El Puerto

La empresa Serecop ya es historia

  • Ayer se aprobó la refundación de esta empresa municipal, que pasará a ocuparse de la comunicación municipal · La oposición califica la nueva sociedad como la encargada del "autobombo" del PP

Serecop ya es historia. Esta empresa municipal ha pasado a denominarse El Puerto Global SLU, un nombre que será oficial una vez se realice su inscripción en el Registro Mercantil. Será el primer paso para la refundación de una sociedad municipal que perdió en 2004 su atribución originaria, la gestión de los tributos municipales. Mantendrá sus actuales responsabilidades tales como los servicios informáticos municipales, el servicio de notificaciones, la oficina técnica catastral y el registro de solares, entre otras. Pero a estas se le añadirán competencias en materia de comunicación. No en vano, se prevé que esta empresa asuma la creación de las futuras radio y televisión municipal. Y será la encargada de gestionar, además, toda la publicidad institucional. De hecho la concejala de Izquierda Unida Pepa Conde llegó a calificarla como la " nueva superwoman" de las empresas municipales.

En la tarde de ayer se celebró una reunión de la junta general de la empresa municipal (un órgano de gobierno que está conformado por todos los concejales de la Corporación Municipal) para modificar sus estatutos, entre lo que se encontraba su cambio de denominación y de objeto social. Los grupos de la oposición coincidieron en el argumento para cuestionar esta decisión. Se reformará la sociedad municipal para que el equipo de Gobierno tenga un instrumento de "propaganda". La portavoz de Izquierda Unida llegó a señalar: "El dinero público no debe servir para vender la política de ningún partido político". Mientras, Ignacio García de Quirós (PSOE) advirtió: "Es una operación excesiva de publicidad y autobombo".

La refundación de Serecop salió adelante gracias a los 13 votos del equipo de Gobierno por los 10 en contra de la oposición (dos ediles, Silvia Gómez y Ángeles Mancha no asistieron por motivos de salud).

Pero no fueron los estatutos de Serecop los únicos que se modificaron en la tarde de ayer. Así se convocaron también juntas generales para hacer lo propio con los reglamentos del resto de empresas municipales (Impulsa, Suvipuerto y Apemsa). Lo que se ha realizado durante más de un año ha sido una "homogeneización" de todos los estatutos.

Los grupos de la oposición coincidieron en los reproches a lo aprobado ayer: la "falta de consenso" en su elaboración, la representatividad de los grupos en los consejos de administración, la ausencia de representantes vecinales en estos órganos y la ampliación de competencias y retribuciones para los consejeros delegados.

Sobre la elaboración de los estatutos, tanto el alcalde, Enrique Moresco, como la portavoz del PP, Patricia Ybarra, coincidieron en afirmar que ha sido una batalla sin ganadores ni vencidos. "Son unos estatutos que no gustan a nadie pero que tiene aportaciones de todos", dijo Ybarra. En respuesta, PSOE, IU e IP advirtieron que se han rechazado sus propuestas de "mayor calado".

Los miembros de los consejos de administración de cada una de las empresas se elegirán a principios de cada mandato municipal. El equipo de Gobierno garantiza que todos los grupos tendrán algún representante en este órgano (aunque esta cuestión no venga especificada en los estatutos) pero la distribución no se hará de forma equitativa al número de votos sino en función del reparto que determine la junta general.

En cuanto a la ausencia de representantes de asociaciones de vecinos y sociales de la ciudad en los consejos de administración, el equipo de Gobierno reiteró que esta cuestión fue desaconsejada por informes técnicos (tanto del secretario municipal como del Registro Mercantil). En su lugar, se creará un nuevo órgano donde sí tendrán cabida y que será de carácter consultivo. Se elaborará un reglamento para establecer su composición y ayer se adelantó que se reunirá días antes de los consejos de administración para que opine de los asuntos que posteriormente se abordarán en él. Para la oposición no se ha sido "valiente" en abrir las empresas municipales a la participación ciudadana. En cambio, para el equipo de Gobierno es un "primer paso". Este aspecto fue votado en contra por el PSOE y contó con la abstención de IP e IU.

En cuanto al refuerzo de la figura del consejero delegado (que tendrá potestad para cerrar contratos de hasta 225.000 euros sin el consentimiento previo del consejo de administración), los grupos de la oposición lo cuestionaron advirtiendo, incluso, que se le dará demasiada libertad. Por contra desde el Gobierno municipal se apuntó que se fijó esta cifra por mejorar la "operatividad" de las empresas y puntualizó que no tendrá "libre disposición" de esta cifra, sino que estará "regulada". Los estatutos prevén también que el consejero delegado perciba una retribución económica por su trabajo (antes no la tenía). No será un sueldo fijo sino unas dietas que se acordarán en la próxima reunión de las juntas generales (fijadas para el mes de junio).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios