El Puerto

"La genética importa, pero no más que el ambiente de crecimiento"

  • El ginecólogo Ignacio Romero habla de su experiencia profesional en el VII Encuentro de la prensa

El doctor Romero Meynet, durante el encuentro celebrado ayer en el bar-restaurante Zaccaría. El doctor Romero Meynet, durante el encuentro celebrado ayer en el bar-restaurante Zaccaría.

El doctor Romero Meynet, durante el encuentro celebrado ayer en el bar-restaurante Zaccaría. / fernandez hortelano

El último estudio de la maternidad, realizado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en 2016, asegura que en la provincia de Cádiz las mujeres tienen su primer hijo a los 29 años. En este estudio, donde también se recogen datos de otras provincias, Cádiz es el segundo lugar donde las jóvenes se animan antes, tan sólo superado por Almería, Ceuta y Melilla, donde la media se sitúa en los 28 años. Mientras, en el resto de España, la edad media en la que por primera vez se cambian los pañales oscila entre los 30 y los 32 años.

Más allá de estos datos está claro que hoy en día traer un hijo al mundo no es tarea fácil. No obstante, tampoco es una tarea imposible tal y como opina el doctor Ignacio Romero Meynet, ginecólogo y director de la unidad de reproducción asistida del hospital Puerta del Sur, en Jerez, quien ha sido el invitado a la VII edición de Encuentros de la prensa celebrado en el bar-restaurante Zaccaría (calle Luna, 17).

En la actualidad la mayoría de casos de infertilidad vienen motivados por la edad

Según ha explicado en esta aproximación, donde mensualmente los periodistas locales conversan con personajes destacados, "esta situación viene en parte provocada por los hábitos que tenemos y que deberíamos cambiar, como la alimentación, el estrés, el alcohol o el tabaco". En este último punto, según ha explicado el profesional, la cosa está cambiando. "El tema de la edad es muy importante", aclara el doctor Romero Meynet. "Tradicionalmente el problema de la esterilidad venía dado por el hombre, concretamente en un 25%-30% de los casos. Ahora los principales casos de esterilidad vienen dados por la avanzada edad de los padres", aclara el facultativo, quien, desde el punto de vista de su responsabilidad profesional establece en 55 años la edad límite para someterse a un tratamiento de fecundación, a pesar que legalmente no exista dicho impedimento,

Desde el punto de vista de Romero Meynet, a quien lo avalan más de 20 años de experiencia, "España es uno de los países a la cabeza de la reproducción asistida. Tenemos buenos profesionales y técnicas avanzadas", explica. "Ahora mismo esta técnica va de la mano junto con la ginecología y la obstetricia, pero dentro de 10 o 15 años se habrá convertido en una especialidad independiente".

En este último punto destacan algunos tratamientos un tanto polémicos como la gestación subrogada -sólo permitida en algunos países- o bien la donación y congelación de óvulos. "Aquí la polémica que se genera no tiene nada que ver con la Iglesia. España es muy católica, y a la vez estamos muy avanzados en este tema". No obstante, a pesar de cualquier tratamiento, el doctor ha resaltado la importancia de los valores y la educación inculcados: "La carga genética es muy importante, pero también son determinantes el ambiente y el entorno donde crece el niño".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios