El Puerto

"Lo importante no es donde tenga la base el Vapor sino que vuelva a navegar"

  • El armador del Adriano III defiende sus planes para la emblemática motonave · Asegura que ofrecerá un servicio de rutas turísticas por la Bahía y el Guadalquivir enfocado a grupos y a touroperadores

Comentarios 21

Manuel Ramos Oliva es desde hace varios meses el administrador único de Motonaves Adriano SL, la sociedad propietaria del Vaporcito de El Puerto. Este empresario sevillano, aunque con vivienda en El Puerto (donde pasa largas temporadas), asegura que sigue trabajando por recuperar la motonave pero advierte que sus planes de negocio pasan por modificar el concepto de la embarcación. Así, de una línea regular entre El Puerto y Cádiz pasaría a ser un barco enfocado a realizar recorridos turísticos para grupos. A pesar de que el Vapor es un Bien de Interés Cultural (BIC), incide en que es una propiedad privada donde el armador debe buscar la rentabilidad económica.

-¿Qué planes tiene la empresa para el Vaporcito de El Puerto?

-El Vapor abandona el concepto de línea regular. Esto significa que no va a estar yendo y viniendo entre El Puerto y Cádiz porque para eso ya está el servicio de catamaranes. Esa línea regular es inviable desde el punto de vista económico por el elevado coste de combustible y la falta de viajeros. Lo que queremos es reorientar su servicio, que pasaría a ser un barco turístico, como hay en muchas ciudades, enfoncándolo para los grupos y en los acuerdos con touroperadores. Así, por ejemplo, si hay uno que tiene un autobús de ingleses que están en Jerez y quieren dar un paseo por la Bahía y tomar una copa a bordo nos encargaríamos de darle ese servicio. Pero, si nos piden que el barco pasee por el río Guadalquivir también se hará. Nuestra idea es de enfocarlo a los viajes concertados porque no podemos estar dando paseos con uno o dos viajeros. Eso son unos costes inasumibles.

-Pero, ¿seguirá siendo El Puerto el muelle base de El Vapor?

-Ese no es el problema porque lo importante es que el barco se recupere y navegue. Entendemos que si damos un servicio un día en Sanlúcar y al otro día en Chipiona o en Rota lo lógico es que el barco 'duerma' en uno de esos municipios, pero no hacer 24 millas para venir a El Puerto y, al día siguiente, hacerlo otra vez. No podemos dar viajes vacíos. Lo que se busca es optimizar el combustible y el personal.

-Pero, según estos planes, la embarcación podría dejar de ser el Vaporcito de El Puerto. De hecho el Ayuntamiento ya ha advertido que si por algo es el barco un Bien de Interés Cultural es por hacer la ruta desde la ciudad hasta Cádiz...

-El barco se llama Adriano III y hay que leerse bien la declaración de Bien de Interés Cultural. En ella se dice que la saga de los Adriano se inició en Sanlúcar de Barrameda con motivo de la exposición de 1929 haciendo el trayecto de Sevilla a Sanlúcar. Luego, empezó a cubrir la ruta entre El Puerto y Cádiz y se le llama el Vaporcito porque sustituyó a unos Vapores que cubrían esta línea. Pero creo que lo importante de todo esto es que el barco navegue, y cuanto más lo haga mejor. ¿Por qué hay que limitar su navegación? Es que parece que si el barco sale del Guadelete no es el Vapor. Ese razonamiento no lo entiendo. Lo lógico sería que todos colaboraran para ayudar por el buen fin del proyecto empresarial ya que puede ser un destacado elemento en el futuro turístico de la ciudad. Creo que en El Puerto se pueden hacer cosas en materia de turismo que no se están haciendo. La estrategia turística de El Puerto necesita una reestructuración y hasta que no la hagan no podrán contar con elementos a su disposición como este barco.

-El Ayuntamiento le ha realizado una propuesta sobre posibles líneas de colaboración. ¿Qué le parece?

-Analicemos una por una los puntos de la propuesta. Sobre el atraque provisional y precario en la plaza de Las Galeras, eso ya lo tenemos. Pero hay que tener en cuenta que si no se draga el río, el barco no podrá atracar. De hecho, en el último año no pudo salir varias veces cuando bajaba la marea. ¿De quién depende dragar? Del armador no. Eso lo debe hacer el municipio o la Autoridad Portuaria. Y, claro, si hay previsto hacer un puente es lógico que no se invierta dinero en dragar. El problema de ese atraque no es que sea precario sino que el barco no puede llegar a él. En cuanto al nuevo atraque, esta no es una propuesta del Ayuntamiento sino que es algo que el anterior armador negoció con Autoridad Portuaria. En un principio pedimos el atraque de la Belle de Cádiz pero no puede ser. Ahora, se quiere poner en el edificio donde está ahora Confecciones El Rubio y hemos mantenido contactos pero no hemos llegado a un acuerdo porque pide demasiado dinero. Existe la posibilidad de que el Ayuntamiento rescate la concesión pero es un tema que debe resolver el Ayuntamiento. El Consistorio dice también que va a hacer una plaza pero en eso no entramos porque no es de nuestra competencia. En cuanto a la señalización que dicen que podrían eso no es una colaboración. Hoy día hay muchos medios, sobre todo a través de las nuevas tecnologías, para indicar donde está el atraque. También habla de una campaña de publicidad pero eso no es tampoco una propuesta sino una idea. Y, además, quiero dejar claro que no queremos ningún tipo de publicidad en la embarcación. Queremos un barco de corte clásico sin romper su estética. Sí tendrá dentro un estand donde se podrán promocionar, por ejemplo, las bodegas.

-Motonaves Adriano le ha planteado al Ayuntamiento que compre o alquile el barco...

-Lo que le hemos dicho al Ayuntamiento es que si tienen claro como quieren explotar la embarcación que la alquilen o la compren. Simplemente eso. Lo que no puede es poner trabas a una empresa privada que solo trata de buscar una rentabilidad a un servicio que no olvidemos que ya no es un transporte.

-El alcalde llegó a decir semanas atrás que la sociedad únicamente buscaba subvenciones...

-El Ayuntamiento de El Puerto debería aprender del apoyo que hemos recibido de la Costa Noroeste. Hoy en día, el turista no viene solo a El Puerto sino que va también a Cádiz, a Chipiona o a Sanlúcar. Y si hubiera una puesta en común todos los municipios saldrían beneficiados. Hay que tener una visión amplia del turismo porque cuando alguien planifica su viaje a la Bahía lo hace buscando actividades en distintos municipios. Así, un día irá a Los Toruños y otro día irá a las bodegas. Para mí, a día de hoy, Sanlúcar tiene más tirón que El Puerto y no es una opinión mía. Recientemente ha estado por aquí el Tren Al-Ándalus donde iban a bordo 60 periodistas especializados en turismo. Al final del viaje, tras recorrer durante una semana toda Andalucía, les hicieron una encuesta sobre los cuatro sitios que más les habían gustado. El primero fue a las bodegas González Byass de Jerez; el segundo el espectáculo de la Real Ecuestre; tercero, comer en Bajo de Guía; y cuarto visitar el Coto. Esto demuestra que el concepto de turismo de playa está obsoleto. Yo vengo a El Puerto desde que nací y antes muchos se podían llevar dos meses de vacaciones en la ciudad. Pero ahora no. Se tienen 10 o 15 días y en ese tiempo quieres aprovecharlo por lo que el concepto cambia. Hay una mayor movilidad y mayor información por lo que los que ofrecemos servicios turísticos tenemos que llamar más la atención y tener un producto diferenciado e interesante. Un ejemplo. El Real Fernando, que hace recorridos por el Guadalquivir, tiene 90 plazas y siempre va lleno. Incluso hay que reservar y pagar con antelación. ¿Por qué no podemos hacer eso con el Vapor? Lo que hay que hacer es reorientar la actividad del barco aprovechando sus ventajas.

-¿Hasta que punto condiciona los planes de la sociedad tras la ayuda recibida del Grupo de Desarrollo Pesquero de la Costa Noroeste?

-Lo primero que hay que decir es que la ayuda no la ha dado el Ayuntamiento de Chipiona sino el Grupo de Desarrollo Pesquero de la Costa Noroeste que, casualmente, está presidida por el alcalde de Chipiona.

-Pero le condiciona a que tenga que navegar por la Costa Noroeste...

-Sí, pero eso ya estaba dentro de nuestra idea inicial. ¿Por qué no vamos a poder recoger a un grupo de turistas que haya en Chipiona?. Pero eso no quita que también podamos recogerlos en El Puerto. Desaparece el concepto de línea regular pero el barco navegará por donde haya demanda. Así, si nos llama, por ejemplo, un hotel de Sancti Petri recogeremos a los turistas en el lugar donde nos den más facilidades. ¿Qué condiciona el atraque de Las Galeras? Pues elementos tales como que no hay un calado suficiente y yo no le puedo decir a un grupo que no salimos porque está la marea baja. Mientras, en Chipiona ya nos han dicho que van a dragar la bocana del puerto. Eso son facilidades porque saben que el Vapor puede ser un reclamo turístico.

-¿Cómo va a quedar el Vapor?

-Originariamente tenía capacidad para 200 pero con la reforma se va a limitar a 150. Se incorporará una pequeña barra para que se puedan prestar servicios de hostelería y tendrá una pequeña tienda donde el turista pueda tomar una copa de vino o, incluso, pueda adquirir una botella o un recuerdo de la embarcación.

-Pero las obras de restauración del barco llevan paradas desde hace meses...

-Cuando trajimos el barco al varadero se comprobó que estaba mucho peor de lo que pensamos. Así no pudo cumplirse esa previsión inicial de que estaría listo en tres meses. Luego, tras analizarlo, vimos que había que contratar a un ingeniero, José Ruiz Cortes, que fue también quien se encargó de la reflotación, para analizar el barco a fondo y hacer un proyecto de adaptación. Así, vamos a utilizar la parte inferior del barco habilitando dos espacios interiores en popa y proa para que grupos de 20 personas puedan comer a bordo. Mantenemos un contacto permanente con la inspección de buques, un órgano dependiente del Ministerio de Fomento, para la ejecución del proyecto. Eso sí, la próxima semana está previsto que se retomen los trabajos.

-¿Qué plazos se maneja para que el Vapor pueda estar operativo?

-Ahora mismo no nos preocupa tanto el tiempo porque está claro que no va a estar listo para este verano que es el periodo más fuerte. Por eso esperamos que esté listo a lo largo del primer trimestre del año próximo. Creemos que podría estar para la Semana Santa del año próximo.

-Se han señalado que ha habido discrepancias con Cultura y con Capitanía Marítima por la remodelación de la embarcación...

-Nunca hemos tenido pega alguna ni de Cultura, ni de Capitanía Marítima ni de Inspección de Buques. De hecho, la delegada provincial, Yolanda Peinado, dijo que se está facilitando todo lo posible por parte de su organismo. Y no hay que olvidar lo que dijo ella. Es un BIC pero es mueble, es decir, es un barco que debe navegar, por lo que hay que tener una visión más amplia del turismo. Si el cliente está muy globalizado, permítanle al empresario que se mueva para que busque su rentabilidad, que eso será lo que establecerá la viabilidad del barco a largo plazo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios