El Puerto

Un palacio de lujo con goteras

  • Propietarios del número 15 de Ribera del Río denuncian filtraciones de agua en este edificio · La promotora dice que costeará la reparación pero exige que la constructora haga un informe previo de las deficiencias

Viviendas de lujo, con las mejores calidades, situada en un lugar privilegiado del casco histórico de la ciudad (junto a la Ribera del Marisco) y con ... goteras. Esta es la situación actual del Palacio de Valdeavellano, un inmueble situado en el número 15 de la calle Ribera del Río que fue completamente rehabilitado para que albergara viviendas y locales. Sin embargo, la comunidad de propietarios ha denunciado públicamente que desde 2007, fecha de la entrega de los pisos, se producen filtraciones de agua al interior (fundamentalmente a través de la montera) además de otros defectos en zonas comunes así como "olores insalubres" en el patio. Los propietarios aseguran, además, que llevan meses reclamando a la promotora, la sociedad Carrascosa Moreno Promociones Inmobiliarias SL, que se haga cargo de las reparaciones. Sin embargo, apunta que "le ha ido dando largas". Este extremo lo niega la sociedad promotora que indica que está dispuesta a sufragar las reformas siempre y cuando los técnicos responsables de la obra certifiquen que los desperfectos le son imputables.

Hay un punto de acuerdo. Es necesario realizar un informe sobre la situación actual del edificio. Pero la controversia radica en quién debe hacerlo. Carrascosa Moreno sostiene que lo más adecuado es que lo lleve a cabo tanto el arquitecto como el aparejador así como la constructora que realizaron la reforma del inmueble.

Sin embargo, la comunidad de propietarios plantea que se encargue a "un tercero" ya que entiende que si es un problema de construcción será una cuestión que deberá dirimir, una vez subsanados los deperfectos, la promotora con la encargada de las obras. En este sentido el colectivo asegura que inicialmente la sociedad mostró su conformidad a través de su representante en la ciudad (Carrascosa Moreno realizó la venta de las viviendas a través de la inmobiliaria AC Puertosol). Para rubricar este compromiso se acordó que en días siguientes un representante de la sociedad "con poderes" firmara un contrato por el que ambas partes se comprometían a cumplir con lo que determinara el informe que elaborara la empresa externa. Sin embargo, y siguiendo la versión de los propietarios, momentos antes de la rúbrica la promotora se echó atrás.

Esto lo niega rotundamente la sociedad. El abogado José Enrique Izquierdo, en representación de Carrascosa Moreno, aseguró ayer a este periódico que lo que pretenden los propietarios es "imponer" este informe. "Mi cliente [la promotora] no tiene por qué hacer frente a lo que los propietarios digan", advirtió. Indicó, además que "nunca" se ha negado a costear las obras que sean necesarias pero, siempre y cuando, los responsables de la obra den su opinión sobre las reparaciones necesarias. "Todo lo que pase por el acuerdo siempre nos encontrarán pero nunca por la imposición", añade.

Por su parte, la comunidad de propietarios presentó el pasado 30 de marzo una denuncia en la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) donde apunta que Carrascosa Moreno Promociones Inmobiliarias "pretende, después de todo el tiempo que ha pasado, involucrarnos en conversaciones con empresas y técnicos subcontratados por la promotora, cuando él es quien nos ha vendido las viviendas". "A día de hoy no ha aparecido técnico alguno en el edificio que valore los defectos de construcción cuando las primeras reclamaciones se remontan a la fecha de entrega de las viviendas", agrega.

Mientras, la promotora ha denunciado a la comunidad de propietarios por "atentar contra la imagen" de la empresa ya que han puesto en las fachadas del edificio (tanto en Ribera del Río como Ribera del Marisco) unos carteles donde denuncian el estado del inmueble así como la actitud de la promotora. El abogado de la empresa anunció ayer que tiene previsto presentar una "querella criminal" ante la "campaña de desprestigio" que asegura están realizando los dueños de las viviendas contra la sociedad.

Mientras, la comunidad responde que quitarán los carteles cuando Carrascosa firme el acuerdo por el que se comprometa a cumplir con lo que determine la empresa, que ya ha sido contratada, en su informe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios