El Puerto

La oposición reclama más participación en las cuatro empresas municipales

  • Mariola Tocino presidirá Suvipuerto tras la dimisión de Antonio Jesús Ruiz, aunque el andalucista se quedará como consejero La Flave pide el acceso de los vecinos a los consejos

La participación política y ciudadana en el seno de los consejos de administración de las empresas municipales fue ayer uno de los caballos de batalla no solo del pleno municipal ordinario correspondiente al mes de octubre, sino de una junta general de la empresa de Vivienda, Suvipuerto, celebrada previamente.

Como suele ser habitual, la convocatoria de esta junta general no se había hecho pública a los medios de comunicación, por lo que el contenido de la misma se conoció sobre la marcha gracias al debate entre los diferentes grupos.

Entre los puntos de los que constaba la junta general figuraba la salida de Antonio Jesús Ruiz como presidente de Suvipuerto, tras haber renunciado al acta de concejal la pasada semana. No obstante, seguirá siendo consejero de la empresa a propuesta del PA. La presidenta de la sociedad pasa a ser la edil popular Mariola Tocino, mientras que el nuevo consejero y vicepresidente será Millán Alegre.

También entra en el consejo Germán Beardo, cargo de confianza del PP.

En cuanto a las bajas, se ratificó la salida del ex-consejero delegado, Miguel Pérez Irigoyen, y del consejero en su día propuesto por Ciudadanos Portuenses -miembro de la coordinadora de viviendas municipales-, Eduardo Cías Leiva (CP había prescindido del resto de sus consejeros tras la renuncia del alcalde a presidir las empresas).

Así las cosas, el gobierno local pasará a tener ahora siete consejeros en Subvipuerto de un total de nueve, quedando la representación de los demás grupos reducida a uno del PSOE y otro de IU.

Desde los grupos de la oposición preguntaron al PA por la posibilidad de que Antonio Jesús Ruiz fuera a convertirse en el nuevo consejero delegado de la empresa, aunque el propio ex-edil lo negaba ayer a través de su cuenta de Twitter.

Ya con el pleno en marcha, uno de los puntos más interesantes en una sesión de perfil bajo y como casi siempre tediosa, fue el que proponía que el Gobierno municipal diera cumplimiento a su compromiso de permitir la presencia de los vecinos en los consejos de administración de las empresas municipales. Aunque la propuesta se refería en principio únicamente a Apemsa, en la que ya ni siquiera están representados los grupos de la oposición -tras la venta del 49% de las acciones a Aqualia- el debate se generalizó al conjunto de las empresas. Por parte de la Federación Local de Asociaciones de Vecinos (Flave) intervino su presidente, José Rodríguez, quien recordó la promesa electoral formulada en 2007 para permitir esta participación de los vecinos en los consejos. El más crítico con este asunto fue el portavoz socialista, David de la Encina, quien calificó de "apagón informativo" lo que ocurre hoy en las empresas municipales, sobre todo en el caso de Apemsa. También Silvia Gómez se posicionó a favor de que se permitiera el nombramiento de un consejero a propuesta de los vecinos en estas sociedades. "Que demuestren con hechos que son un gobierno de participación", espetó.

Julio Acale, portavoz de IU, también incidió en el caso de Apemsa, retando al alcalde a modificar el actual consejo de administración, en el que no están representados los grupos municipales de la oposición.

En cuanto a la investigación que se sigue sobre la prórroga a Aqualia del mantenimiento de la depuradora, y tras el duro informe del fiscal que pide la imputación, entre otros, de Enrique Moresco y Alfonso Candón por un posible delito de prevaricación, el PSOE pidió una explicación pública que no se produjo en el pleno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios