El Puerto

El instituto de Valdelagrana amplía sus plazas con dos módulos prefabricados

  • La medida palia la masificación que padece el centro, mientras se espera la construcción de un edificio anexo para albergar cuatro aulas nuevas · El IES Javier de Uriarte concluye su ampliación

La Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Educación, ha instalado dos módulos prefabricados en el patio del instituto público de Valdelagrana para incrementar su número de plazas y paliar así la "relativa masificación" que padece el centro, según comentaba ayer su director José Muñoz. De este modo, con los dos módulos, el instituto podrá contar con una clase adicional (se pasará de ocho a nueve unidades de Educación Secundaria) y un aula de diversificación.

Esta medida viene a ser un 'parche' mientras se espera el inicio de las obras de ampliación previstas por la Junta de Andalucía, que un principio deberían haber estado terminadas para este comienzo de curso. Sin embargo, en la situación en que se encuentran actualmente los trámites, la Delegación provincial de Educación ya apuntó antes del verano que las obras podrían comenzar el año próximo.

Esta ampliación supone la construcción de un edificio de dos plantas, anexo al actual, para albergar cuatro nuevas aulas (así, el centro pasaría de dos a tres clases por curso de Secundaria). El nuevo edificio tendría también espacio para cinco seminarios y una sala de apoyo a la integración. Y además, el instituto de Valdelagrana se convertiría en el primero de la ciudad -de titularidad pública- que contase con un comedor escolar.

Mientras, en la otra punta de El Puerto, el instituto público Javier de Uriarte (en el Poblado Naval de la Base de Rota) verá terminadas sus obras de ampliación a comienzos de este curso.

Al igual que en Valdelagrana, la nueva construcción albergará cuatro aulas de Educación Secundaria, además de otros cuatro despachos y servicios. Sin embargo, los trabajos han sido llevados a cabo por el Ministerio de Defensa, pues cuando se encargaron, el centro todavía era propiedad del Estado y no estaba aún en manos de la Junta de Andalucía.

Estas obras, que debieron estar listas el pasado curso, se comenzaron a tramitar por orden del segundo jefe del Estado Mayor de la Armada en junio de 2006, ante la alarma creada entre los padres del colegio contiguo Marqués de Santa Cruz (que también pertenecía a Defensa), al comprobar que muchos de sus hijos no tendrían cabida en el instituto. De hecho, se levantó cierta polémica porque, en un principio, el instituto dejó fuera a una quincena de alumnos que eran hijos de civiles y no de militares. Ambos centros fueron creados para satisfacer las necesidades educativas de los hijos del personal militar destinado en la Base, aunque también se permitía la escolarización de otros alumnos residentes en la zona Sin embargo esta discriminación, denunciada por el Ampa del colegio, no se llegó a producir tras la instalación de un módulo prefabricado en el patio del instituto, ampliando en 25 las plazas del centro.

Ahora, el nuevo director del instituto, Rafael Sánchez, quiere comprobar cuáles son las necesidades del centro para tratar de dar un uso alternativo a dicho módulo.

Los módulos prefabricados se comenzaron a instalar en El Puerto hace unos años en varios colegios públicos (las Dunas, Sericícola y el Juncal) ante la demanda de matrículas de algunos centros y a falta de nuevas edificaciones. En un principio, las asociaciones de padres se posicionaron muy en contra de estas aulas prefabricadas (se les llamaban barracones), pero ahora, desde la Flampa y desde los propios centros educativos se entiende que ofrecen las mismas características que un aula normal y no crean ningún perjuicio en la educación del alumnado. De hecho, aunque en principio fueran provisionales, ya son permanentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios