunas, pero piden más agilidad en el proceso y que se le dé prioridad a Anydes para poder hacer frente a este año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios