El Puerto

¿Qué hacemos con los coches?

  • La progresiva peatonalización de calles en el centro obliga a replantearse el uso de los vehículos particulares · El Ayuntamiento busca alternativas para el estacionamiento en torno al casco urbano

Comentarios 43

Las distintas fases dentro del proyecto de Urbanismo Comercial que llevan a cabo de forma conjunta Ayuntamiento y Junta de Andalucía han supuesto el inicio del futuro modelo para el centro histórico, que apuesta por la progresiva peatonalización de las calles y la conquista de espacios para el peatón en detrimento de los vehículos. Tras estas actuaciones otros espacios han ido siguiendo este mismo modelo, como la recientemente reformada avenida de la Bajamar, que en el nuevo tramo será totalmente peatonal hasta la entrada en funcionamiento de unas cámaras de vigilancia que permitan el paso de servicios públicos y vehículos autorizados. Así las cosas, con espacios hasta ahora vitales para la circulación y ahora vetados a los coches como la plaza de España, los conductores han tenido que replantearse sus rutas habituales y buscar espacios alternativos para el aparcamientos, alternativas que ya casi siempre pasan por el pago de una tarifa.

A la dificultad que conlleva ya de por sí en estos momentos estacionar el vehículo en el centro de la ciudad se suman las próximas obras previstas en otros espacios vitales como la Plaza de Toros, en una de cuyas bolsas de aparcamiento se construirá un aparcamiento subterráneo de 700 plazas cuyas obras se iniciarán a principios del mes de septiembre. Este aparcamiento será ejecutado por la empresa municipal Impulsa El Puerto y el plazo de ejecución es de 18 meses. Teniendo en cuenta las molestias que van a suponer estas obras y la imposibilidad de estacionar en la zona mientras duren las obras, el Ayuntamiento ha decidido habilitar durante los trabajos un espacio alternativo para el aparcamiento en la bodega Campbell, en la calle Valdés, también propiedad de Impulsa El Puerto.

Otro de los proyectos que acometerá la empresa municipal a corto plazo será la construcción de un aparcamiento de 600 plazas en la zona de Pozos Dulces, que sustituirá al actual aparcamiento en superficie de la zona, que ofrece poco más de 200 plazas. Este nuevo aparcamiento subterráneo no comenzará a ejecutarse en tanto no esté terminada la pasarela peatonal que el Ayuntamiento va a construir entre la calle Luja y los terrenos portuarios de la margen izquierda, obras que comenzarán este mismo verano y que tendrán un plazo de ejecución de seis meses. No será por tanto a hasta principios de 2011 cuando pueda estar de obras el nuevo parking subterráneo de Pozos Dulces, que supondrá además una ambiciosa reordenación de toda la entrada a la ciudad.

A la espera de que se terminen de construir estos aparcamientos, todos ellos de pago, las alternativas actuales pasan por las bolsas de estacionamiento existentes en la explanada del Monasterio de la Victoria y la estación de Renfe o las que se distribuyen a lo largo de la avenida de la Bajamar, que en total suman cerca de 1.300 plazas, también de pago aunque en este caso las tarifas no van por fracciones de tiempo sino que se paga un precio único independientemente del tiempo que se tenga allí el vehículo.

Con la eliminación de numerosas plazas de aparcamiento también en el Barrio Alto de la ciudad, con la ampliación de las aceras en calles como Cruces, Santa Clara o San Sebastián, se echa también en falta un buen aparcamiento en el Barrio Alto, una propuesta que está aún en el aire aunque ya el Ayuntamiento ha avanzado que Impulsa negociará con los vecinos de la barriada Durango la posible compra de sus plazas privadas de aparcamiento para mejorarlas y habilitar un aparcamiento público. Y mientras la mayoría de los ciudadanos encuentran tantas dificultades para estacionar en el centro, la campaña de tickets gratuitos en los comercios no ha tenido el éxito esperado precisamente por falta de colaboración de los comerciantes, algo incomprensible cuando la falta de aparcamiento es uno de los grandes problemas que encuentran los ciudadanos para hacer sus compras en el centro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios