El Puerto

Las obras del nuevo tanatorio estarán terminadas para finales de este mes

  • La empresa prevé que el edificio pueda estar en funcionamiento antes de que finalice el mes de julio · El Ayuntamiento ha tenido que ampliar el plazo de la licencia para que las obras puedan concluir

Las obras del tanatorio que se construye en el polígono Las Salinas, impulsadas por la empresa Funerarias Gaditanas Asociadas (Fugasa) parece que por fin encaran ya su recta final, después de un periodo de ejecución que se ha prolongado más de lo inicialmente previsto por diversas causas.

Según los planes iniciales, el proyecto tendría que haber estado terminado para el finales del pasado año 2009, pero un problema con el nivel freático de los terrenos (el inmueble en un principio contemplaba una planta sótano) obligó a modificar el proyecto, con el consiguiente retraso. Tras este primer retraso de un par de meses, el mal tiempo de este último invierno ha impedido también avanzar al ritmo deseado, ya que la empresa estimó la apertura de las instalaciones para el primer trimestre de este año. Finalmente, y dado que los plazos administrativos tocaban a su fin, Fugasa tuvo que solicitar una ampliación del plazo de ejecución de los trabajos para poder proceder a su conclusión, ampliación que le fue concedida por la junta de gobierno local la pasada semana.

Según fuentes de la empresa, a las obras les quedan apenas quince días, con los que a finales de junio se espera que puedan estar terminadas. A falta de que concluya además la tramitación administrativa necesaria para la apertura de las instalaciones, se prevé que el nuevo tanatorio pueda estar ya en funcionamiento antes de que concluya el mes de julio.

El nuevo equipamiento llevará el nombre de la ciudad, según avanzaron los responsables de Fugasa que visitaron la ciudad en diciembre de 2009, con motivo de una visita realizada a las obras.

Las instalaciones tendrán capacidad para atender un millar de servicios funerarios cada año, una cifra superior a las necesidades de la ciudad, ya que según las estimaciones realizadas por la empresa en El Puerto fallecen unas 700 personas cada año.

El presupuesto de las obras ronda los 2,5 millones de euros y las instalaciones contarán con un aparcamiento con capacidad para un centenar de vehículos, una capilla, una sala de duelos, horno crematorio y dependencias para el personal. Las cuatro salas que contempla el edificio se podrán utilizar con diferentes combinaciones según el tipo de servicio funerario, ya que en el caso de funerales de personalidades relevantes que conlleven la presencia de numeroso público, se podrán convertir en una sala más grande cuando se considere necesario.

Las obras las está ejecutando la empresa Astigia sobre una parcela de 6.000 metros cuadrados. La zona en la que se ubican las instalaciones son de fácil acceso en coche tanto desde el casco urbano como desde las diferentes vías que desembocan en El Puerto, aunque está previsto señalizar adecuadamente el nuevo tanatorio para facilitar a los usuarios la búsqueda del edificio. Uno de los ramales de acceso del nuevo puente de las variantes desemboca justo al lado del tanatorio.

Curiosamente una ciudad de más de 80.000 habitantes como El Puerto no había podido contar hasta ahora con este tipo de instalaciones, de manera que los portuenses tenían que desplazarse a Jerez, Cádiz o Chiclana para despedir a sus familiares fallecidos. Sí ha habido en los últimos años varios proyectos para la construcción de un tanatorio aunque finalmente no llegaron a cuajar por distintos motivos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios