El Puerto

¿Qué esta pasando con la limpieza urbana?

  • Comerciantes, vecinos y grupos políticos se quejan del deterioro de la imagen de la ciudad

La nueva maquinaria del servicio, el día de su presentación el pasado junio. La nueva maquinaria del servicio, el día de su presentación el pasado junio.

La nueva maquinaria del servicio, el día de su presentación el pasado junio. / andrés mora

Comentarios 2

Ya es julio, pleno verano en El Puerto. Con los turistas en la calle, la localidad debe dar su mejor imagen; pero, desde hace algunos días, distintos enclaves y puntos de contenedores aparecen más sucios que nunca. La indignación entre vecinos, comerciantes y partidos políticos no hace más que aumentar ya que no es comprensible que en unas fechas tan importantes para la ciudad El Puerto esté dando semejante imagen de dejadez y suciedad.

Quejas siempre ha habido, pero la situación ha ido a peor desde aproximadamente a mediados del mes pasado, con imágenes diarias aparecidas en diferentes redes sociales, colgadas por ciudadanos que se quejan de la falta de limpieza. A día de hoy la situación no ha mejorado, llegando al punto de convertirse casi en insostenible. Una imagen vale más que mil palabras, y qué mejor ejemplo para la ocasión que la foto que ilustra la parte superior de esta página, que sólo permite formular una única pregunta ¿Qué está pasando en la ciudad?

En primer lugar, para comprenderlo todo mejor hay que identificar a los dos personajes principales de esta historia. Por un lado se encuentra el Ayuntamiento, quien ha firmado un contrato con el segundo personaje: la empresa de limpieza FCC (que ya se encargaba anteriormente del mantenimiento de la ciudad). En dicho documento, que entraba en vigor el 1 de enero de este año, también se especificaba que tras seis meses de adaptación (concretamente desde diciembre de 2017 hasta el pasado 30 de junio) se fijaba un periodo de adaptación, de manera que el 1 de julio todo el nuevo sistema de limpieza estaría en marcha. Sin embargo, las cosas no están saliendo tal y como se planteaban.

En un principio se puede pensar que el Ayuntamiento no paga a la empresa y que, por consiguiente, los trabajadores se han puesto en huelga. Nada más lejos de la realidad. Actualmente el consistorio paga a dicha empresa más de un millón de euros mensuales. "En materia de limpieza estamos realmente preocupados y vamos a actuar con seriedad", indicaba hace unos días el alcalde, David de la Encina. "No vamos a permitir que se vuelva a repetir la escena de este fin de semana donde aparecieron zonas donde no se recogieron los contenedores". En este punto está claro que el Ayuntamiento ha cumplido ya que no sólo paga religiosamente el canon, sino que también abona parte de la deuda histórica de los años 80 que el consistorio mantenía con Sayse. Por lo tanto, el siguiente punto donde hay que buscar posibles motivos pasa por la empresa. Al parecer, según indicaron los trabajadores en la reunión que mantuvieron con los concejales de Izquierda Unida, Antonio Fernández y José Luis Bueno, así como con el alcalde, David de la Encina, tras la protesta que llevaron a cabo a las puerta del Ayuntamiento el martes, el problema se centra en la falta de negociación con dicha empresa, tanto en la organización del servicio como en la puesta en marcha de la nueva maquinaria adquirida. En este último punto fue muy celebrada y anunciada la incorporación de 40 triciclos eléctricos, equipados con GPS, así como, que los barrenderos llevarán teléfonos móviles -lo que permitirá a la inspección del servicio saber en cada momento en qué punto se encuentran y las zonas ya cubiertas. A pesar de todo esto la fiesta ha durado poco y lejos de seguir presumiendo, este asunto se ha convertido en un punto de conflicto ya que los trabajadores reclaman negociar con la empresa el nuevo sistema de trabajo. Por el momento las tres partes, Ayuntamiento, empresa y plantilla, se reunirán hoy mismo, día para el que estaba programada en un primer momento la comisión de seguimiento. "Vamos a ser muy serios y muy exigentes para que el nuevo contrato, en el que depositamos muchas expectativas y muchísimo dinero, haga lucir a la ciudad como se merece. No vamos a dejar que la situación salpique a los portuenses", sentenciaba el De la Encina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios