Entrevista al alcalde de El Puerto, Germán Beardo “El reto para este mandato será el nuevo paseo fluvial junto al Guadalete”

  • El primer edil advierte del retraso que arrastra la Edusi, con el riesgo de tener que devolver tres millones de euros

  • La reorganización municipal se convierte en el objetivo a corto plazo

Germán Beardo, alcalde de El Puerto de Santa María.

Germán Beardo, alcalde de El Puerto de Santa María. / Andrés Mora

Terminado el mes de agosto arranca el nuevo curso político. ¿Qué sensaciones tiene de cara a este mandato municipal?

–Muy positivas, ha sido un verano muy intenso en el que no hemos cogido vacaciones, teníamos que poner la casa en orden y estructurar la nueva forma de gobierno. Tanto el ambiente de los concejales como el del aparato funcionarial ha sido de muy buena acogida y con muchas ganas de trabajar.

–La recuperación del casco histórico es uno de los principales objetivos del equipo de gobierno. ¿Veremos aprobado el Peprichye a corto plazo?

–El principal reto de El Puerto es sin duda la recuperación de su centro histórico y uno de los primeros pasos que hay que acometer es la aprobación definitiva del Peprichye. Hemos ampliado el plazo de alegaciones, que concluirá a mediados de septiembre, para hacer que el documento cuente con el mayor consenso de los agentes socioeconómicos implicados. Desde el gobierno intentaremos agilizar al máximo su aprobación.

Germán Beardo, durante la entrevista concedida a 'Diario de Cádiz'. Germán Beardo, durante la entrevista concedida a 'Diario de Cádiz'.

Germán Beardo, durante la entrevista concedida a 'Diario de Cádiz'. / Andrés Mora

–Otro de los retos es la conclusión del parking de Pozos Dulces. ¿En qué punto está el proyecto?

–Una de las primeras reuniones que mantuve fue con el gerente de Impulsa para saber en qué situación se encontraba la obra. En ese momento estaba absolutamente paralizada y después de algunas gestiones, Impulsa Aparca registró la solicitud de licencia para urbanizar la cubierta. En las próximas semanas vamos a convocar al Consejo de Administración para planificar de manera ordenada cuándo podrá estar la cubierta y de forma paralela solucionar la financiación necesaria para la conclusión del aparcamiento.

–¿Se prevé la incorporación de un socio privado para garantizar esa financiación?

–Sin duda valoramos todas las opciones. Una de las propuestas que ya tenía sobre la mesa el anterior gobierno era la entrada de capital externo, que nosotros valoramos de manera factible, es una de las posibilidades.

–Una de las recientes polémicas a las que se ha tenido que enfrentar ha sido la readmisión del gerente de El Puerto Global, Rafael Serrano. ¿Por qué no se ha esperado a la resolución del recurso judicial que estaba en marcha?

–Los estatutos de las empresas municipales contemplan la figura de la gerencia. Nosotros creemos que las empresas municipales funcionan bien con un gerente y un consejero delegado. El Puerto Global carecía de gerente, tenía un trabajador apoderado, y en sentencia del TSJA se consideró que el despido de Rafael Serrano fue improcedente. El Consejo de Administración de entonces tomó la decisión de indemnizar a Serrano y no readmitirlo, pero recurrió la sentencia en casación al Tribunal Supremo. Lo único que nosotros hemos hecho es plantear un acuerdo entre el trabajador y la empresa, comunicándole al Supremo, antes del fallo, su incorporación, ya que en caso de haber sentencia debería haber sido indemnizado y eso le hubiera supuesto un sobrecoste a la empresa. El Consejo de Administración ha tomado la decisión económica más racional.

–Finalmente la Junta General de la empresa se celebrará este lunes.

–Las juntas generales se rigen como los plenos, y si un cuarto de los juntistas lo ha solicitado, se celebrará. Lo que estamos viendo es cuáles son los acuerdos que se pueden tomar dentro de una junta general, porque la junta no es competente para revocar acuerdos de un consejo de administración.

–¿Y cómo quedará el organigrama de Impulsa El Puerto?

–En el caso de Impulsa hay un gerente provisional, Miguel Ángel Zarzuela, que tiene nuestra confianza para seguir manteniendo el cargo. Creemos que ha hecho una buena labor, aunque haya habido una mala dirección política.

–¿Se recuperará entonces la figura de los consejeros delegados en las empresas municipales?

–La idea es llegar a un consenso con todos los grupos para que haya consejeros delegados, pero eso no significa que vayan a ser remunerados, es algo que habrá que acordar valorando la situación financiera de cada empresa y viendo cuál es el momento oportuno. La figura del consejero delegado es necesaria como coordinación entre el gobierno y la empresa, pero la remuneración irá en base al consenso con el resto de grupos políticos y a que sea posible económicamente para la empresa.

–Un nombre que suena como consejero delegado de El Puerto Global es el de Eduardo Pardo, funcionario municipal.

–Eduardo ha sido propuesto por el PP, es una persona imparcial, al ser funcionario del Ayuntamiento, con grandes cualidades para impulsar uno de los retos del Ayuntamiento como es la implantación definitiva de la administración electrónica. Si podemos consensuar la figura del consejero delegado con el resto de los grupos, Eduardo Pardo tiene nuestro apoyo para ocupar ese cargo.

–La edil deVox Leocadia Benavente ha sido designada vicepresidenta de Apemsa. ¿Qué ha motivado este nombramiento, sin estar Vox en el gobierno y habiendo sido hasta ahora bastante crítico con algunas decisiones del equipo de gobierno?

–Leocadia es una persona con las suficientes cualidades y experiencia en el gobierno. Estuvo en el gobierno del PP que hizo el procedimiento de gestión de una sociedad mixta para Apemsa y tiene trayectoria para ocupar dicho cargo. Nosotros, con el objetivo de abrir el gobierno a los grupos que quieran participar, se lo ofrecimos como la persona que entendíamos con mayor capacidad para ocupar la vicepresidencia de Apemsa.

"Antonio Caraballo tiene mi confianza y es una persona a la que le pido opinión. Ha demostrado ser un gran gestor de lo público”

–Uno de sus colaboradores más estrechos en estos momentos es Antonio Caraballo, el polémico jefe de servicio del área municipal de Medio Ambiente. ¿Cuál va a ser exactamente su labor en el nuevo organigrama municipal?

–Tengo muy buena relación con la alta dirección del Ayuntamiento. Antonio tiene una experiencia y una capacidad técnica solvente y es una persona que ha demostrado durante muchos años ser un gran gestor de lo público. Mi vocación de gobierno es volcar la mayor responsabilidad en el aparato funcionarial, no me sirve que las decisiones políticas no se trasladen a lo administrativo. Él sigue siendo jefe de servicio pero tiene mi confianza y es una persona a la que pido opinión. Dentro de la futura reorganización del Ayuntamiento, que no será una decisión unliteral sino algo consensuado con el personal y el resto de fuerzas, Antonio es un jefe de servicio que teniendo edad para haberse jubilado, ha decidido seguir trabajando al haber encontrado con este gobierno nuevas motivaciones para acometer, de manera coordinada con el resto de departamentos municipales, la reorganización de la estructura municipal necesaria para hacer del Ayuntamiento una administración eficaz.

–Uno de sus principales candidatos, Carmelo Navarro, renunció a su acta en el pleno de organización municipal. ¿Se debió esta dimisión a las presiones de Ciudadanos por los asuntos judiciales que tiene pendientes?

–Carmelo Navarro es una de las personas con mayor calidad humana que me he encontrado en política. Era el mejor profesional para llevar a cabo las funciones de desarrollo económico y empresarial, tiene la vida resuelta y solo le motivaba la vocación de hacer de El Puerto una ciudad atractiva para la inversión empresarial. Cuando hice la candidatura la hice pensando en obtener una mayoría absoluta para gobernar y pacté con él que para que pudiera atender su empresa, teniendo dedicación parcial al Ayuntamiento. Como tenemos nueve y no trece concejales las labores de desarrollo económico tenían que ser de dedicación exclusiva, y él no podía dejar su empresa.

–Entonces, ¿no hubo presiones de Ciudadanos?

–A mi no.

–La nueva concejala será Blanca Merino. ¿De qué áreas se ocupará cuando se incorpore?

–Llevará Desarrollo Económico y Comercio y se incorporará en el próximo pleno extraordinario, el 2 de septiembre.

El primer edil portuense, en su despacho de Alcaldía. El primer edil  portuense, en su despacho de Alcaldía.

El primer edil portuense, en su despacho de Alcaldía. / Andrés Mora

–¿Cómo está siendo la convivencia con el socio de gobierno?

–El modelo que seguimos se parece mucho al de la Junta, donde no se distingue lo azul de lo naranja, sino que hay una unidad de acción bajo un programa de gobierno claro, pactado y planificado. La relación entre alcalde y concejales es inmejorable y estamos perfectamente coordinados.

"El Puerto está en una situación muy difícil y nadie entendería una situación de bloqueo”

–Siendo ustedes un gobierno en minoría el gran reto será el de buscar apoyos para cuestiones como la aprobación e los presupuestos municipales, por ejemplo. ¿Se trabaja ya en este sentido?

–Con un gobierno en minoría, entiendo que la ciudadanía ha votado consenso y acuerdos. Este mandato arrancó con una decisión histórica, que los portavoces tengan dedicación plena al Ayuntamiento, con la Seguridad Social cubierta y con un sueldo. Eso implica que las decisiones de ciudad sean compartidas entre las fuerzas políticas. Cuando tengamos un borrador de presupuesto lo primero que haremos será hablarlo con el resto de fuerzas. Nadie entendería situaciones de bloqueo, El Puerto está en una situación difícil como para que todos arrimemos el hombro y nadie se ponga a hacer política partidista sin mirar al interés de los ciudadanos.

–Hasta ahora, sin embargo, la sintonía con el resto de grupos no está siendo demasiado buena, con polémicas como la de los sueldos o la liberación de los portavoces...

–Se plantearon varias posibilidades, dentro de la ronda de contacto, y el PSOE en un principio se tiró al monte y negó la mayor. Luego rectificaron y pudimos, entre todos, sacar un pleno de organización que creo que ha sido un buen arranque de mandato.

–La plantilla de la limpieza se ha movilizado hace pocos días. ¿Teme usted un repunte de protestas laborales o de colectivos sociales en los próximos meses?

–No me lo planteo por ahora. Nuestro gobierno ha venido a dar soluciones a los problemas de la ciudad. Si la plantilla de limpieza tiene un conflicto, hay cauces laborales previstos para solventarlo, en este caso la Inspección de Trabajo y los tribunales de lo laboral. El derecho de manifestación es algo libre y si los trabajadores consideran que se tienen que manifestar, por mi no hay ningún problema.

"Que haya habido toros este verano ha sido un milagro. Ya estamos trabajando en el nuevo pliego de condiciones”

–Está terminando el verano ya la temporada taurina se ha podido salvar, aunque 'in extremis'. ¿Se trabaja ya en el nuevo pliego de condiciones?

–Que haya habido toros este año ha sido un milagro. Cuando llegamos nos encontramos unas obras paradas y sin financiación. También hubo problemas con las taquillas, con el suministro eléctrico del concesionario... Si no llegamos a solventar cada día cada problema surgido, no hubiera habido toros. Nos pusimos manos a la obra porque la temporada taurina es una fuente de riqueza para la ciudad. Aunque ha sido una temporada corta, ha habido toros este verano. En cuanto al futuro, ya estamos trabajando en la elaboración de un pliego que de estabilidad y continuidad a un proyecto que no solo abarque una buena temporada, sino que la plaza sea un espacio cultural, de ocio y cultural atractivo.

–¿Se recuperarán los grandes conciertos en El Puerto?

–Sí, en la Plaza de Toros y también en otros espacios. Este verano se planteaba la posible marcha del Puro Latino, porque necesitaban dos días y eso no era posible en Puerto Sherry. Hablando con los promotores consideramos que el festival no se podía perder y se habilitó la Ciudad Deportiva. Ha sido todo un éxito con la presencia de 38.000 personas en dos días, con un ejemplo de buen funcionamiento de la ciudad, tanto de los servicios de seguridad como de limpieza, en coordinación con los promotores. Fue un éxito digno de repetir.

Otro momento de la entrevista con este periódico. Otro momento de la entrevista con este periódico.

Otro momento de la entrevista con este periódico. / Andrés Mora

–Los pagos a colectivos han sido uno de los caballos de batalla del anterior mandato. ¿Se está poniendo orden en este asunto?

–Nos hemos encontrado con un gran problema por falta de gestión. Una de las primeras reuniones que tuve fue con la interventora, que me pasó un listado de casi 150 solicitudes de retenciones de crédito que estaban sin gestionar. El sistema de gestión no ha funcionado, tiene que cambiar y el área económica necesita recursos humanos y que haya una fiscalización previa, en la que los jefes de servicio puedan autorizar el gasto y la Intervención sea una unidad de fiscalización a posteriori, para que no se convierta en un cuello de botella.

–La reordenación de las márgenes del río es otra de las prioridades. ¿Cuándo se notarán los efectos de la Edusi en la ciudad?

–A 31 de diciembre tendrá que estar ejecutado un buen porcentaje de la Edusi, y nos la hemos encontrado virgen, sin ninguna ejecución, con el riesgo de tener que devolver hasta tres millones de euros si en los próximos meses no se sacan adelante una serie de proyectos. Hemos puesto la maquinaria en marcha para salvar la mayor cantidad de dinero posible. Pronto saldrá el proyecto de urbanización de la margen derecha, que va desde Milwaukee hasta la Casa del Mar. Hay que valorar con la APBC un convenio para reubicar los aparcamientos de la zona. El Puerto tiene que mirar al río de una vez por todas y el reto de ordenación para este mandato será culminar Pozos Dulces, reurbanizar el parque Calderón y culminar el paseo fluvial junto al río Guadalete.

"El puente hacia Valdelagrana no es un proyecto a corto plazo, primero hay que ordenar las márgenes del río”

–¿Y el puente hacia Valdelagrana?

–No es un proyecto a corto plazo. Primero hay que ordenar la margen derecha, la margen izquierda y la culminación será el puente.

–Otro de los grandes objetivos es la regularización de las ARGs. ¿Confía en que los propietarios colaboren con el Ayuntamiento?

–Sí, sin duda. Los vecinos son los mayores interesados. Tenemos a una auténtica profesional al frente de Urbanismo, Danuxia Enciso, con una gran cualificación. Eso nos da plena garantía para que se hagan todas las gestiones para que los procesos de urbanización avancen lo más rápido posible.

–¿Con qué cuestiones concretas se daría por satisfecho en el primer año de mandato?

–Nosotros venimos al gobierno con un plan. El primer año nos vamos a dedicar a organizar la casa, hacer las reformas necesarias en Urbanismo para que haya recursos suficientes; que el área económica no sea un cuello de botella; que se eliminen trabas burocráticas. Cuando el Ayuntamiento sea capaz de solucionar los problemas de los ciudadanos de manera casi automática las soluciones estarán mucho más cerca. Nos presentamos bajo un programa y lo vamos a cumplir en el mayor de los grados posibles. Tenemos además la vocación de intentar, con la mano tendida, que la acción municipal no se restrinja solo al gobierno. La ciudad es de todos, está en una situación en la que todos tenemos que arrimar el hombro... Yo me daría por satisfecho si la desde la oposición obtuviera la ayuda necesaria para mejorar la ciudad, mirando al futuro de El Puerto como referente de la provincia y de Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios